Furiosa marcha de italianos contra el Green Pass

Bataholas en Roma y otras ciudades. Draghi repudia la violencia

Bataholas y enfrentamientos en Roma. Furia por el Green Pass (foto: ANSA)
17:10, 09 octROMA Redacción ANSA

(ANSA) - ROMA 9 OCT - Bataholas y forcejeos con la policía se vivieron hoy en Roma y otras ciudades de Italia, durante encolerizadas manifestaciones contra el pasaporte de vacunación (Green Pass), al grito de "libertad, libertad" y con consignas agresivas contra el estado.
    En pleno centro de Roma, con miles en las calles, la policía realizó cargas para dispersar a los manifestantes y varios fueron detenidos por los agentes.
    Incluso, un grupo de manifestantes entró por la fuerza en la sede de la Confederazione Generale Italiana del Lavoro (confederación gremial). "La CGIL está ocupada", cantaron algunos, mientras otros gritaban "no al pase verde" por las calles del centro de la capital italiana.
    Los hechos fueron tan iracundos que llevaron al premier italiano, Mario Draghi, a rechazar modos y acciones. El mandatario condenó "la violencia que se ha producido hoy en varias ciudades italianas y especialmente el episodio en la sede de la CGIL.
    "El derecho a expresar las propias ideas no puede nunca degenerar en actos de agresión e intimidación", dijo una nota del Palazzo Chigi, sede central del Poder Ejecutivo.
    El Gobierno "continúa su compromiso de completar la campaña de vacunación contra el Covid-19 y agradece a los millones de italianos que ya se han inscrito en convicción y sentido cívico", acotó el mensaje.
    Draghi también llamó telefónicamente al secretario general de la CGIL, Maurizio Landini, para expresarle a él y a todo el sindicato la plena solidaridad del Gobierno por el asalto de los manifestantes.
    "Los sindicatos son una defensa fundamental de la democracia y los derechos de trabajadores. Cualquier intimidación hacia ellos es inaceptable y debe ser rechazada con absoluta firmeza", afirmó el gobierno italiano.
    Militantes de Forza Nuova (extrema derecha) y de otras fuerzas políticas, y muchos trabajadores "no vax" (antivacunas) sin un partido ni bandería, que tendrán a partir de la semana que viene que portar el certificado verde para ir a trabajar, o realizarse tres hisopados semanales, o perderán su salario, fueron los que marcharon por las calles de Roma.
    No es la primera vez, ya se los ha visto en las demostraciones anteriores y desde hace meses acumulan ira contra las decisiones del gobierno. Hombres y mujeres de diferentes orígenes sociales y de diferente color político, parecen haber quedado en manos del extremismo de derecha.
    Todos juntos unidos en la lucha contra el certificado verde y lo que definen agresivamente como la "dictadura de la salud". Grupos organizados y otros "solitarios" llamados a reunirse en los últimos días también a través de los chats de las redes sociales.
    "Contra el Pase Verde, por el trabajo y la libertad" habían escrito en Twitter y Facebook en los últimos días los organizadores del evento Piazza del Popolo, el central en Roma, que atrajo a más de 10 mil personas y cientos de policías.
    Allí resonó la arenga del líder de Forza Nuova, Giuliano Castellino. "Somos 100 mil. Hoy contra el Green Pass. La fuerza de la plaza contra la tiranía sanitaria, la fuerza del pueblo frente a las emergencias inventadas", bramó en medio de ovaciones desaforadas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en