Festejan Hungría e Italia

Italia ganó y mantiene intactas sus opciones (foto: ANSA)
19:15, 23 sepMILAN Y LEIPZIGRedacción ANSA

   (ANSA) - MILAN Y LEIPZIG, 23 SET - Italia derrotó hoy por 1-0 de local a Inglaterra y dirimirá el pasaje al Final Four en la Nations League el lunes en un mano a mano directo con Hungría, que derrotó por idéntico marcador a Alemania como visitante en el otro duelo de la jornada.
La "azzurra" de Roberto Mancini llegó a ocho puntos, quedó a dos de Hungría y dos por encima del seleccionado teutón, gracias al triunfo logrado hoy frente al equipo de Gareth Soutghate, que cierra las posiciones con sólo dos unidades, y al del combinado magiar, que marginó a Alemania de la lucha por la clasificación a la ronda final.
Giacomo Raspadori convirtió en San Siro el gol de la victoria a los 68' ante un rival al que Italia venció por penales en la final de la pasada Eurocopa en Wembley y disimuló la ausencia por lesión del artillero Ciro Immobile, preservado para el duelo decisivo del lunes con Hungría debido a una dolencia.
Mancini también sufrió la baja a último momento del volante Sandro Tonali, del Milan, desafectado del plantel por una lesión y quien no será de la partida en el último compromiso de la fase de grupos.
Italia, que se perderá por segunda edición consecutiva una Copa del Mundo este año en Qatar, al menos podría tener una alegría en la Nations League, pues depende de sí misma para avanzar a la fase definitiva.
Inglaterra, que sí jugará el Mundial, quedó condenada al descenso tras sufrir su tercera derrota en el torneo continental, luego de las dos que sumó ante Hungría y a los dos empates con Italia (0-0) y Alemania (1-1).
"Es una victoria importantísima frente a una de las selecciones más fuertes del mundo que nos deja tranquilos pensando en las cabezas de serie para el sorteo de la Eurocopa y con la posibilidad de terminar en la cima del grupo en la Nations League", destacó Mancini.
"En un grupo donde juegan Inglaterra y Alemania y habiendo apelado a tantos jugadores jóvenes esto es todo un mérito. El lunes iremos a Budapest a buscar el primer puesto y eso es una buena noticia después de tantos meses de sufrimiento", agregó.
"Necesitábamos un triunfo así ante una gran selección para demostrar que seguimos siendo nosotros mismos", coincidió Raspadori, artífice de la victoria, al confesar que minutos antes de convertir Leonardo "Bonucci me avisó que iba a enviar un centro y lo hizo. Yo logré controlar el balón y por suerte pude convertir".
Italia vivió hoy una especie de "renacimiento" ante un rival plagado de figuras que militan en la Premier League, la más poderosa de las cinco grandes Ligas europeas por nombres y por ingresos.
Mancini, que debió reemplazar a Immobile y a Tonali a último momento y había sufrido otras tres bajas en vísperas de este duelo, acertó en el plantel y la "azzurra" volvió a cantar victoria en San Siro por primera vez desde 2012.
No sólo el triunfo se festejó sino la convicción con la que salió al ruedo la selección anfitriona ante una Inglaterra que lució demasiado frágil y quedó virtualmente condenada al descenso tras su quinta presentación sin victorias.
Con una fecha por jugarse, Italia viajará a Budapest con el ánimo renovado a pesar de las bajas tras su buena actuación hoy en el Giuseppe Meazza.
Uno de los delanteros elegidos por Mancini para suplir a Immobile, artillero de Lazio, marcó el gol del triunfo y el otro, Gianluca Scamacca, de West Ham, estuvo a punto de abrir el marcador de cabeza en la primera llegada clara del partido, antes de los cinco minutos.
Nicholas Pope, arquero del Newcastle, lo impidió con una dosis de ayuda del travesaño, pero Italia no se desanimó y fue por más apropiándose del balón y del trámite ante un rival tímido a la hora de pasar al ataque, en el que sólo Harry Kane, goleador del Tottenham Hotspur llegó a arrimar peligro sobre el arco de Gianluigi Donnarumma en un contragolpe aislado.
Italia no se fue al descanso en ventaja sólo por su falta de puntería, pero no cambió sus planes y continuó atacando en el complemento ante una Inglaterra que no dio señales de reacción y que pasó otro sobresalto con un remate de Nicoló Barella, jugador de Inter, que se fue cerca del poste en una llegada que el español Jesús Gil Manzano invalidó por posición adelantada.
Un centro preciso de Bonucci encontró a Raspadori como le había prometido y el delantero del Sassuolo sometió a Pope con un derechazo seco al segundo palo para celebrar su cuarta conquista con la casaca "azzurra".
Raspadori se convirtió así en el primer futbolista en convertirle un gol a la selección inglesa en el reinado de Carlos III, emulando a su compatriota Amedeo Amedei, el primero en hacerlo durante el de Isabel II en 1952.
Como para que la fiesta sea completa, Donnarumma, arquero del París Saint-Germain, se reivindicó con el público italiano al conjurar un remate de Harry Kane que olía a empate que mereció el aplauso de San Siro, escenario en el que brillara con Milan.
Un remate de Federico Dimarco, jugador de Inter, en el poste, y un par de ocasiones desperdiciadas por Manolo Gabbiadini, de Sampdoria, y por Bryan Cristante, de la Roma, pudieron haberle dado a Italia un triunfo más holgado, pero el 1-0 bastó para mantener las aspiraciones y, sobre todo, para recuperar la confianza que parecía perdida.
Antes de comenzar el partido, los más de 50 mil espectadores que se dieron cita le tributaron un cerrado aplauso que disimuló algún tibio silbido aislado en homenaje a la fallecida Isabel II, cuya imagen fue proyectada en las pantallas gigantes del estadio mientras se observaba un respetuoso minuto de silencio también en recuerdo de las víctimas por el aluvión en la región de Las Marcas.
La "azzurra", que contó con la presencia de los ítalo-brasileños Rafael Toloi y Jorginho (Luiz Felipe fue suplente), recuperó la sonrisa ante la Inglaterra de Raheem Sterling, Kane y Phil Foden, quienes no bastaron para impedir la debacle.
En el otro duelo del grupo, Hungría le asestó un duro golpe a las esperanzas de la Alemania de Hans Dieter Flick, al imponerse por 1-0 como visitante en el Red Bull Arena de Leipzig.
Adám Szalai, jugador del Basilea, convirtió el gol del triunfo a los 17' para el sorprendente combinado magiar entrenado por el italiano Marco Rossi, que con ese resultado prácticamente se aseguró el pasaje a la definición del torneo, para lo cual le bastará un empate frente a Italia en la última jornada.
La penúltima fecha de la fase de grupos se puso en marcha el jueves y continuará mañana con los duelos que animarán España y Suiza, líder y colista del Grupo A2 con ocho y tres puntos en cada caso, y República Checa y Portugal, con cuatro y siete unidades, respectivamente.
Portugal y España se enfrentarán el martes en un duelo que será determinante para definir el pasaje al Final Four, en una jornada en la que el combinado helvético recibirá al checo.
El domingo, en el Grupo A1, Croacia (que lidera con 10 unidades) visitará a Austria (última con cuatro), mientras que Dinamarca (escolta con nueve puntos) recibirá a Francia (que con cinco ya no tiene opciones de avanzar a la definición).
Ese mismo día, en el Grupo A4, Países Bajos, que manda con 13 unidades, recibirá a Bélgica, que lo escolta con diez, en un mano a mano directo por el boleto al Final Four, mientras que Polonia, que suma cuatro puntos, visitará al colista Gales, que cosechó una sola unidad. (ANSA).

 

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en