Riesgo de una "guerra del pan"

Luigi Di Maio, ministro de Relaciones Exteriores de Italia
Luigi Di Maio, ministro de Relaciones Exteriores de Italia (foto: ANSA)
12:32, 14 mayOLDEMBURG IN HOLSTEINRedacción ANSA

(ANSA) - OLDEMBURG IN HOLSTEIN, 13 MAG - “El aumento de precios que estamos presenciando es preocupante, nos exponemos a una guerra mundial del pan", alertó hoy el ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Luigi Di Maio, en referencia a los efectos colaterales de la guerra en Ucrania.
    "El próximo mes Italia, en colaboración con la FAO, apoyará una iniciativa para hacer frente a la crisis alimentaria en el área del Mediterráneo”, añadió e hizo un llamado para resolver la crisis de abastecimiento por la guerra, con los precios de las materias primas, especialmente el trigo, que están aumentando vertiginosamente y que en marzo alcanzaron el nivel más alto desde 1990.
    “El mundo entero paga el precio de la guerra”, sostuvo Mykola Solsky, ministro de Agricultura de Ucrania, en el marco de la cita del G7 de Agricultura en curso en Stuttgart, donde también se entrevistó con su par italiano, Stefano Patuanelli.
    En la reunión de Stuttgart, que se desarrolla paralelamente al G7 de ministros de Exteriores en Schleswig-Holstein, representantes de las siete potencias más ricas del planeta debaten sobre seguridad alimentaria comprometida por la crisis geopolítica, sistemas alimentarios sostenibles y cadenas de suministro.
    Conocida por sus suelos negros muy fértiles, Ucrania era, antes de la invasión rusa, el cuarto mayor exportador de maíz del mundo y estaba en camino de convertirse en el tercer mayor exportador de trigo.
    Ahora, tantas mercancías están bloqueadas en sus puertos, tanto que la Comisión Europea ha ideado un plan para establecer "corredores de solidaridad" para facilitar las exportaciones de cereales desde Kiev a la UE y al resto del mundo.
    “Unas 20 millones de toneladas tienen que salir de los silos del país a tres meses de la próxima cosecha, estamos ante una situación difícil”, explicó Solski. "Si no podemos exportar los productos agrícolas que están en los almacenes, no tendremos espacio para acomodar los nuevos cultivos y la crisis se volverá sistémica, un bloqueo total de la cadena de suministro de Ucrania", avisó el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba.
    "No podemos permitírnoslo y pido a los países africanos y asiáticos que presionen a Rusia para que detenga la guerra y elimine el bloqueo a nuestros puertos", añadió. “Es la estrategia de Vladimir Putin utilizar el hambre como arma de guerra, en Ucrania y más allá”, subrayó el ministro de Agricultura alemán, Cem Ozdemir, quien calificó de “repugnante” el robo de trigo por parte de Rusia.
    Para la FAO, se necesita un plan de tres puntos: mantener la producción de alimentos apoyando los cereales y otros cultivos; apoyar las cadenas y los mercados agroalimentarios mediante la participación del gobierno y el sector privado en la prestación de servicios a los pequeños productores a través de asociaciones público-privadas; y coordinar la seguridad alimentaria.
    Para presentarlo al G7, el director general de la FAO, Qu Dongyu hizo un llamado a las naciones para ayudar a anticipar la escasez de alimentos en el futuro, “ya ??que la guerra en Ucrania reduce los suministros, empuja los precios a niveles récord y amenaza a las naciones ya vulnerables en Africa y Asia”. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en