Boric, el candidato más joven de la historia

Diputado, 35 años, aspira a dirigir a 19 millones de chilenos

El candidato presidencial chileno más joven, Gabriel Boric
El candidato presidencial chileno más joven, Gabriel Boric (foto: EPA)
15:54, 20 novSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA

(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 20 NOV - Gabriel Boric es el político más joven en Chile que postula a la Presidencia del país y que con sólo 35 años aspira a dirigir los destinos de cerca de 19 millones de habitantes.
    Saltó a la palestra pública a los 29 años con la toma de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile en 2006, de la cual era presidente del Centro de Alumnos, para luego convertirse seis años después en presidente de la Federación de Estudiantes (FECh) de esa casa de estudios.
    Sucedió a la mítica dirigente estudiantil Camila Vallejo, hoy también diputada, y miembro del comando de la campaña presidencial de Boric.
    Con una carrera meteórica, en 2013, es elegido diputado por su austral ciudad natal de Magallanes y este año inscribió su candidatura presidencial por el izquierdista Frente Amplio, apenas cumplió 35 años. Es el candidato a la presidencia más joven de la historia ya que anteriormente sólo se podía postular con 40 años.
    Sin embargo, tuvo que conseguir 35 mil firmas para legalizar su partido Convergencia Social ante el Servicio Electoral y así validar su postulación en las elecciones primarias de julio frente al alcalde comunista Daniel Jadue, favorito en las encuestas.
    Arrasó en las primarias, superando los 1,2 millones de votos.
    Su ascenso, no obstante, no ha estado exento de quiebres y críticas. Fue elegido diputado como independiente superando el sistema binominal electoral de ese entonces, que no daba cabida o era muy difícil para los aspirantes fuera de los dos grandes bloques.
    Lo apoyó la Izquierda Autónoma, pero al poco tiempo criticaron su caudillismo; se fue y creó el Movimiento Autonomista. Con ese respaldo, que luego se transformó en la actual Convergencia Social, fue reelegido como diputado para el periodo 2018-2022.
    Tras el estallido social del 18 de octubre de 2019, Gabriel Boric firmó a título personal -no tuvo el apoyo de su partido- el Acuerdo por la Paz del 15 de noviembre que permitió canalizar de manera institucional el descontento e iniciar el camino hacia una nueva Constitución.
    Haber sido parte de ese acuerdo -al que se restó el Partido Comunista-, le generó críticas, incluso, desde su propio sector.
    Sin embargo, hoy el PC apoya su candidatura y el programa presidencial del bloque Apruebo Dignidad, que presentó el 1 de noviembre. Los ejes principales son cambios profundos en el sistema tributario, en salud, en pensiones y en educación.
    Boric se declara heredero de la denominada "revolución pinguina" de 2006, una de las primeras alertas de que la nueva generación quería cambios profundos en el modelo neoliberal que instaló la dictadura (1973-1990) y que con algunos cambios administró los gobiernos de centro izquierda de la Concertación de Partidos Por la Democracia.
    Destaca también las multitudinarias movilizaciones estudiantiles y medioambientales de 2011, las protestas sociales de Magallanes, Aysén, Freirina, Chiloé, Petorca, Puchuncaví, donde las regiones rechazan ser "zonas de sacrificio" y protestan por el manejo centralista de los gobiernos.
    También menciona al millón de personas que participó del movimiento No+AFP en rechazo al modelo privado de pensiones; al movimiento Marca AC -que hace años exigía una Asamblea Constituyente; y la fuerza del movimiento feminista, que le ha cambiado el rostro a este país.
    Y, por supuesto, escribe Boric, "en el centro de todo ello estará en ese gran movimiento por la dignidad iniciado aquel 18 de octubre de 2019". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en