Popovici aprovechó ausencia de Dressel

Popovici, nuevo campeón mundial en 100 metros libres (foto: ANSA)
16:37, 22 junBUDAPESTRedacción ANSA

    (ANSA) - BUDAPEST, 22 JUN - El rumano David Popovici se consagró con sólo 17 años como nuevo campeón mundial de los 100 metros libres en Budapest, competencia en la que brilló por su ausencia el múltiple campeón olímpico estadounidense Caeleb Dressel, quien se retiró del certamen por cuestiones médicas no especificadas.
    Popovici, que cumplirá 18 años en septiembre, se impuso con un tiempo de 47,58 segundos y relegó al francés Maxime Grousset y al canadiense Joshua Edwards, que cruzaron la meta en 47,64 y 47,71 segundos respectivamente y completaron el podio.
    Podio al que apuntaba el récord italiano de esta distancia, Alessandro Miressi, pero quien finalizó último con 48,31 segundos y se dijo "muy decepcionado" por su actuación.
    Una competencia en la que la ausencia de Dressel fue sin dudas la nota destacada porque el siete veces campeón olímpico, además, se retiró del certamen.
    Dressel, de 25 años y quien en este Mundial había conquistado el título en los 50 metros mariposa y en la prueba de relevos 4x100 metros, desertó por cuestiones médicas no especificadas por su entorno.
    "Después de haber efectuado algunas consultas, Caeleb, sus entrenadores y el equipo médico decidieron que lo mejor era retirarse del Mundial", explicó el equipo estadounidense en un comunicado.
    "Nuestra prioridad siempre será la salud de nuestros atletas. Aportaremos a Caeleb de la asistencia necesaria para que se recupere lo antes posible", agrega la nota.
    "Por su salud a largo plazo, esta fue la decisión correcta", comentó por su parte Lindsay Mintenko, directora general de USA Swimming, quien tampoco aportó detalles por motivo de privacidad.
    "Fue una decisión de Caeleb", aclaró la dirigente al explicar las razones de Dressel, quien había establecido el segundo mejor tiempo en las series de 100 metros libres el martes y se retiró antes de disputar las semifinales.
    Otra nadadora estadounidense que dio que hablar hoy en el Mundial de Budapest fue Anita Alvarez, quien se desmayó al terminar su ejercicio en la final de nado sincronizado.
    Alvarez permaneció sumergida en el agua durante algunos minutos hasta que su entrenadora comprendió que algo andaba mal y se zambulló en la piscina para rescatarla.
    Los médicos y paramédicos la asistieron antes de trasladarla a la enfermería, tras lo cual se informó que estaba fuera de peligro.
    También dio que hablar la canadiense Summer McIntosh, en este caso por haber ganado los 200 metros mixtos con récord mundial (2'05"20).
    Con 15 años y 308 días de edad, McIntosh se convirtió en la campeona mundial más joven desde 2011, cuando la china Ye Shiewn se impuso en esa distancia con 15 años y 147 días.
    En los 200 metros estilo braza (pecho), la italiana Francesca Fangio atrapó el pasaje a la final del jueves con suspenso al finalizar octava en su serie con un crono de 2'25"09.
    "Un tiempo que no me deja satisfecha para nada", afirmó la nadadora de 27 años que apuesta a mejorar en la definición pues -reconoció- "hoy no estuve nunca en carrera".
    Fangio, que ostenta el récord italiano en esta disciplina (2'23"06) reconoció que "la tensión me jugó en contra", como seguramente le jugó a la sueca Sophie Hansson, eliminada "ilustre" en los 200 metros braza y campeona europea en los 100 metros. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en