Adhesión a OTAN necesita unanimidad

Lo establece el artículo 10. Para el ingreso, proceso extenso

Maniobras de entrenamiento de la OTAN
Maniobras de entrenamiento de la OTAN (foto: ANSA)
18:06, 13 mayROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 13 MAG - El consentimiento para dar el visto bueno a un nuevo miembro para unirse a la OTAN debe ser "unánime", según lo establece el artículo 10 del Tratado de Washington.
    Es eso, precisamente, lo que da al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, la base legal sobre la que fundamenta su "no" a la entrada en la Alianza Atlántica de Suecia y Finlandia.
    Sin la aprobación de Ankara, la membresía nunca se materializará, incluso antes de que el acto termine en la votación de los parlamentos de los estados miembros.
    La carta magna de la OTAN, esencialmente su Constitución, es el tratado firmado por los países fundadores en abril de 1949 y nunca fue modificado desde entonces. Allí, el artículo 10 establece que "las partes podrán, por acuerdo unánime, invitar a cualquier otro Estado europeo capaz de promover los principios de este tratado y contribuir a la seguridad de la región Atlántico Norte con su adhesión".
    En la práctica, son los países los que declaran su interés en unirse a la Alianza.
    De ahí sigue el primer paso: el diálogo intensificado con la sede para verificar la autenticidad de las aspiraciones y el estado de las reformas relacionadas .
    El documento de ampliación de 1995 puso el concepto de "puertas abiertas" en blanco y negro por primera vez y exige que los aspirantes a miembros tengan "un sistema político democrático funcional basado en una economía de mercado", para garantizar "el trato justo de las minorías", para mostrar un "compromiso con la resolución pacífica de conflictos", y tener "la capacidad y voluntad de hacer una contribución militar a las operaciones de la OTAN".
    El segundo paso para aquellos que quieren unirse a la OTAN es la apertura del Membership Action Plan (MAP), que es el programa que ayuda al aspirante a miembro a alinearse con los requisitos necesarios para unirse a la Alianza (y que sin embargo no garantiza la certeza de adhesión).
    En este momento, Bosnia-Herzegovina es el único país que participa en el MAP.
    Sin embargo, desde un punto de vista formal, la invitación de los Aliados se mantiene "para iniciar conversaciones de adhesión con la OTAN".
    Se trata de un mecanismo que consta de varias fases: "negociaciones" en la sede de Bruselas con los emisarios del país requirente, "confirmación" de la aceptación de obligaciones y compromisos en forma de carta de intenciones y "calendario de reformas".
    En ese momento, la OTAN prepara los protocolos de adhesión al Tratado de Washington. Con la ratificación de los gobiernos de los estados miembros -y la aprobación de los respectivos parlamentos- y con la del país solicitante, se completa el trámite.
    Pero queda, sin embargo, ese escollo de la unanimidad que la UE y la OTAN tienen en común como nunca antes.
    En 2008 fue Ucrania la que expresó su interés en unirse a la Alianza y abrió el MAP. Pero en la cumbre de Bucarest, la Alemania de Angela Merkel -con la parte francesa- dijo "no".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en