Napoli se durmió y celebra Milan

Napoli ganaba por dos goles de ventaja y terminó empatando (foto: ANSA)
20:09, 01 dicROMARedacción ANSA

  (ANSA) - ROMA, 1 DIC - Napoli ganaba hoy por dos goles de ventaja, pero Sassuolo se lo empató sobre la hora y festeja Milan, al que había amargado en la fecha anterior y que ahora se puso a un punto de la cima gracias a su triunfo por 3-0 en campo del Genoa.
El "verdinegro" de Alessio Dionisi se confirmó como el "verdugo" de los "grandes", pues además de vencer a Milan por 3-1 en la jornada previa había dado cuenta de Juventus en la décima y hoy amargó al equipo de Luciano Spalletti, que terminó expulsado por protestar.
Tras un primer tiempo con algunas llegadas de riesgo sobre los arcos, en especial del visitante, Napoli logró desnivelar en el complemento con un gol del español Fabián Ruiz a los 51' y parecía que se llevaría los tres puntos del estadio Mapei cuando el artillero histórico belga Dries Mertens estiró la ventaja a los 59'.
El descuento de Gianluca Scamacca a los 71' le puso una dosis de suspenso al tramo final del partido en el que Sassuolo fue por más y tuvo su premio cuando Gian Marco Ferrari estableció el empate definitivo en el último minuto del tiempo reglamentario.
Pudo haber sido todavía peor para Napoli, de no ser porque a instancias del VAR el árbitro Ivano Pezzuto invalidó en tiempo de descuento y por una falta previa de Domenico Berardi un gol del francés Gregoire Defrel, que terminó amonestado por festejo desmedido de una conquista que finalmente no fue tal.
La actuación del líder del certamen no fue lo suficientemente convincente hoy ante un rival complicado, como se advertía en la previa, que le jugó de igual a igual tanto en el primer capítulo, en el que el local tuvo al menos tres llegadas de riesgo contra apenas una del visitante, como en el complemento, cuando Napoli logró sacar ventajas que parecían irremontables para cualquiera, pero no para Sassuolo.
El arquero colombiano David Ospina había sido uno de los grandes responsables de mantener su valla en cero en el primer período, al término del cual el capitán Lorenzo Insigne dejó la cancha por una dolencia y fue reemplazado por el macedonio Elif Elmas.
Una dificultad que Napoli logró disimular con el gol que abrió el marcador tras una desinteligencia de la zaga local que aprovechó el polaco Piotr Zielinski para habilitar a Ruiz y decretar el 1-0.
Otra combinación de Zielinski, esta vez con Mertens, le permitió al belga reafirmarse como goleador histórico del Napoli para establecer el 2-0 con un derechazo inatajable.
El golazo de Scamacca premió la búsqueda de Sassuolo, que fue por más y acorraló literalmente en su propio campo al equipo de Spalletti, que no lograba hacer pie para sostener la ventaja mínima.
Fue así que un tiro libre de larga distancia de Berardi encontró libre por el segundo palo a Ferrari para que el zaguero festejase de cabeza su primer gol de la temporada batiendo por segunda vez en la tarde a Ospina, quien volvería a caer en tiempo adicionado, aunque esta vez el tanto fue invalidado y Napoli pudo sostenerse como único líder del campeonato.
"Me voy conforme con el empate por cómo se dio el partido, pero es una lástima el gol anulado que pudo habernos dado el triunfo en una jugada polémica", destacó Dionisi.
"Pudimos y debimos haber hecho algo más. Después del segundo gol pensábamos que lo teníamos ganado, pero Sassuolo se recuperó y nosotros no supimos manejar el partido", se lamentó Spalletti.
Tal como reconoció su entrenador, Napoli se sintió ganador antes de ganar y Sassuolo, que no se dio por vencido ni aún vencido, le dio una lección hoy al puntero, que en la próxima fecha tendrá una parada difícil el sábado en el estadio Diego Maradona ante la ascendente Atalanta, que marcha cuarta tras vapulear por 4-0 a Venezia el martes en el inicio de la jornada.
Un duelo al que llegará con las dudas que pudo haberle provocado este inesperado empate y posiblemente con algunas bajas pues además de Insigne, debieron ser reemplazados por lesión Ruiz y el senegalés Kalidou Koulibaly.
Sin el goleador nigeriano Viktor Osimhen, quien se recupera de las múltiples fracturas en el rostro que sufrió por un cabezazo fortuito en la única derrota de Napoli en el torneo, frente a Inter, la tarea para los de Spalletti se anuncia compleja ante el equipo de Gian Piero Gasperini.
Un partido del que seguramente estará pendiente Milan, que se puso a un punto de distancia tras derrotar por 3-0 sobre un Genoa que se hunde en zona de descenso y marcha antepenúltimo comandado por el ucraniano Andriy Shevchenko, ex gloria del equipo "rossonero".
El sueco Zlatan Ibrahimovic abrió la cuenta a los 10' para el "rossonero" de Stefano Pioli, que se recuperó así de la derrota con Sassuolo y de la previa frente a Fiorentina con un doblete del brasileño Junior Messias, a los 46 y 61'.
La victoria del Milan no admite discusiones y fue tan contundente en el juego como indica el marcador final de un partido que estaba resuelto ya para los de Pioli en el cierre del primer tiempo.
"Fue una tarde casi perfecta", destacó Pioli al reconocer que sus dirigidos recuperaron ese hambre de gloria que debería mantener con mayor regularidad y que le permitió recuperarse tras las dos derrotas en fila, primeras en el campeonato.
"No estamos mirando la tabla porque todavía falta mucho", aseguró el DT del Milan al recordar que "el año pasado fuimos líderes durante varias fechas, pero en el final del campeonato casi quedamos afuera de los primeros cuatro".
"Era difícil enfrentar a un Milan que venía con sed de revancha tras las dos derrotas previas. Hoy tuvimos alguna ocasión al comienzo del partido, pero después Ibrahimovic desniveló y nos alteró los planes", reconoció por su parte Shevchenko.
El ucraniano confesó también que no fue fácil enfrentar al equipo con el que fue campeón de Italia y de Europa, pero dijo que hoy "intenté dejar de lado las emociones porque todas mis energías están puestas en Genoa".
Milan, que tras su victoria en casa del Atlético Madrid mantiene sus opciones de clasificarse a los octavos de final de la Champions en la última fecha, volvió a sonreír en el campeonato y recuperó su condición de escolta, que por algunas horas le había arrebatado su clásico rival, Inter, vencedor por 2-0 de Spezia en otro partido de la jornada.
El "nerazzurro" de Simone Inzaghi, que defiende la corona lograda con Antonio Conte (hoy técnico del Tottenham Hostpur) en la pasada temporada, marcha ahora a dos puntos de distancia del Napoli y a uno del Milan.
El "rossonero" abrirá el sábado la jornada de adelantos de la decimosexta fecha frente a Salernitana, que se cerrará con Napoli-Atalanta y en la cual Inter visitará a una Roma derrotada hoy por 1-0 en campo del Bologna. (ANSA).

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en