Iglesia italiana exige libertad de culto

Solidaridad con la Conferencia Episcopal nicaragUense

12:13, 20 agoROMARedacción ANSA
(ANSA) - ROMA, 20 AGO - La Conferencia Episcopal Italiana se solidariza con la Iglesia de Nicaragua sometida a "duras persecuciones" y lanza un llamamiento para que se garantice "la libertad de culto y de opinión no sólo a los miembros de la Iglesia Católica, sino a todos los ciudadanos" en el país.
    Así lo escribe el cardenal presidente Matteo Zuppi en un mensaje de cercanía a monseñor Carlos Enrique Herrera Gutiérrez, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.
    Sobre la detención del obispo Rolando José Alvarez Lagos, Zuppi subraya: "Este es un hecho muy grave, que no nos deja insensibles y que nos induce a mantener la atención en alto".
    "Con consternación e incredulidad recibimos noticias de las duras persecuciones que el pueblo de Dios y sus pastores están sufriendo por la fidelidad al Evangelio de justicia y paz", escribe el cardenal Zuppi a su hermano de Nicaragua.
    "En las últimas semanas hemos estado siguiendo con preocupación las decisiones tomadas por el gobierno hacia la comunidad cristiana, implementadas también mediante el uso de la fuerza por parte de las fuerzas militares y policiales", acota el prelado italiano.
    Sobre la detención de Alvarez Lagos, obispo de Matagalpa, junto a otras personas, entre ellas sacerdotes, seminaristas y laicos, Zuppi subraya: "Este es un acto muy grave, que no nos deja insensibles y que nos induce a mantener la atención alta sobre lo que les sucede a estos hermanos nuestros en la fe".
    "Las circunstancias y el contexto de estas detenciones suscitan una particular aprensión no sólo porque se dirigen contra cristianos a los que se les impide el ejercicio legítimo de sus creencias, sino porque se insertan en un momento en que los más elementales derechos humanos parecen estar seriamente amenazados. Nos unimos a las demandas de la comunidad internacional, que también han encontrado una voz en las recientes declaraciones del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres", enfatiza en la misiva.
    La Conferencia Episcopal de Nicaragua dijo este viernes sentir "con profundo dolor" el arresto del obispo Rolando Álvarez, quien fue sustraído en la madrugada por agentes policiales de la curia episcopal de la Diócesis de Matagalpa (norte), donde estaba confinado desde hacía 15 días.
    "Hoy sentimos con profundo dolor esta herida que sufrimos como Iglesia en Nicaragua y oramos por nuestro hermano monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa", señaló el Episcopado nicaragüense en una declaración.
    La Policía Nacional, que dirige Francisco Díaz, consuegro del presidente Daniel Ortega, confirmó que realizaron un operativo en la madrugada en la sede episcopal de Matagalpa, en la que sacaron contra su voluntad a Alvarez y a sus colaboradores, y luego los trasladaron a Managua.
    La captura de Alvarez, precedido por el arresto de tres sacerdotes, es el capítulo más reciente de una historia de 43 años de desencuentros entre la Iglesia católica nicaragüense y los sandinistas encabezados por el dictador Daniel Ortega.
    El régimen de managua ha calificado de "terroristas" a los obispos nicaragüenses que actuaron como mediadores de un diálogo nacional que buscaba una salida pacífica a la crisis que vive Nicaragua desde abril de 2018.
    La situación en Nicaragua empeoró considerablemente tras las controvertidas elecciones de noviembre pasado en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en