Caen los nacimientos en el país un 23 por ciento

Durante 2021, se registran cuatro veces menos en una década

Menos bebés en México, los nacimientos caen un 23% en un año
Menos bebés en México, los nacimientos caen un 23% en un año (foto: ANSA)
18:27, 23 sepCIUDAD DE MEXICOPor Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 23 SET - Los nacimientos en México siguen en picada, al caer 23% durante 2021, lo que implica cuatro veces menos que en la década anterior, de acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), un ente autónomo del gobierno.
    El reporte oficial indica que en México se registraron el año pasado 1.912.178 nacimientos, frente a los 2.498.880 de 2012, lo que constata que la nación latinoamericana está pasando por una acelerada fase de envejecimiento que plantea numerosos desafíos para temas como la seguridad social, las jubilaciones y el cuidado de los ancianos.
    Hace varias décadas el gobierno lanzó una agresiva campaña mediática bajo el lema "La familia pequeña vive mejor", lo que permitió reducir drásticamente el índica de nacimientos que cayó de 77,8 a 55,6 por cada mil mujeres en edad reproductiva entre 2012 y 2021.
    El informe del INEGI señala que los estados con más nacimientos fueron el de México, vecino a la capital y el más poblado del país, con 217.083, el sureño de Chiapas con 148.978 y el occidental de Jalisco con 127.873.
    Los estados con las tasas más altas de nacimientos se ubican en la zona sur como Guerrero y Chiapas, donde también se registran los niveles más grandes de pobreza y el céntrico de Zacatecas, uno de los tradicionales expulsores de migrantes hacia Estados Unidos.
    Las más bajas corresponden al estado norteño de Baja California Sur, al sureño de Yucatán y a la capital.
    El reporte indica que 88,4% de los partos totales fue atendido en un hospital o clínica, y sólo 4,8% en viviendas particulares por parte de enfermeras o parteras.
    El registro de nacimiento fue gestionado por ambos padres en 80,9% de los casos y por la madre solamente en 14,5%.
    La caída de la natalidad es una tendencia a nivel mundial pero representa un mayor reto para los países pobres como México. Algunos países siguen registrando crecimiento poblacional como en Africa, pero las tasas de fertilidad están disminuyendo casi en todos los otros países, por lo que los demógrafos pronostican para las próximas décadas un descenso constante, lo que reduciría la presión sobre los recursos y se atenuaría el impacto al cambio climático, según expertos.
    Sin embargo, el envejecimiento demográfico en México plantea grandes necesidades de cuidado de la población anciana, a cargo hasta ahora de las mujeres solteras de las familias, que hasta hace unos lustros eran más numerosas.
    En México, la población de 60 años y más supera ya a la de menores de cinco años y se proyecta que para 2050 sea incluso mayor al grupo de jóvenes menores de 15 años, lo cual refleja el avance acelerado de este proceso, según algunos estudios.
    Al igual que en otros países de la región, el incremento en la esperanza de vida de las personas no necesariamente se traduce en que sea saludable, pues que una persona que llega a los 60 años alcanzaría a vivir, en promedio, otros 22 años, pro sufriendo una o varias enfermedades o pérdida de funcionalidad y merma en calidad de vida y bienestar.
    Emily Max Monroy, investigadora del Instituto Nacional de Geriatría, considera que por ello "es necesario comprender que se requiere la intervención de otros actores -el Estado, la comunidad y el mercado- como corresponsables del cuidado", pues que la familia muestra "limitaciones para satisfacer las necesidades de sus miembros mayores".
    Actualmente, se proyecta una iniciativa de reforma a los artículos 4º y 73 de la Constitución para que el Estado adquiera el compromiso de "garantizar el derecho al cuidado digno, con base en el principio de corresponsabilidad entre mujeres y hombres, las familias, la comunidad y el mercado" y la creación de un Sistema Nacional de Cuidados.
    Sin embargo, reconoce que "ante un Estado que no es garante de servicios de cuidados, las condiciones para satisfacer las necesidades de cuidado" siguen estando en la familia y en la comunidad, pero esto no puede continuar en forma indefinida, sino es necesario cambiar la situación para las próximas décadas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en