El Papa expresa su dolor y alta preocupación

La Iglesia bajo ataque del gobierno de Ortega. Obispo arrestado

11:30, 21 agoCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 21 AGO - La situación en Nicaragua es cada vez más difícil para la Iglesia y hoy llega, incluso, el llamado del papa Francisco: "Sigo de cerca con preocupación y dolor la situación creada en Nicaragua que involucra a personas e instituciones".
    "Quisiera expresar mi convicción y mi esperanza de que a través de un diálogo sincero aún se pueden encontrar las bases para una convivencia respetuosa y pacífica", dijo el Pontífice en el Angelus, pidiendo rezar a Dios para que "inspire esta voluntad concreta en el corazón de todos".
    Desde hace meses, el régimen de Daniel Ortega ha puesto en jaque a la Iglesia. Uno de los primeros movimientos fue la expulsión del Nuncio, embajador del Papa, en marzo de este año.
    Luego la expulsión de las órdenes religiosas incluidas las Hermanas de Madre Teresa.
    En las últimas horas se registra la detención de un obispo, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, titular de la diócesis de Matagalpa. El Papa Francisco espera que la Iglesia local sepa perdonar todo esto: "Jesús nos insta a entrar por la puerta estrecha, lo que significa seguirlo en el amor, como hace quien sufre por la fe, pero sigue orando y amando, respondiendo al mal con el bien y encontrando la fuerza para perdonar", dijo, comentando el Evangelio de hoy.
    Muchas de las conferencias episcopales del mundo, incluida la CEI (Italia), están lanzando llamamientos para que se garantice la libertad de culto.
    Los ataques contra sacerdotes y religiosos comenzaron en abril de 2018, en el contexto de una profunda crisis social y política. "También se cancelaron los permisos de residencia de sacerdotes extranjeros y se expulsó a 101 grupos caritativos", informa el director de la fundación católica ACS-Italia, Alessandro Monteduro.
    "En este clima opresivo, la acusación que se está trasladando a la Iglesia católica es intentar una reconciliación entre el gobierno y la oposición. Se ha convertido en blanco de ataques y represalias también por haber dado cobijo en sus edificios a manifestantes que exigían la liberación de los presos políticos", amplió Monteduro.
    Las razones dadas por la policía sandinista para la detención de monseñor Rolando José Alvarez recuerda la necesidad de "recuperar la normalidad para los ciudadanos y familias de Matagalpa". Las jornadas de oración, rosarios y transmisiones a través de las redes sociales fueron consideradas "actividades desestabilizadoras y provocadoras", para las que el gobierno argumentó que "era necesario restablecer el orden público".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en