"Ustedes lloran por el gas, nosotros por los muertos"

Ruslan Mainovskyi
Ruslan Mainovskyi (foto: ANSA)
21:24, 05 agoBERGAMORedacción ANSA

   (ANSA) - BERGAMO, 5 AGO - "La próxima vez que lloren por el valor del gas y de la electricidad, recuerden el precio que pagan los ucranianos, con sus vidas, por vuestra paz", destacó el delantero ucraniano Ruslan Malinovskyi, jugador del Atalanta.
    Categórica respuesta del futbolista al referirse al incremento de los precios de la energía como consecuencia de la guerra que su país libra con Rusia desde fines de febrero.
    A miles de kilómetros de distancia del conflicto armado, Malinovskyi apeló a las redes sociales para recordarles a muchos el costo que el conflicto armado tiene a nivel humano, más allá de las consecuencias que acarrea para las economías mundiales y en especial las europeas.
    El delantero, que es amado en Bergamo, no se anduvo con chiquitas y reclamó a los países del Viejo Continente que además de enviar armamento y ayuda humanitaria a su país, intervengan en el conflicto.
    Entre las miles de víctimas de la guerra, Malinovskyi recordó a "Iliya, asesinado en Mariupol cuando jugaba a la pelota por nada. Sólo porque Rusia -afirmó- es un estado terrorista".
    La imagen de Iliya, un joven de 16 años alcanzado por la artillería rusa el 4 de marzo, yaciendo en los brazos de su padre y envuelto en una sábana ensangrentada, es una de las tantas e impactantes postales de esta guerra.
    Malinosvkyi se convirtió en un activista comprometido con la causa ucraniana junto con su esposa Roksana, oriunda de una Crimea (Sebastopol) que anexó hace ocho años al territorio ruso el presidente Vladimir Putin.
    Desplazada de Odesa junto con su familia, Roksana organizó el envió de ayuda humanitaria a las víctimas de su país y también se puso al frente de distintas iniciativas orientadas en el mismo sentido creando una fundación para recolectar fondos para los danminificados.
    El 16 de junio, en el "Sporting Club Golf Parco dei Colli" de Bergamo, organizó un evento público en el que fueron subastas las casacas de los jugadores de la selección ucraniana de fútbol con ese mismo fin.
    Al envió de artículos de primera necesidad para sus compatriotas, la familia Malinovskyi organizó también la recepción de niños y adolescentes refugiados que perdieron a sus padres en la guerra por parte del club Atalanta. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en