El Green Pass causa problemas en Italia

Comienza a regir el 15/10. Regiones piden reorganizar el sistema

Una multitud contra el Green Pass en Roma. Manifestación del sábado que terminó en violencia. (foto: ANSA)
12:39, 11 octROMA Redacción ANSA

(ANSA) - ROMA 10 OCT - La obligatoriedad de presentar el Green Pass (el pase verde de vacunación contra el Covid-19) para empleados públicos y privados en Italia, que comenzará a regir el 15 de octubre, sigue suscitando controversia y un pedido de las regiones plantea el riesgo de caos de cara a la cercana implementación de la medida.
    Las regiones italianas solicitan reorganizar el sistema de emisión del pase después de que se hayan realizado los hisopados, extendiendo aún más los tiempos de validez (actualmente 48 horas con prueba rápida y 72 con molecular) y brindar a las empresas la posibilidad de organizarse, incluso de manera independiente, también para la ejecución de las pruebas, además del apoyo de farmacias.
    El próximo 13 de octubre la cuestión podría ser abordada en la Conferencia de las Regiones.
    "Extender la duración mínima del Green Pass de 48 a 72 horas es posible, de hecho un deber", escribió en Twitter el exministro del Interior Matteo Salvini y líder de la Liga (extrema derecha), quien se opuso desde el principio al uso del pase.
    Los lineamientos de la Función de Salud Pública para el control y verificación del pase verde en la Administración Pública están siendo firmados por el Primer Ministro, Mario Draghi, en vista de la entrada en vigencia de la obligación del certificado.
    Con las directrices, que recibieron luz verde de la Conferencia Unificada el 7 de octubre, las 32.000 administraciones públicas reciben indicaciones uniformes para su funcionamiento.
    La dirección de la función pública prevé una serie de indicaciones que deben ser observadas por los empleados de todas las administraciones públicas, se informó hoy.
    A partir del 15 de octubre, la obligación de poseer y exhibir el pase verde es condición para el acceso al lugar de trabajo y para desarrollar las labores.
    Además de los empleados, cualquier otra persona que pretenda acceder a una dependencia pública - excepto los usuarios - deberá contar con un "pase verde" (visitantes, autoridades políticas, trabajadores de terceros que realicen actividades a favor de la Administración Pública, como empleados del mantenimiento, etc.).
    Quedan excluidos de la obligación los exentos de la campaña de vacunación con certificación médica expedida según los criterios definidos por el Ministerio de Salud.
    La posesión de la certificación verde no niega las obligaciones de aislamiento y comunicación para quienes contraigan Covid-19 o se encuentren en cuarentena.
    No se permiten excepciones. Cada administración es autónoma en la organización de los controles. Sin embargo, es deseable que se utilicen métodos de verificación que no provoquen retrasos ni filas en la entrada y que sean compatibles con las normas de privacidad.
    La evaluación puede realizarse a diario y preferentemente en el acceso del edificio, o por muestra (no menos del 20% de la plantilla presente en servicio y con criterio de rotación) o a todos los que ingresen, con o sin la ayuda de sistemas automáticos.
    Las funciones específicas estarán disponibles a su debido tiempo para la verificación automatizada de los pases verdes por parte de las administraciones. En caso de mal funcionamiento de estas soluciones, se permitirá el uso de la aplicación "VerificationC19", disponible de forma gratuita en las principales plataformas para la distribución de aplicaciones en dispositivos móviles.
    El pase verde y la vuelta al trabajo en presencia de la administración pública "significa que partes enteras de nuestras ciudades están comenzando a vivir de nuevo", el ministro de Administraciones Públicas, Renato Brunetta, en el Foro de Masseria, celebrado en Apulia, sur de Italia.
    También, dijo, "significa ingresos: lo más probable es que en el último trimestre de este 2021 tengamos un boom y que la tasa de crecimiento no sea 6% sino más, 6,2 o 6,3".
    Brunetta prevé "un efecto de arrastre de este año en adelante".
    "Es muy probable que 2022, a partir de este legado positivo, dé una sorpresa de crecimiento positivo en torno al 5%, no al 4,5%", concluyó.
    Ayer diversas manifestaciones contra el Green Pass terminaron en bataholas, caos y enfrentamientos con la policía, especialmente en Roma, donde concurrentes ingresaron por la fuerza a la sede de la confederación gremial (CGIL). (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA