Referendos para anexión a Rusia, en marcha

El voto en regiones ucranianas ocupadas entre condenas del mundo

Tropas prorrusas junto a un tanque ucraniano destrozado, en una de las zonas ocupadas por el invasor
Tropas prorrusas junto a un tanque ucraniano destrozado, en una de las zonas ocupadas por el invasor (foto: ANSA)
18:43, 22 sepMOSCUPor Giuseppe Agliastro

(ANSA) - MOSCU, 22 SET - Los referendos en las zonas de Ucrania ocupadas por los soldados rusos comenzarán mañana, en el marco de una votación considerada "ilegal" por la comunidad internacional.
    Incluso China se pronunció en contra de los referendos.
    El objetivo es permitir que la Rusia de Vladimir Putin se anexione los territorios controlados por su propio ejército.
    Seguramente el mundo no reconocerá ni la votación ni la probable declaración de anexión por parte del Kremlin, pero las posibles repercusiones de los referendos sobre el conflicto en Ucrania son aterradoras: por la guerra en ese país, miles y miles de personas murieron y hay temor de un nuevo repunte de la violencia, especialmente tras la decisión de la movilización parcial de los reservistas rusos anunciada por Putin.
    Al reconocer esas áreas de Ucrania como sus propios territorios, el Kremlin podría, paradójicamente, definir las contraofensivas de las fuerzas armadas ucranianas como ataques a Rusia, invirtiendo el escenario.
    Por ese motivo, el expresidente ruso y actual número dos del Consejo de Seguridad de Moscú, Dmitri Medvedev, dijo que "la invasión de territorio ruso es un delito que permite el uso de todas las fuerzas de autodefensa", en referencia a las armas nucleares.
    La votación está prevista desde mañana hasta el 27 de septiembre en las zonas de las regiones de Jerson y Zaporiyia, sur de Ucrania, en manos de soldados rusos, y en las zonas del Donbás controladas por las autoproclamadas repúblicas secesionistas de Donetsk y Lugansk, en el sureste.
    Los referéndums, duramente condenados internacionalmente y hoy también criticados por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ciertamente no respetarán los estándares democráticos. De hecho, no solo no habrá observadores independientes, sino que habrá votaciones en medio de una guerra, con muchas personas obligadas a abandonar sus hogares debido a los combates.
    Rusia no controla completamente ninguna de las cuatro regiones ucranianas que pretende anexar.
    Ni siquiera está claro cómo se organizarán exactamente las elecciones, pero parece que el resultado anunciado será el deseado por el Kremlin.
    Los colegios electorales también se instalarán en Rusia, donde viven muchos ciudadanos ucranianos (aunque la mayoría de ellos, millones de personas, se refugiaron en las regiones ucranianas controladas por Kiev o en el extranjero) y hace reflexionar sobre el hecho de que, según el líder local de los separatistas, en la región de Zaporiyia, los miembros de las comisiones electorales "escoltados por la policía" irán de casa en casa para instar a la gente a votar desde sus hogares.
    Al parecer no habrá votaciones online, anunciadas en un primer momento.
    Esos llamados referendos para la anexión de los territorios ocupados a Rusia se venían hablando desde hace tiempo, pero el anuncio de que efectivamente se llevarían a cabo lo hicieron hace apenas dos días las autoridades separatistas pro-Kremlin.
    En definitiva, todo se organizó rápidamente y poco después de que las tropas ucranianas recuperaron algunos territorios en el sur y especialmente en el noreste.
    Y también ocurrió tras el revés diplomático de Putin en la cumbre de Samarcanda, donde el primer ministro indio, Narendra Modi, le dijo claramente que "no es hora de la guerra" y donde, al reunirse con su par chino, Xi Jinping, el propio Putin tuvo que reconocer las "preocupaciones" de China sobre el devenir de la guerra. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA