Récord de capturas de extranjeros en México

Entre enero y noviembre se detuvo a más de 252.000 migrantes

Caravana de migrantes, frente a policías mexicanos
Caravana de migrantes, frente a policías mexicanos (foto: ANSA)
15:57, 30 dicCIUDAD DE MEXICOPor Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 30 DIC - México detuvo entre enero y noviembre de este año 252.526 migrantes, lo que hace prever un nuevo récord de capturas de extranjeros en 2021, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Migración (INM), que ha estado en el foco de las críticas por algunos abusos contra los foráneos.
    La mayoría de los detenidos (108.448, el 40%), fueron de nacionalidad hondureña, seguidos de haitianos 18.235, a los que deben añadirse 2.035 brasileños y 2.246 chilenos, la mayoría hijos de haitianos, por lo que la cifra total procedente directa o indirectamente de esa nación caribeña podría representar casi el 10%.
    Hasta ahora, la cifra más alta de migrantes detenidos en un solo año fue alcanzada en 2005, con 240.269 extranjeros, según el INM.
    La directora del Instituto para las Mujeres en la Migración (Imumi), Gretel Kuhner, señaló que esta cifra histórica no hubiera sido posible si no hubiera incluido el gobierno al Ejército, la Marina y la Guardia Nacional (integrada en su mayoría por militares) en el arresto de migrantes.
    "Todo el mundo se metió a detener migrantes y eso es algo ilegal, pero también espantoso", señaló la activista al diario local Reforma.
    Bajo la fuerte presión del gobierno estadounidense, primero con Donald Trump al frente y luego a su sucesor Joe Biden, México ha sido acusado por organizaciones de defensa de los derechos humanos como un "brazo ejecutor de la política migratoria" del país vecino.
    Además, algunas zonas del norte del país se convirtieron en "salas de espera" de migrantes que, habiendo ingresado ya a Estados Unidos, fueron devueltos para esperar la resolución de sus pedidos de asilo, bajo el programa conocido como "Quédate en México".
    El programa había sido suspendido por decisión de Biden el 1 de junio pasado, pero fue reestablecido al inicio de este mes después de autoridades de dos estados de la Unión Americana interpusieron recursos judiciales que fallaron a su favor.
    Hubo algún momento bajo el gobierno de Trump en que se contabilizaban hasta 60.000 migrantes en espera en ciudades del norte de México como Tijuana, limítrofe con California y Juárez, vecina a Texas, pero la cifra actual se desconoce.
    El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó reactivar el polémico programa, calificado por ONGs como "inhumano", bajo diversas condiciones, entre las cuales la de acelerar la aplicación de las iniciativas de cooperación para el desarrollo en el sur de México y en Centroamérica.
    También les pidió a cambio asesorar a los inmigrantes para facilitar el procesamiento de sus solicitudes y disponer de vacunas para las personas sin documentos.
    Para Kuhner, el aumento sin precedentes de la cifra de personas extranjeras detenidas en México es reflejo no sólo de la avalancha de migrantes de los últimos años, que huyen de Centro y Sudamérica del hambre, la inestabilidad y la violencia, sino sobre todo del "endurecimiento de la política" en la materia en México.
    En los primeros 11 meses de este año, la cifra de Tarjetas de Visitante por Razones humanitarias emitidas por las autoridades mexicanas llegó a 42.855, otra cifra récord.
    Hasta hace poco, los extranjeros eran retenidos en el estado sureño de Chiapas, frontera con Guatemala, pero al desbordarse la situación fueron trasladados a partir de noviembre pasado a otros estados, aunque en medio de denuncias de que se les dejaba "a la deriva" y en "tierra de nadie", sin velar por su suerte.
    La mayoría de los permisos humanitarios fueron otorgados a haitianos (11.843), seguidos de hondureños (10.830) y venezolanos (4.374).
    Las solicitudes de asilo también se han disparado a niveles nunca vistos, pues hasta noviembre de este año la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) había recibido 123.187 peticiones.
    El flujo migratorio no se ha desacelerado a pesar de los esfuerzos de contención, pero ante la imposibilidad de hacerlo ordenadamente por medio de caravanas, las últimas de las cuales han sido frenadas casi de tajo por militares y agentes civiles, ahora se realizan en la clandestinidad.
    El problema es que los migrantes quedan a merced de bandas criminales y de incidentes como el ocurrido en Chiapas el pasado día 9, que arrojó 55 muertos y más de un centenar de heridos, cuando un camión portacontenedores se volcó en una curva de una ruta cercana a Tuxtla Gutiérrez, la capital provincial. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en