Se apagó la vida de Víctor Escobar

Primero en el país en morir por eutanasia sin ser terminal

Un cóctel de drogas acabó con los padecimientos de Víctor Escobar
Un cóctel de drogas acabó con los padecimientos de Víctor Escobar (foto: ANSA)
13:34, 08 eneBOGOTAPor o

(ANSA) - BOGOTA, 08 GEN - La vida tortuosa y de sufrimiento físico del colombiano Víctor Escobar se apagó este viernes, tras una lucha en tribunales para lograr que fuera respetado su derecho a la eutanasia, a pesar de no ser un paciente terminal.
    A Escobar lo habían diagnosticado con un conjunto de patologías que hacían tormentosa su existencia. Hasta respirar se había convertido en un martirio para este hombre de 61 años, residente en la ciudad de Cali (suroeste) y quien se dedicó a conducir tractocamiones.
    La lista de sus males era larga. Padecía de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), arrastraba con las consecuencias de un accidente cerebro vascular, tenía hemiplejía, diabetes, artrosis y hasta depresión, entre otras.
    Su caso saltó de los servicios sanitarios, a los tribunales y de allí a los medios de prensa luego que emprendiera una lucha jurídica para morir dignamente, pese a que la Corte Constitucional extendió el derecho de la eutanasia a paciente terminales.
    Hace unos 25 años ese Tribunal abrió la posibilidad para que las personas con una sentencia de muerte por una enfermedad terminal pudieran acogerse a la eutanasia y recién el año anterior amplió esa posibilidad a personas que deseaban morir dignamente aquejadas por enfermedades incurables y con padecimiento incompatibles con la dignidad humana.
    Con esa posibilidad abierta por la Corte, Escobar creyó que su deseo de morir se concretaría el pasado 23 de noviembre, pero cuando restaban horas para el procedimiento su servicio de salud encontró la manera de impedir el trámite, por lo que el tema pasó a una disputa en tribunales.
    A principios de diciembre, un juzgado local le halló la razón al hombre y su abogado y ordenó que su sistema de salud se encargara de la eutanasia en la fecha que él y su familia quisiera. El día fue hoy, con lo que Escobar se convirtió en el primer colombiano en morir dignamente a pesar de no ser un enfermo terminal.
    "No les digo adiós, sino un hasta luego. Poco a poco nos iremos encontrando en donde Dios nos ponga", manifestó Escobar en video hecho poco antes de partir al centro médico donde se le realizó el procedimiento.
    "Gracias a todos los colombianos que, de una u otra forma, nos brindaron el apoyo, nos brindaron esa confianza de seguir adelante con nuestra lucha. Bendiciones y abrazos en general.
    Los quiero a todos muchísimo", añadió en su mensaje. Además de su familia, Escobar encontró en su abogado Luis Giraldo Montenegro otro escudero de su lucha.
    El joven togado convirtió la causa de Escobar en un inamovible y estuvo allí para sortear cada traba del sistema de salud y enfrentar las críticas de sectores religiosos a la determinación de ambos.
    "En horas iniciarás un camino a la eternidad, en pocas horas tu cuerpo dejará de sentir dolor, tu nombre quedará marcado en la historia, será un referente para aquellos que buscan la libertad de decirle al dolor: ¡ya no más!", manifestó Giraldo en un video que este viernes circuló en redes sociales.
    El abogado agradeció a la familia de Escobar, a los jueces y a la prensa por luchar por el deseo de su cliente, al tiempo que lamentó la ausencia y el silencio del gobierno, la gobernación del Valle del Cauca y la alcaldía de Cali (suroeste).
    "Me enseñaste que los derechos deben ser respetados, tu derecho hoy lo hiciste respetar", afirmó el jurista. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en