Meloni da un guiño a la Hungría de Orban

Para Letta, Conte y Draghi ponen en riesgo credibilidad

Giorgia Meloni, la líder de la derecha italiana, en ampulosa defensa de Viktor Orban
Giorgia Meloni, la líder de la derecha italiana, en ampulosa defensa de Viktor Orban (foto: ANSA)
18:37, 16 sepROMA Por Marcello Campo

(ANSA) - ROMA 16 SEPT - En una campaña electoral italiana al rojo vivo, Giorgia Meloni, la líder de derecha, aseguró hoy que "Hungría es democrática", mientras el jefe de La Liga, Matteo Salvini, pidió disculpas tras el escándalo de fondos rusos a su partido.
    Un hipotético gobierno conducido en el país por Fratelli d'Italia (Hermanos de Italia, derecha) volvió a estar en el centro de las polémicas justo por las relaciones entre Salvini, Meloni y la Hungría del polémico Viktor Orban, tras lo cual el premier Mario Draghi llamó a quien lo suceda a elegir a los socios europeos, especialmente teniendo en cuenta la protección de los intereses del país.
    Ni siquiera la noticia de la ausencia de referencias a partidos italianos en el informe de Estados Unidos sobre los fondos rusos, por lo que el líder de La Liga pidió disculpas, logró calmar las aguas.
    La tormenta estalló tras el voto de Estrasburgo contra el primer ministro húngaro, suceso ante el cual Meloni definió a Hungría como "una democracia" "Recuerdo a todos que ganó Orban las elecciones. Luego se puede decir de todo y lo contrario a todo, pero es un señor", dijo a Radio Anch'io. "Según las reglas de su Constitución ganó varias veces las elecciones, con todo el resto del arco constitucional alineado en su contra. Así que sigue siendo un sistema democrático", añadió más enfática.
    Guido Crosetto, uno de los fundadores de Fratelli d'Italia, trató de relativizar los dichos. "A Giorgia Meloni no le importa Hungría, a ella le interesa el destino de Italia", aseguró.
    Pero su esfuerzo fue en vano: tanto el Partido Democrático como el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) criticaron a la líder Fratelli d'Italia por apoyar "un régimen antiliberal", poniendo así en riesgo la credibilidad internacional de Italia su fuera gobierno.
    "Orban es un peligro para toda Europa y el hecho de que Meloni y Salvini no se alinearan contra él es la prueba de la desconfianza como posibles dirigentes de nuestro país", advirtió el secretario del Partido Demócrata (PD), Enrico Letta.
    También se pronunció al respecto el expremier Giuseppe Conte, para quien los líderes derechistas "votaron a favor de este giro antiliberal y autárquico del gobierno de Orbán" y "ahora, o retroceden y reconocen públicamente que estaban equivocados o, digo como ciudadano italiano antes que político, no son idóneos para gobernar".
    Draghi manifestó tener una visión europeísta, además de defender el Estado de Derecho.
    "Estamos alineados con Alemania y Francia. Lo que hará el próximo gobierno no lo sé. Pero me pregunto, cómo se eligen los socios? compañero? Por supuesto, hay una coincidencia ideológica pero también una creencia basada en el interés de los italianos", apuntó el premier.
    "Quiénes son estos socios, quién importa más. Ustedes tienen la respuesta", concluyó Draghi.
    De cara a los comicios del próximo 25 de septiembre, el exponente de Azione (liberal progresista), Osvaldo Napoli, aseguró: "También Mussolini, Hitler y Putin ganaron las elecciones: por lo tanto, ¿estuvimos y estamos en presencia de regímenes democráticos? Meloni está completamente equivocada".
    Por su parte, la ex ministra Emma Bonino (Partido Radical), destacó que las posiciones de Meloni y Salvini, "que son conocidas, son el problema de estos elecciones: o se está con los que aman a Orban, Putin y Trump, o se está con las democracias occidentales". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en