Doping, otra sombra sobre los Juegos

Nobuyuki Iizuka, jefe del Personal a cargo de los controles antidoping en Tokio. (foto: ANSA)
14:13, 21 julTOKIORedacción ANSA

   Por Alessandro Castellani

    (ANSA) - TOKIO, 22 JUL -  La merma en la cantidad de controles antidoping efectuados como consecuencia de la pandemia de Covid-19 agita otro fantasma sobre los Juegos Olímpicos de Tokio que se pondrán en marcha dentro de dos días.
    Entre quienes sospechan que la situación generada favorecerá a aquellos atletas que suelen hacer trampa se destaca el alemán Johannes Vetter, favorito al oro en la prueba de lanzamiento de jabalina, quien suele definirse como un deportista "100 por ciento limpio".
    Sin decirlo abiertamente, Vetter desconfía de que todos compitan en las mismas condiciones, avalado por informes que prevén que entre 800 y 1400 de los 11 mil atletas participantes podrían sacar ventajas de esta situación atípica.
    A nivel global, los controles antidoping cayeron de 306 mil en 2019 a 168 mil en 2020, o sea un 45 por ciento menos debido a las restricciones que impuso la pandemia.
    Datos que reflejan lo ocurrido en la primavera (boreal) del año pasado, cuando sólo en Europa 33 países interrumpieron los controles, escenario que se repitió en Jamaica y en China, aunque luego gradualmente fueron retomando su ritmo habitual.
    También se señaló una "relajación" de los test en Kenia, Etiopía, Bielorrusia, Ucrania, Marruecos, Nigeria, Bahrein y Brasil.
    El propio presidente de la Agencia Mundial Antidoping (WADA), Witold Baka, reconoció hace algunos meses que "los controles que revelan la presencia en el organismo de los atletas de esteroides, EPO o estimulante se realizaron en una cantidad bastante reducida debido a las circunstancias".
    "El mundo del deporte afronta una situación sin precedentes y el cierre de fronteras, las cuarentenas y las restricciones sanitarias obstaculizaron la tarea cotidiana contra el doping", destacó.
    "Es una situación difícil de manejar", reconoció también Vetter en vísperas de la ceremonia de apertura al señalar: "Supe de varios atletas que para eludir los controles antidoping informaron que tenían síntomas de Covid y, debido al protocolo sanitario, los funcionarios a cargo de realizarlos no tuvieron más remedio que renunciar a efectuarlos".
    "Yo estoy 100 por ciento limpio y jamás le hubiese dicho a un funcionario que no podía someterme al test porque tengo fiebre o tos", explicó el alemán.
    "Lo cierto es que hubo muchos menos controles que en los años precedentes a la pandemia y no lo digo sólo yo", completó Vetter al destacar que "hubo gente que usó el Covid como excusa para eludir los controles".
    "No me gusta hablar mal de atletas de otros países porque no se con certeza si los sistemas allí funcionan al 100 por ciento, pero estoy seguro de que existen deportista que no están limpios y encuentran la manera de burlar al sistema", agregó.
    "Eso me permite asegurar que la situación ocurrida en 2020 y en 2021 les facilitó mucho las cosas", completó.
    Consultado sobre si cree que ese fue el motivo de que tantos récord mundiales hayan sido mejorados en los últimos tiempos, Vetter comentó: "Es un año olímpico y todos estamos muy motivados. Espero que eso haya sido fruto del entrenamiento, pero no puedo dejar de decir que muchos controles antidoping fueron cancelados debido a la pandemia y es algo que hay que tener en cuenta".
    El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, le prometió a su compatriota que se realizarían una serie de controles dos meses antes de los Juegos: "El se comprometió a promover un Juego Olímpico limpio con test entre las ocho y seis semanas previas".
    "Pero eso resulta poco efectivo pues el atleta que se dopa de modo sistemático comienza a hacerlo mucho tiempo antes y, quizás se toma un descanso en los dos meses previos para parecer limpio", destacó.
    Como contrapartida, la campeona olímpica italiana de natación Federica Pellegrini fue sometida a un control antidoping sorpresivo apenas puso un pie en suelo japonés.
    "¿Quién no querría hacerse un buen test antidoping apenas arribado a Tokio?", comentó luego con ironía la atleta italiana en la red social Instagram junto con una fotografía que muestra su brazo del que acababan de tomarle una muestra de sangre.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en