Amargo debut de Camerún

Embolo le dio el triunfo a Suiza frente a Camerún (foto: ANSA)
20:16, 24 novDOHARedacción ANSA

   (ANSA) - DOHA, 24 NOV - "No hay peor astilla que la del mismo palo", reza un dicho que permitiría describir el triunfo de Suiza frente a Camerún en el estreno de ambos equipos en el Mundial de Qatar que decretó el delantero Breel Embolo, jugador del Mónaco nacido en Yaoundé.
Como para que doliera más la derrota en un Grupo G en el que ganar en el debut resultaba imperioso por la presencia del favorito Brasil, que más tarde hacia su presentación frente a Serbia, el gol lo convirtió un jugador "propio".
Tal vez por eso, cuando convirtió a los 48' el tanto que le dio la victoria a Suiza, el delantero de 25 años que llegó a Basilea cuando tenía 13 años de edad, no celebró la conquista en señal de respeto a sus raíces.
Ya lo advertía Embolo en la previa del partido en el que se convirtió en el primer futbolista en convertirse un gol a la selección de su país de nacimiento en una Copa del Mundo, cuando anticipaba que "si marco un gol, no lo festejaré".
"La selección y Suiza son todo para mí porque crecí y jugué al fútbol en ese país", admitía en delantero en diálogo con la página de la FIFA, una declaración que se asemeja casi a una premonición de lo que el destino le tenía deparado.
Formado en el Basilea, club con el que debutó como profesional en 2013-14 y en el que a lo largo de tres temporadas celebró 31 goles en 91 partidos, Embolo disputa en Qatar su segunda Copa del Mundo con Suiza tras haber jugado la de Rusia en 2018 en la que no convirtió goles y su selección por adopción se despidió en octavos de final.
Hoy, la historia quiso que su primer festejo en un Mundial (ya había marcado uno en la Europa del año pasado) fuese nada menos que frente a Camerún.
El delantero, que jugó en Schalke 04 y Borussia Moenchengladbach y confesó su admiración por el fútbol alemán pues considera que la Bundesliga es la más competitiva del planeta, resultó decisivo hoy en un triunfo fundamental para Suiza y le amargó la tarde a los "Leones Indomables".
Camerún, ausente en la pasada Copa del Mundo, había jugado mejor en el primer tiempo del partido arbitrado por el argentino Facundo Tello en el estadio Al Janoub, de Al Wakrah, presenciado por unos 40 mil aficionados.
Pero en el inicio del complemento, el equipo de Rigobert Song tuvo una desinteligencia defensiva que le permitió a Embolo recibir el balón en el área libre de marcas y empujarlo a la red para decretar el 1-0 que terminaría siendo definitivo.
Su pasado le impidió festejar y sólo atinó a levantar las manos como pidiendo perdón a los aficionados de Camerún que sufrían en las gradas por una derrota que condiciona su suerte y sus opciones de avanzar a los octavos de final.
Camerún, que debutó en una Copa del Mundo en España 82 y logró su mejor actuación al avanzar hasta los octavos de final en Italia 90 (torneo en el que dio la nota al derrotar a la campeona mundial Argentina de Diego Maradona en el duelo inaugural), quedó comprometido y obligado a derrotar el lunes a Serbia antes de enfrentar al gran candidato Brasil, el 2 de diciembre, en el cierre de la fase de grupos.
Suiza dio un paso firme en pos de igualar al menos sus mejores actuaciones mundialistas en las que disputó en Italia en 1934, en Francia cuatro años después y como afitriona en 1954, cuando lo organizó, y en todas ellas avanzó hasta cuartos de final.
El seleccionado entrenado por Murat Yakin salió desde el inicio a presionar bien arriba, obligando a Camerún a buscar a sus delanteros con pelotazos largos para tratar de inquietar al seguro arquero helvético Yann Sommer.
Los roles parecieron invertirse en el inicio del complemento, cuando el seleccionado africano intentó presionar alto, adelantó sus líneas y cometió esa desinteligencia defensiva que le permitió al capitán Granit Xhaka recuperar un balón en el mediocampo, habilitar a Remo Freuler, que habilitó a Xherdan Shaqiri para que en velocidad enviara un centro al corazón del área que Embolo sólo tuvo que empujar.
Fue la mejor jugada de ataque del seleccionado suizo, que había logrado su boleto a Qatar ganando su grupo en las eliminatorias europeas en las últimas fechas y obligó a Italia a disputar un repechaje en el que los tetracampeones mundiales serían eliminados por la ignota Macedonia del Norte.
Hoy, Camerún no logró reaccionar al golpe y pese a contar con figuras que militan en el fútbol italiano como el arquero André Onana (Inter), el mediocampista André Zambo Aguissa (Napoli), Enzo Ebosse (Udinese) y Martin Hongla (Hellas Verona), o como el delantero del Bayern Munich, Eric Maxim Choupo Moting, no logró torcer la historia.
Suiza, que venía de perder por 2-0 frente a Ghana en su último amistoso de preparación para el Mundial, también cuenta en su plantel con futbolistas que brillan en el "Calcio", como Ricardo Rodriguez (Torino) y Michel Aebischer (Bologna), además del mencionado Freuler que hoy juega en Nottingham Forest tras su paso por Atalanta.
Hoy, supo esperar a un Camerún que generó la primera llegada de riesgo del partido por intermedio de Bryan Mbuemo, jugador del Brentford, quien lanzado en profundidad probó los reflejos de Sommer a los 10' de iniciado el partido y en el rebote, Toko Ekambi, delantero del Olympique Lyon, dilapidó una inmejorable ocasión para poner a su equipo en ventaja.
Sobre la media hora, los "Leones Indomables" volvieron a arrimar peligro sobre el arco de un Sommer que volvió a responder con solvencia ante un remate de Hongla, en tanto que Silvan Widmer, zaguero del alemán Mainz, frustraría por segunda vez en la tarde a Ekambi al anticiparlo cuando se disponía a ajusticiar a Sommer.
La paridad se quebraría recién en el inicio del complemento y sería por obra de Embolo, pero en favor de Suiza, que supo sostener la ventaja mínima y estuvo cerca de incrementarla ante la desesperación de Camerún por alcanzar el empate a través del mismo jugador, esta vez anticipado a tiempo por Anguissa, cuyo cruce oportuno mantuvo con vida a su equipo en el partido.
Las modificaciones que ensayaron los entrenadores no lograron modificar la dinámica del duelo, aunque el ingresado Fabian Rieder, volante del Young Boys, tuvo una chance clara apenas saltó al ruedo con un zurdado cruzado que Nicolas Nkoulou alcanzó a despejar con lo justo.
La última ocasión del partido la tuvo también Suiza, pero la desperdició Haris Seferovic, delantero del Galatasaray que reemplazó a a los 72' a Embolo, artífice de una victoria que seguramente nunca olvidará y posiblemente le genere sensaciones encontradas pues terminó siendo el "verdugo" en el estreno de una selección de Camerún en la que tal vez de niño haya soñado alguna vez con integrar.
-- Síntesis:
SUIZA (1): Yann Sommer; Silvan Widmeer, Manuel Akanji, Nicol Elvedi, Ricardo Rodríguez (45' Eray Comert); Remo Freuler, Granit Xhaka, Xherdan Shaqiri (72' Noah Okafor), Djibril Sow (72' Fabian Frei); Ruben Vargas (81' Fabian Rieder) y Breel Embolo (72' Haris Seferovic). DT: Murat Yakin.
CAMERUN (0): André Onana; Collins Fai, Nicolas N'Koulou, Jean Charles Castelletto, Nouhou Tolo; André Zambo Anguissa, Martin Hongla (68' Fabrice Ondoua), Oum Gouet, Bryan Mbeumo (81' Moumi Ngamaleu), Eric Maxim Choupo Motuing (74' Vincent Aboubakar) y Tooko Ekambi (74' Nicolas Nkoulou). DT: Rigobert Song.
GOL: 48' Embolo (S).
ARBITRO: Facundo Tello (Argentina).
ESTADIO: Al Janoub, de Al Wakrah.
ASISTENCIA: 39 mil espectadores. (ANSA).

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en