Se desploma el tráfico de marihuana a EEUU

Legalización de la droga en el Norte ha impactado negocio

13:31, 27 mayCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 27 MAG - El tráfico de marihuana desde México hacia Estados Unidos se ha desplomado en más del 100% si se considera la caída que han registrado las incautaciones entre 2020 y 2021, por parte de la Agencia de Protección Fronteriza del país vecino (CBP, siglas en inglés).
    De acuerdo con información publicada por el diario mexicano Milenio, con base en datos oficiales de esta y otras fuentes oficiales, durante 2020 se confiscaron 227.000 kilos de cannabis y para 2021 la cifra se redujo a 96.000 kilos, y la tendencia se aprecia también en los primeros cuatro meses de este año.
    La legalización de la marihuana para uso recreativo en 18 de los 50 estados, más la capital, de la Unión Americana, impulsó la producción de droga de mayor calidad, por lo que para los estadounidenses es más fácil adquirirla a la luz del día en lugares accesibles que acudir a comprarla a callejones o barrios de mala muerte exponiendo su vida.
    Además, los consumidores ahora prefieren comprar una variedad mayor de marihuana que comprar la procedente de México, cuyo control de calidad es mínimo y que puede provocarles algunos efectos secundarios e incluso un impacto distinto en su organismo.
    Paradójicamente a nivel federal es todavía un delito el uso lúdico de esta droga suave entre los adultos, y técnicamente es una sustancia controlada junto con otras sustancias más poderosas como la heroína.
    No obstante, la policía ya no va detrás de las personas que atrapa con pequeñas cantidades de marihuana o cuando están fumando un porro porque lo considera un desperdicio de recursos.
    "La preferencia por la marihuana elaborada en este país se debe en gran medida a que el panorama nacional continúa evolucionando a medida que los estados promulgan referendos electorales y legislación sobre la posesión, uso y cultivo" de la droga, señaló la DEA.
    Según la agencia estadounidense, la mala noticia para los cárteles mexicanos es que "seguirá la expansión del mercado legal" pues el gobierno estadunidense prevé aumentar la aprobación de licencias para los cultivadores en un 400%.
    En contrapartida, las incautaciones de drogas sintéticas hacia Estados Unidos, como las metanfetaminas (entre ellas el popular "cristal") siguen un ritmo constante, con cifras de entre 70.000 y 80.000 kilos por año.
    De acuerdo con Milenio, "la capacidad de los cárteles para competir en el mercado de la marihuana en Estados Unidos está disminuida" debido a su "droga de mala calidad".
    De acuerdo con la DEA, la planta cosechada en los campos mexicanos suele ser clasificados como "grado comercial" o "grado bajo" y es muy inferior "a la marihuana producida en los Estados Unidos o en Canadá".
    Aunque en México la Suprema Corte dio luz verde a la legalización de la marihuana para fines recreativos a fines de julio del 2021, unos meses después de ser aprobada por el Congreso, aún hay problemas con las normas secundarias por cuanto hasta hace solo unas semanas sólo se permitía portar 5 gramos de la droga.
    Además, existen muchas restricciones para cultivar la planta y aún está perseguida judicialmente la producción del cannabis, de manera que resulta difícil para un consumidor adquirirla en comercios establecidos.
    No obstante, las bandas criminales siguen en el negocio para evitar perder este nicho de mercado, a pesar de que saben que sus días están contados, aunque aún apuestan por el mercado interno.
    Durante el pasado 20 de abril, proclamado el Día Mundial de la Marihuana, los activistas y defensores de los derechos humanos lanzaron reproches al gobierno por su "falta de voluntad política" para regular el consumo.
    Mientras tanto se acumulan las iniciativas en el Congreso, algunas de ellas que dicen con "visión de derechos humanos", según sus autores, que buscan que la ley aclare cuántas plantas puede cultivar cualquier usuario para autoconsumo.
    Miembros del Plantón 420, que desde hace dos años y casi tres meses realizan una sentada frente a la sede del Senado, estiman que el panorama "es complicado todavía porque falta comprensión por parte de parte de la sociedad" y el gobierno mantiene un enfoque "conservador" sobre el asunto a pesar de presumir que es "de izquierda. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en