Para el Kremlin, la fuga de rusos es histeria

Finlandia limita ingresos de rusos, el dilema de Europa

"Amor es la única arma que necesitamos", una pintada contra Vladimir Putin en Milán (foto: ANSA)
17:44, 23 sepMOSCUPor Alberto Zanconato

(ANSA) - MOSCU, 23 SET - El Kremlin calificó como "una reacción histérica" la movilización a las fronteras ante el llamado a reservista para combatir en Ucrania, pero esas fugas se incrementan, tanto que incluso se vieron escapes a Georgia en bicicleta.
    El gobierno ruso, a través de su portavoz Dmitry Peskov, admitió así, por primera vez, el cambio brusco en el ambiente en Moscú y otras grandes ciudades rusas tras el anuncio de la movilización general de reservistas.
    Un nerviosismo generalizado ante el posible llamado a las armas que empujó a miles de hombres en edad de alistamiento a abandonar el país.
    Unos 70.000 rusos ya habrían o están ideando un plan de escape, según una estimación de la organización no gubernamental Guide to the Free World.
    En ese contexto, se registraban largas colas de automóviles en las fronteras con Georgia y Kazajistán.
    Además, según la BBC, algunos intentaron cruzar la frontera georgiana en bicicleta.
    Mientras que un canal de Telegram publicó imágenes de un joven en un scooter tratando de saltarse la fila.
    Finlandia, por su parte, dijo que el número de rusos que ingresan al país se duplicaron desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció en su discurso a la nación una movilización parcial de reservistas para lo que Moscú llama la operación militar especial en Ucrania.
    El éxodo interpela a los países europeos, en la medida en que ya son muchos los que se preguntan qué país estará dispuesto a dar refugio a quienes eludan el llamado a las armas de Moscú.
    "Estamos pensando en cómo ayudar a la gente, porque ese es nuestro objetivo", dijeron desde Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania.
    Pero se trata de encontrar "una solución sostenible" con los demás socios europeos y ahí comienzan los problemas.
    Helsinki, que comparte una frontera de 1.300 kilómetros con Rusia, anunció que restringirá "significativamente" la entrada rusa.
    En tanto, los países bálticos y Polonia mantienen cerradas sus fronteras durante semanas, todos ante el temor de que Moscú pudiera infiltrar a sus agentes en sus territorios.
    El Kremlin reaccionó expresando lo que Peskov define como "admiración" y "orgullo" por esos 10.000 rusos que, según las autoridades encargadas de organizar el reclutamiento, se presentaron sin esperar la llamada en las primeras 24 horas tras la declaración de movilización.
    Mientras que los canales de Telegram están repletos de testimonios, reales o supuestos, de personas que se quejan de haber sido llamadas a pesar de enfermedad, edad avanzada o con hasta cinco hijos menores de edad.
    Por su parte, el Ministerio de Defensa, en un esfuerzo por llenar ese vacío de información denunciado por Peskov, hizo saber que no serán convocados los graduados universitarios empleados en sectores clave como las tecnologías de la información, las comunicaciones, los medios de comunicación y las estructuras del mercado financiero.
    En tanto, Putin hizo sentir su influencia en las calles, hace dos días escenario de protestas reprimidas por la policía con más de 1.300 detenciones.
    Unas 50.000 personas, según una estimación del Ministerio del Interior, participaron en una manifestación organizada por el Frente Popular de Rusia, encabezado por el presidente, en apoyo de los referéndums en los territorios ucranianos ocupados.
    Famosos cantantes ya conocidos por sus posturas a favor del Kremlin actuaron en el evento.
    Ni en esa plaza, ni en las de otras ciudades, dijo la policía, podrán volver a congregarse los opositores a la movilización de reservistas.
    "Advertimos que cualquier intento de realizar manifestaciones no coordinadas con las autoridades se detendrá de inmediato y los organizadores y participantes serán responsables", dijo el servicio de prensa de las fuerzas del orden público, en respuesta a los llamados que circulan en Internet para que se celebren nuevas manifestaciones, el sábado.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en