El sueño de la paz

Del kibutz a acuerdos Oslo, carrera entre éxitos y dificultades

08:04, 28 sepTEL AVIVRedacción ANSA

(ANSA) - TEL AVIV, 28 SET - El ex presidente israelí y premio Nobel de la Paz 1994, Shimon Peres, murió hoy como consecuencia del ACV que había sufrido hace dos semanas. Tenía 93 años.
    A lo largo de una extensa carrera política Peres logró alcanzar récords poco comunes de popularidad en el país sólo cuando tuvo una avanzada edad.
    Shimon Perski (el nombre que en el 1923 había recibido en Polonia, donde nació) comenzó a emerger como un joven destacado mientras trabajaba en la empresa agrícola laborista de Ben Shemen.
    Allí su talento llamó la atención a los emisarios de David Ben Gurion, futuro fundador del Estado de Israel.
    Mientras sus compañeros de edad luchaban en la guerra de independencia (1948-49), Peres estaba en el exterior y se ocupaba de comprar armas para ellos: era sin duda un rol importante, aunque por medio siglo debió convivir con la fama de haber hecho lo posible con tal de evitar el frente.
    A los 30 años fue nombrado director general del ministerio de Defensa, cargo en el que vivió la guerra del Sinai del 1956.
    Junto a los ingleses y franceses sentó las bases para la construcción de la central atómica de Dimona (Neghev).
    Siendo un "halcón" laborista se mantuvo muy cerca de Ben Gurion: primero en la oposición, luego -en el 1967- en el gobierno de unidad nacional.
    En la Guerra de los seis días debía ser el ministro de Defensa. Sin embargo, el cargo quedó en las manos de Mosche Dayan.
    Siete años después, tras la guerra del Kippur, tanto Dayan como la premier Golda Meier debieron tirar la toalla a raíz de una oleada de protestas populares. Ese momento marcó para Peres una nueva cita con la historia. Pero desde Washington apareció el brillante embajador Yitzhak Rabin, quien fue el hombre que terminó asumiendo el liderazgo laborista.
    Entre el 1974 y el 1977 Peres estuvo a cargo del ministerio dela Defensa. No se llevaba bien con Rabin, quien debió renunciar tras descubrirse que su mujer Lea tenía una cuenta en un banco en dólares que había dejado abierta en Estados Unidos.
    La renuncia de Rabin le abría las puertas al poder. Pero sorpresivamente el 17 de mayo del 1977 el líder de la derecha nacionalista Menachem Begin logró ganar las elecciones, tras haber transcurrido décadas en la oposición.
    Finalmente, en el 1984 Peres logró ser nombrado jefe del gobierno, aunque por la mitad, o sea en rotación con el conservador Yitzhak Shamir. Esos fueron los años en los que el "halcón" laborista Peres comenzó a convertirse en una "paloma".
    En el 1992 Rabin logró que los laboristas recuperasen el poder, mientras entre las bambalinas Peres impulsaba las negociaciones para llegar a los acuerdos de Oslo: la gloria terminó sin embargo en las manos de su rival del partido, con quien dividió el Nobel de la paz.
    En noviembre del 1995 Peres y Rabin compartían una marcha por la paz en Tel Aviv: un terrorista judío dejó que Peres pasase por el lugar donde se encontraba y luego disparó contra Rabin provocando su muerte.
    Llegaron las elecciones políticas del 1996, todo parecía indicar que iba a ganar Peres: no fue así, por muy poco el ganador terminó siendo el conservador Benyamin Netanyahu.
    Para Peres tampoco fue fácil alcanzar la presidencia del país. Lo logró sólo en el 2007: a partir de allí se convirtió en un icono de Israel en el mundo.
    Peres había iniciado su carrera ayudando a los colonos, pero con los acuerdos de Oslo se convirtió en el principal promotor de la paz con los palestinos.
    En los últimos años terminó por otra parte siendo un punto de referencia clave para el país: muchos líderes extranjeros, o religiosos, además de intelectuales, científicos o artistas iban a visitarlo a Jerusalén.
    "Quiero que nuestro país esté basado en sus raíces históricas muy profundas, pero también que se proyecte hacia el futuro, hacia los éxitos de la ciencia". (ANSA)

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en