Impacto de las lluvias en Bélgica y Países Bajos

Los bomberos italianos rescatan a 40 personas

16:58, 16 julBRUSELASRedacción ANSA
(ANSA) - BRUSELAS, 16 LUG - El primer ministro belga, Alexander De Croo, describió lo ocurrido en su país, plagado de lluvias fortísimas, como "una catástrofe sin precedentes", que se traduce, hasta ahora, en 20 muertos y otros tantos desaparecidos, así como 41 mil personas sin electricidad.
    La alerta sigue siendo alta, especialmente en regiones del sur particularmente afectadas como Valonia, mientras que el próximo martes se declarará día nacional de luto.
    Al mediodía se hizo un minuto de silencio y las banderas estarán a media asta.
    El premier agradeció a los países europeos que respondieron a la solicitud de activación del mecanismo de Protección Civil: entre estos Italia, cuyo equipo de Bomberos rescató a 40 personas que quedaron varadas en sus domicilios y en una vivienda de la zona de Tillf, al sur de Lieja.
    "Estamos dispuestos a ayudar a todos los países afectados", dijo la Comisión Europea, que expresó estar "muy preocupada" por la situación también en Alemania y Holanda, donde en estas horas la rotura de una presa en Limburgo suscita especial preocupación.
    La atención también se concentra cerca del río Mosa, donde se evacuó un hospital.
    Los reyes de Bélgica fueron a Pepinster por la tarde.
    En el municipio se derrumbaron una veintena de casas, devastadas por las inundaciones.
    Ayer la pareja real acudió a Chaudfontaine, otra localidad de la provincia de Lieja azotada por el mal tiempo.
    El gobierno decidió liberar recursos financieros de emergencia para ayudar a las poblaciones afectadas.
    "Las condiciones de acceso a la red de distribución eléctrica son muy complicadas ", explicó el operador en su sitio web.
    No menos de 300 puestos de distribución están inundados y "es imposible que nuestros equipos accedan a ellos", agregó Ores.
    Pero según la Agencia Federal de Control Nuclear, el mal tiempo no puso en peligro la planta de Tihange.
    En Flandes, en el norte del país, la situación se está estabilizando, pero no se pueden descartar más inundaciones. Las provincias flamencas de Limburgo, Amberes y Brabante están experimentando las situaciones más críticas con el nivel del agua que aumentó drásticamente.
    En general, más de veinte líneas ferroviarias han experimentado interrupciones en el tráfico en todo el país, según el administrador de infraestructura Infrabel.
    "La solidaridad es lo más importante en estas horas, nos alivia ver cuántos nos ayudan", dijo una mujer en la televisión belga elogiando a los voluntarios que acudieron al rescate.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en