El fin de una era dorada

Andrea Agnelli (foto: ANSA)
21:09, 28 novTURINRedacción ANSA

   (ANSA) - TURIN, 28 NOV - El Consejo de Administración de Juventus presentó hoy su renuncia luego de una reunión extraordinaria, lo que anticipa una crisis en el club turinés junto con el fin de una era dorada.
"Los miembros del Consejo de Administración, considerada la importancia y relevancia de los temas legales y técnico-contables pendientes, consideraron conforme al mejor interés social recomendar que Juventus cuente con otro Consejo de Administración que afronte este tema", se lee en un comunicado.
"Ante una propuesta del presidente Andrea Agnelli que permita que la decisión sobre la renovación del Consejo se concrete lo antes posible y antes de la Asamblea de Accionistas, todos los integrantes del Consejo de Administración presentes en la reunión declararon su renuncia", agrega la nota.
"Por las mismas razones, cada uno de los tres administradores titulares (el presidente Agnelli, el vicepresidente Pavel Nedved y el administrador delegado Maurizio Arrivabene) consideraron oportuno que el Consejo elija a los nuevos directivos", refiere el texto.
El comunicado indica, además, que el Consejo de Administración le "pidió a Maurizio Arrivabene seguir como Administrador Delegado".
Por último, se informó que el Consejo de Administración de "Juventus seguirá su actividad hasta la Asamblea de Socios que fue convocada para el 18 de enero de 2023".
Juventus había anunciado el pasado domingo una segunda postergación para su Asamblea de Accionistas, que se llevará a cabo el martes 27 de diciembre y que había sido aplazada a en primera instancia del 28 de octubre para este miércoles 23 de noviembre.
Algunos perciben que esta decisión se vio forzada por la investigación que lleva adelante la Guardia de Finanzas (fuerza especial de la policía que interviene en delitos financieros) y por las últimas denuncias de la Consob (Comisión Nacional para las Sociedades y la Bolsa, autoridad responsable de regular el mercado financiero) que serían el origen de las postergación de la Asamblea de Accionistas.
En su despedida, Agnelli publicó un mensaje dirigido a todos los empleados del club en el que reivindica "los extraordinarios resultados obtenidos" durante su gestión, incluida la construcción del nuevo estadio.
También celebra los nueve "scudettos" consecutivos obtenidos por el equipo masculino y los cinco en fila que lograron las damas que defienden la casaca con los colores de la "Vecchia Signora".
Agnelli no olvidó las finales de la Champions League disputadas en Berlín y en Cardiff, en 2015 y en 2017 frente a Barcelina y Real Madrid, en cada caso, que definió como "nuestras grandes amarguras", porque Juventus perdió en ambas ocasiones.
"Estamos afrontando un momento delicicado a nivel societario y la unidad ha fallado. Lo mejor es alejarnos todos juntos, dándole la posibilidad a otros de remontar este partido", agregó con lenguaje futbolero.
"Queridos amigos, jueguen por Juventus y trabajen por Juventus con un único objetivo: Ganar", destacó Agnelli en un mensaje al que tuvo acceso ANSA, al recordar que "quienes tuvieron el privilegio de defender la camiseta blanquinegra, lo saben".
"Aquí se trabaja en equipo porque se sabe que el trabajo duro supera al talento si el talento no trabaja duro", explicó al afirmar que "juventus es uno de los clubes más grandes del mundo y quien trabaja y juega en él sabe que el resultado es hijo del trabajo de todo el equipo".
"Estamos acostumbrados por la historia y por nuestro ADN a ganar. Desde 2010 hemos honrado nuestra historia logrando resultdos extraordinarios", recordó al destacar también que Juventus fue el primer club en Italia en tener una serie en las plataformas de Netflix y de Amazon Prime.
Entre los méritos de esta gestión, Agnelli apuntó también al centro JMedical, el Museo, un acuerdo con Volkswagen (que pocos conocen), otro con Adidas, la Copa Italia Next Gen y también el haber sido los primeros en representar a los clubes (italianos) en el seno del Comité Ejecutivo de la UEFA".
"Horas, días, noches, meses y temporadas trabajando siempre por el objetivo de mejorar", afirmó al explicar que "cada uno de nosotros suele recordar todo ese esfuerzo en el instante previo a salir a la cancha, al salir de los vestuarios y girar a la derecha, descender una veintena de escalones, atravesar la reja y subir otros diez escalones para llegar hasta allí".
"En ese momento se pierde el miedo escénico, porque sabes que cuentas con un equipo detrás tuyo y lo imposible se hace posible ya sea en el Santiago Bernabéu, en Old Trafford, en el Allianz Arena, en el Westfallen Stadium, en San Siro, en Celtic Park o en el Camp Nou", enumeró al recordar que "allí, donde fuera que íbamos, no teníamos miedo a nadie sabiendo que el equipo estaba unido".
"Pero cuando el equipo no lo está, se le da un flanco a los rivales y eso puede resultar fatal. En ese momento es necesario tener la lucidez para atenuar los daños", agregó al explicar metafóricamente la decisión de esta renuncia masiva.
A quienes les toque tomar la posta de esta conducción, dijo, "les quedará por delante nuestra consciencia, que será su desafío y este no es otro que estar a la altura de la historia de Juventus".
"Yo seguiré imaginando y trabajando por un fútbol mejor, reconfortado por una frase de Friedrich Nietzsche: "And those who were seen dancing were thought to be insane by those who could not hear the music” ( los que fueron vistos bailando fueron considerados locos por aquellos que no podían escuchar la música).
"Y recuerden -finaliza el mensaje- nos reconoceremos en todas partes con una sola mirada porque Somos le gente de la Juve".
Mientras el mensaje de Agnelli se daba a conocer, Juventus confirmaba a Maurizio Scanavino como su nuevo director general, cargo que le fue conferido por el Consejo de Administración "con el fin de fortalecer la gestión del club", afirma un comunicado oficial.
La renuncia de Agnelli y de la actual dirigencia cierra una era dorada de Juventus que se inició en abril de 2010, un mes antes de que el hijo de Umberto fue consagrado presidente recogiendo una herencia complicada que dejaron Giovanni Cobolli Gigli y Jean-Claude Blanc, este último actual dirigente del París Saint-Germain.
Apasionado y competente, Andrea se fijo como objetivo reconstruir el equipo que tras cuatro años de gestión previa estaba fuera de las Copas europeas, casi una afrenta para un club con semejante historia, según decía el propio Agnelli.
A lo largo de su mandato, a los títulos enumerados hay que sumarle también cuatro Copas Italia y otras cuatro Supercopas de Italia, aunque deja como "asignatura pendiente" haber llevado de regreso a la "Vecchia Signora" a la cima de Europa con las dos finales perdidas en la Champions, lo cual no es poco.
Paralelamente, Agnelli reorganizó el club en cada sector, fruto del poder contar con un estadio propio, y contrató a entrenadores de la talla de Antonio Conte (ganador de los primeros tres scudettos en fila y hoy en Tottenham Hotspur) o Massimilliano Allegri, el actual DT que sumó otros cinco antes de regresar para reemplazar a Maurizio Sarri, entrenador de Lazio que celebró el último de los nueve consecutivos de Juventus.
Los resultados trajeron aparejados también dividendos económicos que elevaron la facturación del club turinés de 156 a 500 millones de euros y le permitieron contratar a figuras de la talla de Cristiano Ronaldo, quien hoy brilla con Portugal en el Mundial de Qatar.
Con Agnelli, Juventus inauguró la Continassa, el centro deportivo que se erige en medio de una ciudadela con la sede del club, un hotel, escuela y un centro comercial que dio vida también a la gestión directa del merchandisin con la apertura de una oficina en Hong Kong.
Durante su gestión, Juventus creó un equipo femenino que dominó en su categoría, además de Sub-23, hoy conocido como Next Gen, el segundo equipo que milita en la tercera categoría, una iniciativa que apenas ayer se debatió al contemplar la necesidad de hacerla extensiva a otros equipos de primera división por los beneficios que promete de cara al futuro.
Esa es la herencia que hoy deja Agnelli, que supo ser presidente también de la Asociación de Clubes Europeos (ECA) que junto con Barcelona y Real Madrid impulsó la creación de la hasta ahora frustrada Super Liga continental.
A poco de celebrarse el centésimo aniversario de la adquisición de la propiedad de Juventus por parte de la familia Agnelli y con el equipo peleando en el tercer puesto del campeonato que lidera Napoli después de un mal comienzo en el torneo, la responsabilidad que le deja esta conducción a la que la suceda, resulta cuando menos compleja. (ANSA).

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en