Un "sí" de la Unión Europea a Kiev

Luz verde del Consejo Europeo, también a Moldavia y Georgia

El Consejo europeo avala la candidatura de Ucrania a la UE
El Consejo europeo avala la candidatura de Ucrania a la UE (foto: ANSA)
06:51, 24 junBRUSELASPor Mattia Bernardo Bagnoli

(ANSA) - BRUSELAS, 23 GIU - "Momento histórico", esa es la expresión más popular en Bruselas, donde el Consejo Europeo ratificó este jueves la solicitud de la Comisión Europea de otorgar el estatus de país candidato a la UE a Ucrania y también a Moldavia y Georgia.
    "Es un momento único e histórico", afirmó hoy el presidente Volodimir Zelensky en Twitter poco después de la reafirmación.
    El mandatario agradeció a "Charles Michel, Ursula von der Leyen y los líderes de la UE por su apoyo". "El futuro de Ucrania está dentro de la UE", añadió.
    Zelensky, se conectó online a la sala del Consejo Europeo en Bruselas después del voto positivo.
    "Hoy es un buen día para Europa. Felicitaciones al presidente Volodimir Zelensky, a la presidenta Maia Sandu y al primer ministro Irakli Garibashvili. Sus países son parte de nuestra familia europea", afirmó la presidenta la Comisión Europea, Von der Leyen.
    "Acuerdo. La Unión Europea acaba de decidir otorgar el estatus de candidato a la UE a Ucrania y Moldavia. Un momento histórico. Hoy marca un paso fundamental en su camino hacia la UE. Felicitaciones a Volodimir Zelensky y Maia Sandu, a los pueblos ucraniano y moldavo. Nuestro futuro es juntos", dijo Charles Michel, presidente del Consejo.
    "La Unión Europea ha decidido reconocer la perspectiva europea de Georgia y está lista para otorgarle el estatus de candidato una vez que se aborden las prioridades pendientes", agregó también en Twitter.
    De hecho debería ser un día de celebración, porque el sí representa una opción geopolítica para la Unión. Pero es una fiesta que actualmente está suspendida. El psicodrama de los Balcanes Occidentales estalló en el Consejo: ningún resultado tangible para ellos de la cumbre con los 27 líderes debido a los vetos cruzados.
    "Es una mala página", ha dicho el alto representante para la política exterior de la UE, Josep Borrell. Y por lo tanto estamos hablando hasta el final, para garantizar aún una perspectiva a los vecinos más cercanos.
    La pregunta es complicada. Albania y Macedonia del Norte, tras años de reformas, no pueden obtener la apertura de las negociaciones de adhesión debido al bloqueo de Bulgaria, que traba el camino a Skopje por motivos de identidad.
    El primer ministro prooccidental Kiril Petkov llegó a Bruselas oficialmente descorazonado por el Parlamento, con una crisis política en máxima explosión, en parte precisamente por haber intentado desatarse el problema. Francia ha intentado la mediación, con un plan que los diputados están examinando actualmente durante una sesión extraordinaria, que sin embargo también prevé cambios constitucionales para Macedonia del Norte.
    "La propuesta francesa de esta forma es inaceptable para nosotros", tronó el primer ministro macedonio, Dimitar Kovacevski, en una conferencia de prensa. Para complicar las cosas, las encuestas en Bulgaria: si vamos a nuevas elecciones, los partidos populistas y prorrusos corren el riesgo de ganar muchos votos. Así que tienes que moverte con delicadeza.
    Exactamente lo contrario del primer ministro albanés, Edi Rama. "Es una pena que un país de la OTAN, Bulgaria, tenga como rehenes a otros dos países de la OTAN, Macedonia del Norte y Albania, en medio de una guerra en nuestro patio trasero y que otros 26 miembros de la UE permanezcan paralizados e impotentes", tronó.
    El problema siempre es la unanimidad. Y de hecho Borrell, con el rostro oscuro, reiteró lo evidente: "Tenemos que ir más allá, no podemos seguir aceptando que un miembro bloquee todo".
    Pero así es por ahora.
    Si este es el obstáculo más agudo, hay otros obstáculos.
    Liberalización de visas para Kosovo, por ejemplo. O la concesión del estatus de país candidato a Bosnia y Herzegovina. Aquí, en este punto, se ha producido una batalla entre Eslovenia y Austria para pedir más coraje a los líderes europeos y, por tanto, podría darse la estratagema de equipararla con Georgia, a la que se le garantizará una "perspectiva europea" condicionada a ciertas reformas.
    Nadie, que sepamos, ha evocado la hipótesis de los vetos contra Ucrania (o Moldavia o Georgia). La discusión, en todo caso, es cómo, cuánto y de qué forma invertir en el futuro.
    "Existe una fuerte voluntad política para revitalizar el proceso con los Balcanes Occidentales, para enviar un mensaje muy claro y fuerte", aseguró el primer ministro Charles Michel.
    Además, la cuestión se solidifica con la propuesta presentada por Emmanuel Macron de crear una "comunidad política europea" que no sea una alternativa al proceso de ampliación pero que pueda albergar plenamente todo el espíritu europeo. Tal vez incluso manteniendo al Reino Unido en él.
    La propuesta recibe el aplauso del presidente serbio Aleksander Vucic (al que de todos modos le ha criticado por la falta de alineamiento con las sanciones contra Rusia). "Sería la única manera de que los Balcanes sean escuchados y, al mismo tiempo, confrontar a la UE", explicó. Pero es el comienzo de un largo camino. Para la Unión Europea, la geopolítica sigue siendo un camino por etapas, no exento de obstáculos. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA