Raffaella Carrá se torna eterna

Evocaciones de la política, "un trozo de la historia de Italia"

Raffaella Carrá, talento, creación y sencillez (foto: ANSA)
14:19, 05 julROMA Redacción ANSA

(ANSA) - ROMA 5 JUL - La cantante, compositora y bailarina italiana Raffaella Carrá, de 78 años, ha muerto hoy tras padecer una larga enfermedad, lo que desata enorme pesar en Italia y también en Latinoamérica, donde también brilló y cautivó con sus ritmos y simpatías.
    "Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre", anunciaron desde su entorno.

     El deceso de Carrá se produjo hoy, a las 16.20 hora italiana, tras una enfermedad que desde hace tiempo atacaba ese cuerpo suyo tan diminuto, pero tan lleno de energía desbordante.
    "Su fuerza imparable, que la impuso en la cima de la música mundial, una voluntad de hierro que nunca la abandonó hasta el final, hicieron que nada de su profundo sufrimiento se filtrara.Enésimo gesto de amor hacia su público y hacia quienes compartían su afecto, para que su calvario personal no perturbara la brillante de su recuerdo", dijo a ANSA Sergio Japino, quien fuera su compañero de vida durante años.
    Mujer fuera de lo común, pero dotada de una sencillez inquietante, no tenía hijos, pero sí -siempre lo decía- tenía miles de ellos, como los 150 mil "adoptados" a distancia gracias a "Amore", el programa que dejó a la mayoría de ellos en su corazón.
    El funeral se definirá en breve, pero en sus últimas disposiciones, Raffaella pidió un simple ataúd de madera sin terminar y una urna para guardar sus cenizas.
    Inmediatamente surgieron reacciones hasta del mundo de la política.
    "Italia pierde uno de sus iconos más inteligentes, agradables y elegantes. La desaparición de Raffaella # Carrá para los de mi generación es verdaderamente un trozo de vida que se va. Profunda tristeza", escribió en Twitter el secretario PD (Partudo Demócrata), Enrico Letta.
    "Mucha tristeza! Con Raffaella Carrá se va un trozo de la historia de Italia", expresó el presidente de la Región de Lazio, Nicola Zingaretti, en Facebook.
    Raffaella Maria Roberta Pelloni (nacida en Bolonia, 18 de junio de 1943) fue norable cantante, compositora, bailarina, coreógrafa, presentadora de televisión y ya,biém actriz.
    Presentó diversos programas, la mayor parte en la cadena italiana RAI, pero también en la española TVE, y realizó especiales en Argentina, Chile, México y Perú.
    Empezó su carrera profesional a la edad de nueve años, tras ser elegida para un pequeño papel en la película "Tormento del passato".
    Carrá se matriculó a los quince años en el Instituto de Cinematografía, formándose como bailarina. Trabajó en Hollywood en la década de 1960, pero retomó pronto su carrera en Europa, tanto en el cine como en la televisión.
    En 1978, Raffaella llegó por primera vez a América, donde obtuvo mucho éxito. Asistió al programa chileno "Sábado gigante", y realizó numerosos conciertos en estadios y teatros.
    La histeria de los fanes fue tal que Carrá debía salir a la calle siempre con varios guardaespaldas.
    En 1979, visitó Perú para la grabación de un especial para la red estatal Telecentro, transmitiéndose por la señal de Panamericana Televisión desde el estudio 5 del mismo canal.
    Ese mismo año, volvió a la televisión estatal italiana con el show "Ma che sera" vendido en seguida por la RAI a canales de más de 36 países. E 1980, RAI armó cinco especiales titulados "Millemilioni" filmados en coproducción con las televisoras estatales de los países participantes del proyecto: Italia, Unión Soviética, Reino Unido, México y Argentina. Cada especial fue filmado en la capital de cada país -Roma, Londres, Moscú, Ciudad de México y Buenos Aires- con sus paisajes, monumentos, gentes, lugares, oficiaban de escenografía para los videoclips de una gran selección de canciones exitosas de Raffaella.
    Las rítmicas canciones "Hay que venir al sur", "Latino", "Fatalitá", "Fiesta" o "Forte, forte, forte" resonaron tanto en Europa como en Latinoamérica, inundando de alegría y vivacidad a más de una generación.
    Hoy en su adiós, no sólo sobresale su talento creativo, su amor por el trabajo y su tesón inquebrantable, sino también su sencillez y simpatía. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en