Putin, entre reservistas y armas nucleares

Policía rusa detiene a un participante de una protesta no autorizada contra la movilización parcial.
Policía rusa detiene a un participante de una protesta no autorizada contra la movilización parcial. (foto: EPA)
18:19, 21 sepROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 21 SET - El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció hoy una movilización parcial de al menos 300 mil reservistas con experiencia militar, afirmó que la OTAN ya está combatiendo junto a Ucrania contra las tropas su país y advirtió que está dispuesto a usar las armas nucleares de ser necesario.
    Tras semanas de versiones encontradas, los rusos finalmente están llamados a movilizarse, aunque "parcialmente" y hasta ahora con 300.000 reservistas en apoyo de la operación militar en Ucrania.
    Pero lo que está en juego, según el jefe del Kremlin, es mucho mayor.
    "Aquellos que están tratando de usar el chantaje nuclear contra Rusia descubrirán que las cartas sobre la mesa pueden volverse en su contra. No estoy alardeando", dijo Putin en un discurso grabado a la nación que transmitió la televisión.
    "En su agresiva política antirrusa, Occidente superó todo límite", aseveró Putin y advirtió que usará "todos los medios a nuestra disposición" para defenderse.
    "En tiempo real, utilizando sistemas modernos, aviones, buques, satélites, drones estratégicos, la OTAN efectúa reconocimientos en todo el sur de Rusia", sostuvo Putin.
    Destacó también que "Ucrania ha sido llenada de armas, inclusive de más", y "unidades militares entrenadas según los estándares de la OTAN" están "bajo el comando efectivo de consejeros occidentales" y acusó a Kiev de organizar "nuevas bandas de mercenarios extranjeros y nacionalistas".
    El objetivo "irrenunciable" de Moscú en Ucrania, agregó el presidente ruso, sigue siendo "la liberación de todo el Donbás", Putin también destacó que los territorios de Ucrania que anunciaron un referéndum para la anexión a Rusia "tienen el apoyo" de Moscú.
    "Es nuestra tradición histórica y destino de nuestro pueblo detener a aquellos buscan el dominio mundial, que amenazan con desmembrar y esclavizar a la Madre Patria. Es lo que estamos haciendo ahora, y creo que con su apoyo", concluyó el mandatario.
    Tras los dichos del mandatario ruso, las reacciones de condena llegaron de inmediato, desde Bruselas a Washington, mientras se producían manifestaciones contra la decisión en una veintena de ciudades rusas, y fueron dispersadas inmediatamente por la policía.
    Por la noche, la ONG Ovd-Info habló de más de 400 detenciones en todo el país.
    Las de Putin son "amenazas temerarias e irresponsables", acusó el presidente estadounidense, Joe Biden, en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el cual tuvo que cambiar a toda prisa precisamente para responder al líder ruso.
    Mientras, para la Unión Europea se trata de "una prueba más de que a Putin no le interesa la paz sino la escalada".
    Al mismo tiempo, subrayó el portavoz del Servicio de Acción Exterior, Peter Stano, "es una clara señal de desesperación" tras los reveses militares en Ucrania.
    Por su parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, desairó el discurso de Putin, afirmando que para él no representa "nada nuevo" y afirmo estar convencido de que Moscú no usará armas nucleares de todos modos.
    Putin "sabe bien que una guerra nuclear no se puede ganar y tendría consecuencias sin precedentes para Rusia", coincidió, por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.
    Pero China expresó su preocupación y pidió un alto el fuego inmediato. Las palabras de Putin tuvieron como efecto inmediato el reinicio de la carrera alcista de los precios del gas, el petróleo y los cereales, mientras que la Bolsa de Moscú, que cerró el martes con una caída del 8,8%, abrió con un nuevo golpe de casi el 10%, para recuperarse en el final y limitar las pérdidas a alrededor del 3%.
    Pero quizás aún más alarmante para las autoridades es el nerviosismo casi palpable que se extendió entre la población desde la noche del martes, cuando corrieron los rumores sobre el próximo discurso a la nación.
    Casi todos los vuelos que salen de Rusia se agotaron en pocas horas, mientras crece el temor de que a los hombres en edad de inscripción se les prohíba la expatriación.
    Desde la prisión donde está recluido, el opositor Alexei Navalny habló de "una gran tragedia", mientras que su equipo promete que "apoyará todas las formas de protesta", posiblemente también brindando asistencia legal a los rebeldes.
    El temor, especialmente entre los jóvenes, es que la movilización parcial sea solo un primer paso hacia un estado de guerra en sí mismo.
    No obstante, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, se apresuró a decir que no se ha tomado ninguna decisión sobre una posible proclamación de la ley marcial.
    Y el ministro de Defensa, Serguei Shoigu, aseveró que la movilización hasta el momento involucra a 300.000 reservistas con experiencia y entrenamiento militar, de un total de 25 millones.
    Eso demuestra, concluyó, que "ésta es una movilización parcial" pero necesaria, porque "hoy estamos luchando no sólo con Ucrania y el ejército ucraniano, sino con todo Occidente".
    En la llamada operación especial en Ucrania, admitió Shoigu, Rusia ya perdió casi 6000 hombres. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en