Papa con esposas de soldados de batallón Azov

"Nos dijo que rezará por nosotras"

Yulya Fedosiuk (I), esposa del combatiente de Azov Arseniy Fedosiuk y Kateryna Prokopenko (D), esposa de Denis Prokopenko, estuvieron hoy con el Papa durante la audiencia general.
Yulya Fedosiuk (I), esposa del combatiente de Azov Arseniy Fedosiuk y Kateryna Prokopenko (D), esposa de Denis Prokopenko, estuvieron hoy con el Papa durante la audiencia general. (foto: ANSA)
10:23, 11 mayCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 11 MAG - El Papa Francisco se encontró hoy con las mujeres de dos combatientes ucranianos del batallón Azov, que resiste una ofensiva de las fuerzas rusas en la acería Azovstal de Mairupol, a quienes les aseguró que hará lo posible por salvar la vida de sus esposos.
    "Esperamos que este encuentro nos dé la oportunidad de salvar sus vidas", dijeron Katarina y Yulia, las mujeres de los soldados del batallón tras ver al Pontífice, que "nos dijo que rezará por nosotras y que hará lo posible" para liberarlos.
    "Le pedimos que venga a Ucrania y que hable con Putin para que se vaya", pero sobre eso "no nos ha respondido. Dijo que rezará por nosotros", agregaron las dos mujeres.
    El encuentro se produjo tras la audiencia general en Plaza San Pedro, en el momento de llamado "besamanos". Las mujeres le escribieron una carta días atrás al Papa y el martes les llegó una invitación del Vaticano para asistir a la audiencia.
    Participaron Katarina Prokopenko, la mujer del comandante del batallón Azov, Denis Prokopenko, y Yulia Fedosiuk, la mujer de Arseniy Fedosiuk. También deberían haber estado otras dos mujeres de militares, que se encontraban en Polonia, pero que no llegaron a tiempo a Roma.
    Katarina describió las difíciles condiciones en las que se encuentran los soldados del batallón Azov. "Espero que todos puedan sobrevivir, y haremos lo imposible por salvar sus vidas.
    Pero muchos han muerto y no pudimos sepultarlos según la tradición cristiana".
    "Le hemos pedido al Papa que nos ayude para que se formen 'corredores verdes' que les permitan salir de la Azovstal de Mariupol", agregó Yulia.
    Las dos mujeres dijeron que piensan que aún permanecen civiles dentro de la acería. "Son familiares de los militares.
    Tienen miedo de ser evacuados porque las personas que son evacuadas de Azovstal van primero a campos rusos, y la Federación no las deja salir de ahí. Tienen miedo de ser torturadas y asesinadas".
    Los civiles que permanecen en la planta "no tienen comida, agua, medicamentos ni atención médica. Es una situación terrible. No podemos quedarnos sentadas ante estas terribles noticias. Cada día uno o dos soldados heridos muere", afirmaron Yulia y Katarina.
    "Hay entre seiscientos y setecientos soldados heridos que deben ser evacuados inmediatamente para ser atendidos", agregaron.
    Según fuentes vaticanas, la presencia de las mujeres de los oficiales del regimiento ucraniano en la audiencia papal se debió principalmente a razones humanitarias.
    Tras recibir la carta, agregaron las fuentes, el Papa Franciso pidió recoger las necesarias informaciones sobre la situación en Azovstal y luego decidió invitarlas a través de canales diplomáticos.
    Katarina y Yulia ya habían estado en Italia y para sus contactos con el Vaticano fueron ayudadas por el artista y activista disidente ruso-canadiense Pyotr Verzilov, un referente de la oposición a Vladimir Putin que en el pasado fue portavoz no oficial del grupo punk Pussy Riot y fue arrestado varias veces. Las fuentes vaticanas admitieron que el encuentro de hoy generará polémicas, pese a su carácter humanitario, ya que el Batallón Azov, que nació como grupo paramilitar nacionalista en 2014, al estallar la guerra del Donbás, y hoy es exaltado por su heroísmo ante a la invasión rusa, tiene elementos neonazis y en el pasado ha sido acusado de crímenes de guerra. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en