Declaran acusados de violación

Cristiano Lucarelli acompañó a su hijo a los tribunales (foto: ANSA)
16:19, 24 eneMILANRedacción ANSA

   (ANSA) - MILAN, 24 ENE - "El interrogatorio fue una especie de liberación", afirmó Leonardo Cammarata, abogado de los dos futbolistas del Livorno acusados de violar en grupo a una joven estadounidense de 22 años en Milán.
    Esa es la sensación que dijeron experimentar Federico Apolloni y Mattia Lucarelli tras declarar ante la justicia y reiterar su inocencia al dar a conocer su versión de los hechos.
    El abogado defensor informó que, al igual que los fiscales, se procura dar con un video grabado con un teléfono celular que -aseguró- probaría la inocencia de los acusados pues confirmaría que la relación con la joven fue consensuada.
    "Dieron su versión y reiteraron su inocencia", destacó Cammarata, defensor de los futbolistas que declararon ante la jueza de instrucción Sara Cipolla en el Palacio de Justicia de Milán.
    Lucarelli fue el primero en declarar y lo hizo durante dos horas tras llegar a los tribunales acompañado de su padre, el ex futbolista Cristiano Lucarelli, que supo jugar en Livorno como delantero.
    Apolloni, de 23 años al igual que su compañero, también arribó junto con su padre y su hermano y eludió la guardia periodística montada en el lugar, a la que se le prohibió acercarse a los acusados.
    En lo que hace al video que comprobaría la inocencia de ambos, se informó que fue borrado por uno de ellos para evitar problemas con su novia, aunque también serán transcritos mensajes de los celulares de ambos que podrían servir como prueba.
    Cammarata explicó que los acusados están arrepentidos por las frases vulgares contenidas en los mismos y aseguró que al conocerse la denuncia tomaron consciencia de la gravedad del caso y están afrontando la situación con seriedad.
    "Ambos me aseguraron que no existió una violación grupal", destacó el abogado defensor, que solicitó a la justicia sea revocada la medida cautelar por la cual ambos futbolistas están sometidos a un régimen de arresto domiciliario.
    La investigación es coordinada por la fiscal Alessia Menegazzo y por Letizia Mannella e intenta determinar lo ocurrido en la noche del 26 de marzo del año pasado.
    Ese día, la estudiante estadounidense que los denunció habría sido abusada estando ebria tras ser interceptada por dos o tres personas cuando salía del local nocturno "Il Gattopardo".
    Desde allí fue conducida hacia la lujosa vivienda de Lucarelli, donde la violaron y humillaron tal como parece confirmar el único audio recuperado por los investigadores de los celulares de los acusados. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en