Alemania en "alarma", temor a un invierno sin gas

Frente con Rusia, ahorro de energía que llega el invierno

Un invierno aún lejano, pero con malos augurios por el gas
Un invierno aún lejano, pero con malos augurios por el gas (foto: ANSA)
17:34, 23 junBERLINPor Rossana Pugliese

(ANSA) - BERLIN, 23 GIU - Alemania rompe el retraso y declara el estado de alarma sobre el gas, al que, "a partir de ahora" considera "un recurso escaso", dijo el vicecanciller Robert Habeck, dando una noticia que llevaba días en el aire, debido al drástico corte de suministro del emporio ruso Gazprom a través del ducto Nord Stream 1.
    "Actualmente el suministro está garantizado", explicó el ministro de Economía y Clima, pero es la perspectiva lo que es alarmante. "En vista del frío, y con la aprobación de todo el gobierno, Berlín pasa así de la alerta a la siguiente etapa, 'alarma' precisamente, en 'alcance del plan que incluye tres pasos, el último de los cuales sería 'emergencia'", según el anuncio del gobierno.
    "El verano engaña, hace calor, la gente quiere liberarse de la política", continuó Habeck quien convocó a la prensa de la capital para el anuncio. "Pero luego llega el invierno. Y hay que reducir el consumo ahora, para llenar los depósitos", indicó.
    Los consumidores no sentirán inmediatamente un impacto en los costos, porque la agencia de la red no ajustará los precios de inmediato, aclaró. Empero, estos luego subirán más, deslizó en pronóstico honesto.
    La primera medida para frenar el desastre ya se había anunciado el fin de semana: Alemania impulsará a regañadientes las centrales eléctricas de carbón, mientras que Habeck no tiene intención de ampliar la actividad de las tres últimas centrales nucleares en funcionamiento. Con su registro sincero, miembro del gabinete del canciller Olaf Scholz, que fascina a los alemanes y es considerado casi un canciller en la sombra, pidió a sus conciudadanos "un esfuerzo nacional" para evitar que se haga realidad "la voluntad de Putin" de poner en aprietos al país y a Europa.
    "El choque económico con Rusia está en marcha y Moscú utiliza el gas como arma", bramó.
    Gazprom ha anunciado un recorte del 60% del gas, que se suministra a Alemania a través de Nord Stream 1, y peligra el llenado de los depósitos para los meses de invierno, hoy al 56%.
    El almacenamiento continúa actualmente, aunque a un ritmo más lento que en el período anterior a la medida rusa. Pero si sigue llegando sólo el 40% del gas ruso -del que depende Alemania para el 35% de la cobertura total- habrá grandes inconvenientes y dificultades.
    La decisión de dar la alarma "no es un juego, es un paso extraordinario", ha dicho en varias ocasiones el ministro, que también ha vuelto a señalar con el dedo las políticas de las últimas décadas que han arrinconado a Berlín, quedando atado de pies y manos a Rusia en el frente del gas.
    "Sin embargo, esta amenaza siempre ha estado presente, y el Gobierno lleva meses preparándose", ha concluido en defensa de la labor del Gobierno del llamado Semáforo (SPD, Liberales y Verdes).
    Sin embargo, desde hace varias semanas se registran rispideces en el Ejecutivo. Y aún hoy los tres partidos han demostrado que no están perfectamente alineados: si los socialdemócratas han presionado para promover cuanto antes un "escudo" para las familias y nuevas medidas de alivio ante el riesgo de que sufran problemas cuando los precios exploten, el ministro de Finanzas, Christian Lindner, subrayó que ya se ha aprobado un paquete sustancial.
    El funcionario es de la opinión de que deben esperarse sus efectos antes de proceder. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en