La revuelta de las mujeres en Apple

Denuncian encubrimientos para proteger reputación de empresa

Las mujeres denuncian encubrimientos en Apple
Las mujeres denuncian encubrimientos en Apple (foto: Ansa)
18:13, 04 agoNUEVA YORKPor Serena Di Ronza

(ANSA) - NUEVA YORK, 04 AGO - Las mujeres de Apple se están rebelando contra una cultura que las ubica, en muchos casos, en una situación de desventaja y discriminadas, entre otras cosas, porque refieren denuncias subestimadas, incluso encubiertas, así como represalias transversales o apatía.
    Se trata de una cultura alejada de lo que públicamente aspira a ser la ciudad de Cupertino -donde encuentran las sedes de Alphabet (Google), Netflix, Facebook, Apple Inc, entre otras- defensora de las mujeres frente a la criticada "bro culture" -que basa su andamiaje institucional en la creencia de que lo masculino es la medida de todas las cosa- de Silicon Valley.
    El Financial Times reconstruyó el detrás de escena de Apple, a partir de quince entrevistas a empleados y exempleados, cuyas historias llaman la atención sobre el fenómeno #AppleToo, que surgió el año pasado como una herramienta para hablar y sacar a la luz supuestos abusos y discriminación en Cupertino.
    Las historias relatadas describen un departamento de recursos humanos en Apple, impulsado por querer defender la reputación de la empresa a toda costa, mitigar riesgos y proteger a los malos gerentes antes que ser un 'lugar seguro' al cual dirigirse con problemas y quejas.
    Es fue lo que le pasó a Orit Mizrachi, empleada de Apple hasta 2017, que denunció ser intimidada por su jefe por una ausencia por enfermedad de su padre y abrumada por los mensajes sexuales de un compañero.
    Las denuncias fueron "encubiertas" y que posteriormente llevaron a su despido con una excusa, dijo Mizrachi, y señaló que Apple también le ofreció tres meses de salario y una suma sustancial por "supuesta angustia emocional" a cambio de retirar los cargos.
    Otro buen ejemplo es lo que le sucedió a Emily, una empleada de Apple Store en Nueva York que habló, bajo un seudónimo, al Financial Times.
    En 2021, informó a recursos humanos que había sufrido un acoso sexual grave, incluida la violación por parte de un colega.
    Sin embargo, Emily se sintió tratada como si ella fuera el problema: "Me dijeron que 'el presunto violador' estaría fuera por negocios durante seis meses. ¿Acaso te vas a sentir mejor cuando él regrese?".
    Además, la solicitud de Emily de ser trasladada a otra Apple Store fue denegada.
    Apple respondió a las duras reconstrucciones, destacando que trabaja arduamente para tratar de investigar todas las denuncias lo mejor posible y crear un ambiente de trabajo en el que todos se sientan cómodos si presentan quejas o denuncias.
    "Algunas de las historias" recopiladas por el Financial Times "no reflejan nuestras intenciones y políticas y deberíamos haberlas abordado de otra manera. Por lo tanto, realizaremos cambios en nuestro proceso de formación". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en