Frontera México-EEUU seguirá cerrada

En ambos lados de la línea limítrofe hay quejas por pérdidas

Frontera entre México y EEUU
Frontera entre México y EEUU (foto: EPA)
12:35, 21 julCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 21 LUG - Las autoridades estadounidenses decidieron mantener un mes más, hasta el 21 de agosto, el cierre de la frontera con México, pese al clamor y la presión de todos los sectores, incluidos empresarios, ciudadanos, legisladores y autoridades, para la reapertura en la estratégica región. Las quejas alcanzaron en los últimos días su máxima intensidad, a 21 meses del cierre por la pandemia de Covid-19 que ha arrojado graves pérdidas materiales. "Reabrirla es una urgencia para México porque la frontera es una de las más dinámicas del mundo, con más de 3.000 kilómetros, más de un millón de personas que cruzan cada día, y un intercambio diario de bienes y servicios por un valor de 1.700 millones de dólares", señaló hace poco el canciller Marcelo Ebrard. El mismo Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, y la vicepresidenta de Estados Unidos Kamala Harris, que estuvieron de visita en México hace más de un mes, estuvieron de acuerdo en la necesidad de levantar las restricciones impuestas el 21 de marzo del 2020. El gobierno mexicano, gracias a una donación de más de 2 millones de vacunas Johnson & Johnson, de las cuales solo han sido entregadas la mitad, y con aportaciones de dosis propias, intensificó la inmunización en al menos tres estados de la franja limítrofe: Baja California, Sonora y Chihuahua. Todavía las pérdidas oficiales no han sido calculadas o al menos no se ha dado a conocer una medición precisa por el cierre de los puentes fronterizos, pero Iván Rodríguez, experto del Rice University's Baker Institute, estima que del lado estadounidense en San Diego ascienden a más de 10.000 millones de dólares. Gustavo de la Fuente, director ejecutivo de San Diego-Tijuana Smart borden Coalition, calculó que solo en San Ysidro, localidad vecina de Tijuana, cerraron unos 200 negocios y se perdieron 2.000 empleos en 15 meses. "Se han dejado de vender alrededor de 700 millones de dólares" en este período, "sin hablar de lo que representa todo el condado de San Diego y toda la frontera" pero "estamos hablando de miles de millones de dólares", expuso. La frontera fue cerrada al tráfico no esencial con el argumento de que la pandemia puede expandir los contagios, pero en las últimas semanas, hubo una avalancha de cartas a la Casa Blanca, no solo de ciudadanos de ambos lados de la frontera, sino también de legisladores republicanos y demócratas de la región fronteriza, en demanda de que se reabra la frontera. Estados como California, Arizona, Nuevo México y Texas, que colindan con México, han alcanzado niveles muy altos de inoculación, por lo cual ya el argumento de la expansión de los contagios parece ser cada vez más endeble, a pesar de las nuevas cepas. Nuevo México lidera el nivel de protección con 64% de la población con al menos una dosis (56% con el esquema completo), seguido de California con 63% (52%), Arizona con 53% (46 %) y Texas con 51% (44%). "Simplemente toda la idea de tener los puentes cerrados ahora no tiene sentido y eso es lo que estamos tratando de comunicar a la Casa Blanca y al Departamento de Seguridad Nacional", afirmó Vicente González, representante demócrata por Texas. "En un tiempo lo estaban viendo como un tema de riesgo de salud, porque todavía no había mucha gente vacunada del lado mexicano, pero tampoco están llegando vacunados los centroamericanos y aparte esta misma gente no vacunada está entrando por avión", señaló. El ministro mexicano de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard señaló por su parte que "ya llevan mucho tiempo las restricciones a las actividades normales, comunes y corrientes, comercio, viajes, turismo, en fin, que dificultan la actividad económica y la vida de esas comunidades". Ebrard dijo que se ofreció a Estados Unidos "acelerar la vacunación con el propósito de que los promedios de vacunación en México sean muy parecidos a los promedios de vacunación en sus ciudades norteamericanas". Las compras de mexicanos en ciudades estadounidenses de la frontera, ya sea en viajes de turismo o durante visitas relámpago, representan un verdadero bálsamo para la economía de estados aún muy ricos como California y Texas. "El comercio con México es una gran parte de la economía del Estado", dijo Glen Hamer, presidente de la Cámara de Comercio de Texas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en