"Negociación, solo si Putin se retira"

"No cederemos nuestros territorios", dijo en la RAI

Volodimir Zelensky en el programa
Volodimir Zelensky en el programa "Porta a Porta" de la RAI (foto: ANSA)
12:43, 13 mayROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 13 MAG - El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, fue categórico y rechazó de plano, en mensaje a Occidente, la presión de quienes lo quieren en la mesa de negociación, aceptando incluso duras condiciones de Moscú.
    Eso no es lo que quiere todo un país sumido en el infierno de la guerra, y al que el invasor ruso sigue infligiendo heridas cada vez más difíciles de curar, día tras día. Un sentimiento común que el ex comediante, convertido en símbolo de la lucha por la libertad, solo puede hacer suyo.
    Y hablando en "Porta a Porta" de la RAI, en la primera entrevista concedida a una televisión italiana, el presidente ucraniano pareció no dejar lugar a malentendidos.
    "Estoy dispuesto a hablar con Putin, pero sin ultimátum". Y primero "los rusos tienen que salir de los territorios ocupados después del 24 de febrero, es el primer paso para poder hablar de algo", señaló.
    "No podemos aceptar ningún compromiso sobre nuestra independencia, sobre nuestra soberanía e integridad territorial", sostuvo Zelensky. El desafío al líder del Kremlin está lanzado, pero el objetivo del mandatario ucraniano es que sus palabras lleguen alto y claro mucho más allá del Kremlin, dentro de los muros de varias cancillerías europeas, de ciertos países cada vez más tentados por una política de mano tendida hacia Putin.
    "Emmanuel Macron en los últimos días nos ha invitado a "no humillar" al presidente ruso si realmente queremos esperar la paz, deslizó Zelensky. Y quizás no sea casualidad que la advertencia sobrevenga en Italia, donde una parte de las fuerzas políticas que apoyan al gobierno mantienen una línea dura contra Moscú.
    "Algunos líderes europeos dicen que hay que encontrar un camino hacia Putin. Pero no hay que buscarle una salida a Rusia", es la advertencia del presidente ucraniano. "Sé que Putin quería llevarse a casa algunos resultados y que no los encontró. Pero proponernos renunciar a algo para salvar la cara del presidente ruso no es correcto", acotó.
    "Nosotros -aseguró el ucraniano- no estamos dispuestos a salvarle la cara a nadie pagando con nuestros territorios, no creo que sea lo correcto, entonces los rusos deben irse, deben salir de nuestros territorios. Debemos liberar nuestros pueblos, nuestras casas, deben devolvernos lo que han saqueado y deben responder por lo que están haciendo".
    En su mirada, destila orgullo por una nación ofendida, violada, por un pueblo al que se le ha dado la vuelta a la vida y al que se le quiere arrebatar la tierra, la lengua, las tradiciones. El líder de Kiev, hablando desde su búnker y ataviado con la ya icónica camiseta verde militar, también negó la supuesta voluntad de ceder a Crimea para poner fin al conflicto.
    "Nunca he hablado del reconocimiento de su independencia, nunca lo reconoceremos como parte de la Federación Rusa", enfatizó en la RAI. Pero por el momento, la única señal real de apertura de Zelensky, es que esa cuestión puede archivarse, si eso ayuda al diálogo.
    "Incluso antes de la guerra, Crimea tenía autonomía, pero siempre ha sido territorio ucraniano. Nosotros hemos dicho que estamos listos para hablar con Rusia, pero ahora no podemos deliberar una decisión sobre Crimea porque hay guerra. Solo podemos déjalo de lado si entorpece el diálogo", amplió.
    El presidente ucraniano agradeció a Italia. "Estoy muy agradecido a Mario Draghi (el premier italiano, NDR) y feliz de que Italia haya adoptado las sanciones europeas. Creo que estos pasos han sido muy fuertes", indicó.
    A Zelensky parece haberle gustado especialmente las palabras del primer ministro de que Rusia ya no es un Goliat invencible: "Tiene razón. Las fuerzas armadas rusas son cuatro veces más grandes, su estado es ocho veces más grande, pero nosotros somos diez veces más grandes, más fuertes como personas porque estamos en nuestra tierra" y "el mundo se une a nuestro alrededor, no estamos solos", aseveró.
    Agradeció también al Papa Francisco pero remarcó, con su franqueza habitual: "no podíamos aceptar cuando mostraba a dos personas portando las dos banderas, la rusa y la ucraniana. La rusa es la bandera bajo la que nos están matando, traten de entender eso", cerró. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en