Mano de la DEA detrás de caso Culiacán

Según diversas fuentes, agencia intervino en fallida operación

13:17, 21 octCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 21 OCT - La mano de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) habría estado detrás la fallida operación para detener a Ovidio Guzmán, hijo del famoso jefe del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán.
    "La operación para capturar al hijo del Chapo", condenado en junio a cadena perpetua por un tribunal de Nueva York, según diversas fuentes, "se hizo por pedido del gobierno de Estados Unidos para efectos de extradición", señaló el analista Rymundo Riva Palacio.
    "Por eso fue encabezada por agentes de la Fiscalía General apoyados por la DEA", afirmó Riva Palacio, que suele ser una voz bien informada y acreditada sobre temas políticos y criminales, con buenas conexiones en la élite política.
    En contrapartida, Jack Riley, exjefe de operaciones de inteligencia de la DEA, que pasó su vida activa siguiendo el rastro del Chapo, dijo al semanario mexicano Proceso que en el despliegue de fuerzas de Culiacán, capital del estado norteño de Sinaloa, no estuvo implicado el organismo.
    "Nos enteramos cuando comenzó la refriega de los sicarios del Cártel de Sinaloa contra las autoridades mexicanas que acudieron a la casa donde se encontraba el delincuente", dijo a Proceso un funcionario del Departamento de Justicia de Estados Unidos. "La cooperación que tenemos con el nuevo gobierno no es igual a la que había en el pasado", agregó.
    La captura por unas horas de Ovidio, de 28 años, y su posterior liberación, desató una verdadera batahola en las calles de Culiacán, con saldo de 8 muertos y 16 heridos.
    El presidente Andrés López Obrador evitó responder si su homólogo Donald Trump le pidió el arresto del hijo del Chapo, pero diversos medios locales y especialistas lo dieron como un hecho.
    La prensa local de Sinaloa recuerda que un mes antes de la captura de Ovidio una delegación de la DEA estuvo de visita en Sinaloa.
    El influyente semanario Rio Doce reveló que Uttam Dhillon, director interino de la DEA, se reunió con el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, de forma privada.
    El mandatario local presentó al organismo los resultados de su administración en materia de seguridad, disminución de la violencia y la destrucción de laboratorios de metanfetaminas.
    Quirino le pidió a la DEA dinero para comprar tecnología y mejorar los sistemas de seguridad, a fin de que Sinaloa sea excluido de la lista del Departamento de Estado de lugares que los ciudadanos estadounidenses no deben visitar.
    Rio Doce se pregunta si habrá una "relación en la particular visita de la DEA y el caso Ovidio Guzmán".
    Durante la caótica jornada en la que falló la captura de uno de los hijos de El Chapo, hombres armados tomaron como rehenes a 8 soldados y amenazaron con matar a sus familias si no lo liberaban.
    Además, comandos provistos de armas de alto poder rodearon un complejo habitacional militar en Culiacán y dispararon al aire, además de que, según versiones, advirtieron que harían explotar depósitos de gas si no se cumplía su demanda.
    Durante más de 6 horas, miles de aterrorizados ciudadanos huyeron y se refugiaron en viviendas, edificios y comercios, luego que cientos de hombres armados invadieron las calles, dispararon al aire, incendiaron vehículos y atacaron blancos militares, además de liberar a 50 presos de la cárcel local.
    A causa de esta fracasada operación, la oposición política demandó la renuncia del ministro de Seguridad, Alfonso Durazo, e incluso del propio presidente.
    El ex jefe de Operaciones de la DEA señaló que el gobierno mexicano esencialmente le "cedió el mando" al Cártel de Sinaloa y señaló que "dio un drástico giro en la dirección equivocada".
    La DEA, con la presencia del propio Riley, ha estado presente e incluso dirigido otras acciones policiales de arresto de grandes figuras del crimen organizado en México, como la del 22 de febrero de 2014, en el cual El Chapo fue arrestado en Culiacán.
    El experto en temas criminales Alejandro Hope afirmó que "queda claro que la secuencia de la persecución sigue siendo determinada en buena medida por la DEA".
    Sin embargo, la agencia ahora se lavó las manos sobre el fracaso de la nueva acción para detener al hijo del hasta hace poco jefe del mayor imperio criminal de México, con ramificaciones en más de 52 países, según datos del gobierno estadounidense.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en