Israel actúa, abuelo Eitan arresto domiciliario

Interrogada la abuela, acusaciones de rapto

El pequeño Eitan Biran, en el centro de una disputa familiar
El pequeño Eitan Biran, en el centro de una disputa familiar (foto: ANSA)
21:52, 14 sepROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA 15 SEPT - El abuelo materno de Eitan, el niño que quedó huérfano en el accidente del teleférico del Mottarone (noroeste de Italia) el pasado mayo, fue interrogado y puesto bajo arresto domiciliario en Israel, acusado de haberse llegado al pequeño ilegalmente en lugar de devolverlo a su tía paterna en Italia.
    Hoy al atardecer la unidad especial 433 de la policía israelí interrogó a Shmuel Peleg, el abuelo materno de Eitan, bajo las acusaciones de haber "raptado a su nieto para llevarlo a Israel".
    Finalmente fue liberado, pero con la obligación de permanecer en su casa al menos hasta el viernes (los medios israelíes definen explícitamente la medida como restrictiva como 'arresto domiciliario') y se le retuvo el pasaporte.
    En la misma casa, entretanto, sigue viviendo Eitan, que en el accidente del teleférico perdió a su padre, su madre y su hermano.
    Al parecer, la decisión de las autoridades israelíes no se relaciona con una solicitud o mandato de arresto italiano: "A mí me resulta que se le pidió quedar a disposición de la policía", explicó el abogado de Peleg, Paolo Sevesi, que está siguiendo la investigación de la fiscalía de Pavía, donde figuran bajo indagación tanto el abuelo como la abuela de Eitan, por secuestro de persona.
    Sin embargo, ambos reiteran la corrección de su accionar.
    "El traslado de Eitan a Israel ocurrió de manera legal y tras una consulta con expertos en Derecho", dijo Peleg, según refirió Gadi Solomon, un vocero de la familia.
    Respecto del interrogatorio frente a la policía israelí, Peleg -dijo el vocero- colaboró "plenamente con los investigadores y respondió a todas las preguntas".
    El hombre se presentó ante la policía tras haber sido convocado para aclarar las modalidades del "retorno de Eitan a su casa en Israel", como hubieran querido -según el abuelo- sus fallecidos padres.
    Solomon luego confirmó la "limitación" de los movimientos de Peleg hasta el viernes.
    "Mañana esperamos saber, gracias a la policía israelí, dónde está Eitan exactamente y esperemos que vuelva pronto con nosotros", dijo Or Nirko, el tío paterno del niño, que saludó favorablemente las noticias llegadas desde Tel Aviv.
    "¿Arresto domiciliario? Es un buen comienzo. Solo espero que esta saga termine cuanto antes por el bienestar mental del niño", concluyó el tío, marido de Aya Biran, la tutora legal de Eitan.
    Continúa entonces el desencuentro entre las familias, las ramas materna y paterna, así como las investigaciones de la fiscalía de Pavía que extienden el campo de las presuntas complicidades en el rapto.
    En todo caso, lo que parece cada vez más probable es que la definición del triste caso del pequeño Eitan pueda llegar gracias a contactos diplomáticos, decisiones en Italia y en Israel, y de parte de las autoridades judiciales israelíes.
    La tía paterna y tutora Aya Biran, después de que hace cuatro días el niño fuera llevado a Israel por su abuelo materno, presentó -mediante abogados israelíes- una instancia en el tribunal de Tel Aviv, para pedir que el niño vuelva a Italia, sobre la base de la Convención de La Haya.
    Efectivamente, el artículo 29 de la Convención de La Haya permite al titular del derecho de guarda "dirigirse directamente al tribunal competente para pedir el regreso del menor sustraído, incluso sin la intermediación de las autoridades centrales".
    Se trata de una instancia "preparatoria de una eventual activación el procedimiento", explicó la abogada Cristina Pagni, que asiste en Italia a Aya.
    "Todavía hay una evaluación en curso y sigue abierto el tema, de si será Italia o Israel el eque active el procedimiento", aclaró. Efectivamente, podría llegar también una solicitud de los abogados de la tutora, que deberá pasar por el ministerio de Justicia.
    Entretanto, la embajada de Israel en Roma informó que sigue el caso desde que se produjo el desastre del funicular el 23 de mayo, y que se ocupará del asunto en colaboración con Italia, en beneficio del niño y en conformidad con las convenciones internacionales pertinentes.
    "Se parte el corazón frente a los últimos y sorprendentes hechos relacionados con el niño", dijo el embajador Dror Eydar.
    En cuanto a la investigación, además de los exhortos internacionales, se alarga la lista de los examinados, ya que el niño se habría ido con el abuelo y otras personas desde Lugano, en un vuelo privado.
    Entre los investigados está la abuela materna Esther, o Etty Cohen, exmujer de Peleg, así como el propio abuelo, un exmilitar tal vez cercano a los servicios secretos israelíes, que ya fue acusado de secuestro agravado.
    Ayer el tío paterno de Eitan, Or Nirko, había acusado a la abuela materna de complicidad en el secuestro en una historia más amplia, que parece cruzar intereses económicos ligados a los resarcimientos por el accidente del funicular, así como motivos de la educación religiosa del niño.
    De todos modos, se dijo que la abuela había vuelto a Israel antes del día del rapto. La propia Aya contó que el abuelo, cuando fue a buscar a Eitan para la visita que había obtenido, dejó el auto lejos y no se sabe si allí lo esperaban otras personas.
    Entretanto Nirko acusó que "la familia Peleg retiene a Eitan como soldados del ejército israelí son mantenidos prisioneros en las cárceles de Hamas". Luego quiso saber dónde está Eitan, afirmando que no está en el hospital, en tanto la familia Peleg asegura que está bien y el abuelo niega el rapto.
    Hubo además un pedido del tío para una "solución política" y una referencia a personajes extraños que se habrían acercado al niño y lo habrían interrogado. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en