Complejo viaje de Petro y desafío ante la ONU

El ambiente en Washington frente a su gobierno no es el mejor

Gustavo Petro, primer presidente de izquierda de Colombia
Gustavo Petro, primer presidente de izquierda de Colombia (foto: ANSA)
12:41, 17 sepBOGOTA Por Oscar Escamilla

(ANSA) - BOGOTA 17 SEPT - El presidente colombiano, Gustavo Petro, emprende mañana su segunda salida del país, este vez a Estados Unidos, para participar de la Asamblea General de Naciones Unidas, en la que será su primera intervención ante la comunidad internacional.
    La agenda del mandatario incluye la asistencia a una recepción ofrecida el próximo miércoles por el presidente estadounidense, Joe Biden, en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, con ocasión de la asamblea en marcha.
    Sin embargo, Petro arriba por primera vez a Estados Unidos como presidente con el viento político en su contra, dadas las recientes declaraciones de funcionarios de la Casa Blanca y congresistas, en particular por el tema Venezuela.
    El Jefe de Estado, quien se recupera de una bronquitis aguda, intervendrá ante el pleno de la Asamblea General el próximo martes, será el quinto de la lista de ese día, con un discurso en el que planteará "la necesidad y urgencia de acciones frente a la amenaza de la crisis climática" detalló Presidencia.
    El tema de la asamblea de este año es "Un momento decisivo: soluciones transformadoras para desafíos interconectados".
    El mandatario sostendrá este domingo a su arribo a Nueva York una reunión con el secretario general, Antonio Guterres y luego se trasladará al sector de Queens para un encuentro con la comunidad colombiana.
    A Petro lo acompañan en su segunda salida internacional la recién designada embajadora en Naciones Unidas, Leonor Zalabata, y los ministros de Ambiente, Susana Muhamad, y de Educación, Alejandro Gaviria, entre otros.
    A ellos se unirá el canciller, Alvaro Leyva, quien llegó antes a Estados Unidos para sostener reuniones con funcionarios de la administración Biden.
    Pese a que la visita de Petro a Estados Unidos se realiza en el marco de la asamblea anual de la ONU, el ambiente en ese país frente a su administración no es el mejor, dadas la declaraciones recientes de funcionarios de alto nivel y congresistas.
    Al parecer, lo que preocupa en Washington es que Bogotá haya retomado las relaciones diplomáticas con Caracas y en particular la designación de ese país como garante de los diálogos de paz con el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN).
    Brian Nichols, subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, saludó el deseo de Petro de buscar la "paz total" en su país, pero aseguró que "es algo preocupante para ese proceso" que el gobierno de Nicolás Maduro sea garante de las conversaciones con el ELN, dada su cercanía con esa organización.
    Nichols habló esta semana durante una audiencia de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano en la que se evaluó la política de la Casa Blanca hacia Venezuela.
    En esa misma reunión, el demócrata Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, calificó como "desafortunado" que Petro abrace a los violadores de derechos humanos, en referencia al presidente venezolano, Nicolás Maduro, citado por medios de prensa colombianos en Estados Unidos.
    Mucho mas beligerante fue el senador republicano Marco Rubio que a la salida de esa reunión consideró "lamentable" la decisión de Bogotá frente a Venezuela.
    "Creo que va a lastimar la relación y la cooperación entre ambos países, desafortunadamente, pero él (Petro, NDR) es el Presidente democráticamente electo en Colombia; pero si hace decisiones que van en contra de nuestros intereses tendremos que actuar de manera de proteger a los Estados Unidos", advirtió el congresista.
    Desde Nueva York, en declaraciones a periodistas colombianos, el canciller Leyva respondió a las opiniones de los congresistas estadounidenses.
    "Algunos parlamentarios son ajenos, primero; y segundo, carecen de información, porque yo nunca los he visto presentes en los diálogos que he tenido, entonces les llegan versiones que los confunden; pero bienvenidas las observaciones, son enriquecedoras, hacen parte de la democracia", manifestó Leyva.
    Frente a la pregunta sobre la violación de los derechos humanos por parte del gobierno venezolano, el jefe de la cartera de Exteriores afirmó que "yo he abrazado la defensa de los derechos humanos y naturalmente la defensa de la dignidad de la persona humana, que es lo que a mí me interesa; que algunos violen, lo siento mucho, soy el primero en deplorarlo".
    Sostuvo que su papel frente a la decisión del Jefe de Estado de "normalizar las relaciones" con su vecino es la de "adelantar todo lo que esté a mi alcance para que se abran esas fronteras".
    Con ese clima político llega Petro a Estados Unidos.
    De acuerdo con la agenda oficial, concluida su intervención en la Asamblea el martes, el colombiano se reunirá con el presidente de la Comisión Europea, Charles Michel, y mas tarde se entrevistará con la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Sima Bahous.
    El miércoles, Petro estará en un desayuno de trabajo con miembros de Americas Society / Council of the Americas (ASCOA) y posteriormente sostendrá encuentros con la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, y con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
    Antes de acudir a la recepción que ese día ofrecerá el presidente Biden, el mandatario local se reunirá con el primer ministro de Noruega, Jonas Gahr Store. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en