Un gran incendio arrasa Cerdeña

Unas 1500 personas evacuadas y más de 20 mil hectáreas quemadas

Un gran incendio arrasa Cerdeña (foto: ANSA)
17:08, 25 julROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 25 LUG - Cerca de 1500 personas evacuadas, más de 20 mil hectáreas de tierra, de bosques, olivares y campos cultivados reducidos a cenizas, fincas devastadas, casas dañadas, es la devastadora postal del gigantesco incendio declarado en el oeste de la isla italiana de Cerdeña.
    Las llamas están arrasando en Montiferru, en la zona de Oristano. Aún no se ha podido hacer una estimación precisa de los daños dado que el incendio, después de recorrer unos 50 kilómetros desde el Oristanese hasta Ogliastra, aún no fue controlado y continúa amenazando hogares y negocios.
    Hay 7.500 hombres entre Cuerpo Forestal, bomberos, protección civil, voluntarios que trabajan para intentar combatir las llamas. A estos se suman personal de la Cruz Roja Italiana, Carabineros y la Policía del Estado, mientras siete aviones de Canadair están ayudando y otros dos están por llegar desde Francia por pedido del canciller, Luigi Di Maio.
    También se encuentran trabajando 11 helicópteros de la flota regional, incluido el Super Puma, un helicóptero de los bomberos y uno del Ejército, pero la situación sigue siendo muy difícil.
    Hace dos días un automóvil se prendió fuego en Bonarcado y se inició un incendio en el campo, que luego fue extinguido.
    Pero las llamas volvieron el sábado en el mismo territorio y los agentes forestales quieren entender la causa que desató el infierno.
    Todas las investigaciones serán objeto de una información que se enviará al Ministerio Público de Oristano, competente en el territorio.
    El Departamento de Protección Civil activó el Mecanismo Europeo de Protección Civil para pedir a otros países de la UE que envíen aviones a Italia que puedan ayudar a apagar el devastador incendio en Cerdeña.
    El jefe de Protección Civil, Fabrizio Curcio, montó la unidad de crisis del departamento y está siguiendo la situación en estrecho contacto con las autoridades locales.
    "Se activó el mecanismo de protección civil para Canadair desde el exterior: están llegando dos aviones de Francia, lo que agradezco oficialmente", anunció en Facebook el canciller Di Maio.
    "Estoy en contacto con el jefe de Protección Civil Fabrizio Curcio, que cuenta con todo nuestro apoyo. Seguimos con gran atención los desarrollos. Máxima proximidad a la población local. ¡Vamos Oristano, vamos Cerdeña!", Volvió a escribir Di Maio.
    Un total de 400 personas que viven en las afueras de la localidad de Scano Mantiferro, en la zona de Oristano, fueron evacuadas de sus viviendas, algunas de las cuales han sido tocadas por las llamas.
    El alcalde Antonio Flore ha habilitado un centro de acopio en el gimnasio municipal. Mientras tanto, el fuego continúa avanzando hacia las montañas entre Santu Lussurgiu y Macomer amenazando a San Leonardo -donde se ubican los manantiales de Siete Fuentes y una pequeña villa turística- y Monte Sant'Antonio. Los bomberos de Sassari trabajan por el abastecimiento de agua, la extinción de los focos y el rescate del ganado.
    "Pedimos al Gobierno apoyo económico inmediato para reparar los daños y ayudar a las comunidades afectadas a reiniciarse.
    También le escribiré al premier (Mario) Draghi para pedirle que una parte del PNRR (Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia, NDR) se asigne inmediatamente a la Región para un importante proyecto de reforestación, para curar estas terribles heridas", dijo el gobernador de Cerdeña, Christian Solinas.
    "Otro día ajetreado: tenemos los 11 aviones volando a Cerdeña, muchos de ellos en la hoguera del Oristano, los bomberos y helicópteros del ejército y siete Canadair están tratando de apagar las llamas que, según una primera estimación resumida entre Santu Lussurgiu y Cuglieri devoraron cerca de 10 mil hectáreas de tierra", comentó el director general de Protección Civil de Cerdeña, Antonio Belloi, a ANSA, que sigue coordinando las intervenciones con la sala de operaciones regional y en estrecho contacto con el jefe del Departamento Nacional de Protección Civil.
    "El frente más importante es aquel entre Cuglieri y Santu Lussurgiu -continuó Belloi- y las condiciones meteorológicas no ayudan, también porque el viento siroco ha girado hacia el suroeste. El boletín de peligro de incendio 'extremo' que publicamos ayer (sábado) sigue vigente".
    "Es un desastre, una tristeza y una desesperación por la devastación del territorio y el miedo que estamos viviendo", dijo a ANSA el alcalde de Santu Lussurgiu, Diego Loi, sobre el incendio que está asolando el territorio, acercándose peligrosamente a las casas de su municipio, en la zona de Oristano.
    "Santu Lussurgiu, protégenos -escribió el alcalde en su perfil de Facebook, publicando las fotos del gigantesco incendio- Un desastre. Y tenemos miedo de lo peor. Necesitamos el máximo despliegue de todos los medios, para evitar daños irreparables". Decenas de comentarios de apoyo y aliento.
    Por ahora no se ha podido cuantificar los daños, pero las llamas han dañado tanto viviendas como granjas. Incomodidades a lo largo de la carretera estatal 292 con escombros y árboles caídos, agentes de Polstrada están trabajando en el lugar, mientras que en los distintos municipios afectados por los incendios trabajaban numerosas patrullas de los carabineros y la comisaría de Oristano, que también puso a disposición una camioneta para evacuaciones.
    Pasaron casi 27 años desde el último incendio que estalló en Montiferru: era agosto de 1994 cuando las llamas borraron los bosques de Seneghe, Bonarcado, Cuglieri, Santu Lussurgiu y Scano Montiferro. Y ahora vuelve a repetirse. Las altas temperaturas y el viento alimentan el fuego que rápidamente se extendió alrededor primero Santu Lussurgiu y luego pasó a Cuglieri.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en