Adiós al italiano creador de un dulce colombiano

Adiós al italiano creador de un dulce colombiano
Adiós al italiano creador de un dulce colombiano (foto: ANSA)
20:49, 21 junBOGOTARedacción ANSA

(ANSA) - BOGOTA 21 JUN - El italiano Giovanni del Colle Russo, de 87 años, creador de una de los dulces más queridos y amados por los colombianos, "Nucita", murió en Tuluá, municipio del Valle del Cauca, a donde llegó hace cuatro décadas para crear esa crema de chocolate y nuez.
    Russo nació en Sicilia el 11 de enero de 1935, era un experto en la fabricación de dulces y fue contratado por la compañía local de alimentos Colombina para dirigir su línea de chocolates, fue allí donde creó la Nucita, que es una mezcla de cacao, nuez y lácteos, que en su sabor se asemeja a la afamada Nutella.
    La Nucita se convirtió en un dulce que no solo consumían los niños en los descansos en las escuelas, también se exportó a otros países de la región y es una suerte de bien nostálgico que los colombianos recuerdan por sabor a chocolate y su cremosidad.
    Luz Marina Isaziga, su esposa colombiana y con quien tuvo una hija que vive en Turín, aseguró hoy a radios locales que Russo fue un "hombre maravilloso, honesto, correcto en todo el sentido de la palabra", cuyo único defecto era ser fumador, lo que le provocó la pérdida parcial del sentido del gusto y problemas respiratorios, que derivaron en su muerte.
    "El cometió el peor error, era fumador, eso me mató a mi viejo y cuando él se dio cuenta que había empezado a perder el gusto y el sabor, que no sentía los sabores a consecuencia del cigarrillo, se acabó su sueño de hacer chocolate", rememoró Isaziga a W Radio.
    Sin embargo, "fue feliz de haber contribuido con una parte de esa grandeza de Colombina, que es una marca posicionada en todo el mundo", recordó.
    Isaziga y Russo se conocieron en Tuluá hace 44 años, cuando ella era empleada bancaria y él trabajaba en Colombina, una empresa de alimentos con 90 años de existencia y afincada en esa zona del país.
    "Eso fue un flechazo", rememoró la mujer, que recordó la frase que solía decir su esposo: "yo vine por un año y me quedé toda la vida porque esta mujer me embrujó. Tal vez fue la comida, el amor, el cariño", aseguró.
    Russo estudió en la escuela de artes en Suiza y antes de arribar a Colombia trabajó en varias fábricas de dulces, pero su sueño era hacer su propia "fórmula", de manera que al llegar al país convenció a los propietarios de Colombina de crear la primera crema de chocolate y nuez de la avellana del mercado, recordó Isaziga.
    Se quedó en Colombia, por el amor a su esposa, trabajó dos décadas en Colombina, se jubiló y pasó el resto de sus días en esa ciudad de clima cálido en el suroeste del país.
    Este martes será sepultado, tras una ceremonia católica, se informó. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en