La guerra en Gaza sigue, Israel no dará tregua

Niño de 6 años muere por cohetes, eliminados altos mandos Hamas

La guerra en Gaza sigue, Israel no dará tregua
La guerra en Gaza sigue, Israel no dará tregua (foto: EPA)
17:56, 12 mayTEL AVIVRedacción ANSA

(ANSA) - TEL AVIV, 12 MAG - La guerra entre Israel y Hamas no se detiene y en su segundo día, el conflicto de hecho se amplía, con el estado judío decidido a continuar "el tiempo que sea necesario".
    Las esperanzas de una tregua parecen escasas, a pesar de que el gobierno de Estados Unidos de Joe Biden envió a la región a Hady Amr como representante para el conflicto israelí-palestino para reunirse con las partes y buscar una desescalada.
    Pero sobre el terreno la situación sigue empeorando. Frente a más de 1.200 cohetes llegados desde Gaza -siete víctimas israelíes hasta ahora, incluido un niño de seis años baleado en Sderot, un balance bajo gracias al sistema de defensa Iron Dome-, el ministro de Defensa, Benny Gantz, dijo que Israel no está listo para un alto el fuego.
    Desde la Franja -donde las víctimas son al menos 53, "comprendidos 14 niños y menores, y tres mujeres", según los datos del Ministerio de Salud local- Hamas y la Yihad Islámica han elevado el tiro al disparar 15 cohetes en dirección a Dimona, donde hay un sitio nuclear israelí.
    Pero también hacia Beer Sheva en el Negev y por la noche alrededor de Tel Aviv.
    Israel respondió eliminando a importantes líderes militares de Hamas en una operación conjunta entre el ejército y el Shin Bet.
    Un golpe que centró a hombres muy cerca del jefe del ala militar de Hamas, las Brigadas Al Qassam, Mohammed Deif. Entre ellos Bassem Issa, jefe de las Brigadas en la ciudad de Gaza, y el jefe de producción de armas, Jamal Zabadeh. "Esto es sólo el comienzo", amenazó el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y agregó que Israel infligirá "a la organización terrorista golpes que ni siquiera puede imaginar".
    Anteriormente, un cohete antitanque de Hamas golpeó un jeep militar justo más allá de la frontera, causando tres heridos graves: uno de ellos, el soldado Omer Tabib, de 21 años, murió más tarde en el hospital a causa de sus heridas. Las otras víctimas en Israel también incluyen a un padre y una hija árabes que fueron baleados mientras estaban en un automóvil y un cuidador extranjero. Durante todo el día hubo un constante lanzamiento de cohetes desde Gaza, especialmente contra las comunidades israelíes cercanas a la Franja, incluidas las ciudades de Ashkelon y Ashdod.
    El sistema Iron Dome, según datos del ejército, interceptó alrededor del 85% de los cohetes, mientras que 200 explotaron dentro de la Franja.
    Israel tomó represalias con ataques masivos que alcanzaron unos 500 objetivos militares (comprendido un edificio de 10 pisos, conocido como la sede de la inteligencia de Hamas) y acusó a las facciones palestinas de poner sus sitios de producción de armas "en el corazón de áreas civiles".
    "Las organizaciones terroristas -acusó el ejército- colocan deliberadamente objetivos militares en el centro de zonas densamente pobladas de la Franja".
    El aire que se respira en Israel es el de un conflicto que está destinado a prolongarse. Lo demuestra, entre otras cosas, la decisión del Comando del Frente Interno de cerrar las escuelas en el centro y sur de Israel durante toda la semana.
    Así como fueron limitadas las aperturas de comercios que no tienen acceso directo a los refugios y las reuniones de personas: no más de 10 al aire libre y no más de 100 adentro. Y esta vez no por el Covid.
    La comunidad internacional está presionando para que se vuelva rápidamente a la calma, pero las posiciones no parecen converger.
    Por ahora, el único aliado firme con Israel fue Alemania, que condenó los ataques con cohetes contra las ciudades israelíes y argumentó enérgicamente que los israelíes tienen derecho a defenderse.
    "La grave escalada en Israel y en los Territorios Palestinos Ocupados, incluido el fuerte aumento de la violencia en Gaza y sus alrededores -dijo el jefe de diplomacia de la UE, Josep Borrell- debe detenerse. Europa -prosiguió- está consternada por la gran cantidad de muertos y heridos civiles, incluidos niños.
    La prioridad debe ser proteger a los civiles". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en