FIFA investiga desmanes

FIFA investiga desmanes en Wembley (foto: ANSA)
18:36, 13 octROMARedacción ANSA

    (ANSA) - ROMA, 13 OCT - La FIFA investiga los desmanes perpetrados en Wembley y en Tirana en los partidos Inglaterra-Hungría y Albania-Polonia por las eliminatorias europeas al Mundial de Qatar 2022 disputados en la víspera.
    La entidad matriz del fútbol mundial prometió aplicar en ambos casos una política de "tolerancia cero contra los responsables de comportamientos tan repugnantes", según anticipó hoy.
    "Estamos analizando los informes de ambos partidos clasificatorios al Mundial de Qatar disputados en la víspera (los dos correspondientes al Grupo I, Ndr) para determinar las acciones que resulten adecuadas", explicó la FIFA.
    En el caso del partido que Polonia le ganó por 1-0 como visitante a Albania, la entidad investiga lo ocurrido tras el gol de la victoria convertido por Karol Swiderski a los 77' que le permitió a su selección desplazar a su rival del segundo puesto.
    El duelo debió interrumpirse durante unos 20 minutos debido a que los aficionados albaneses lanzaron botellas al campo de juego mientras Swiderski celebraba el tanto del triunfo con sus compañeros.
    Polonia, con 17 puntos, quedó a tres del líder Inglaterra, que igualó 1-1 con Hungría en Wembley tras arrancar en desventaja en la antepenúltima fecha de las eliminatorias europeas.
    En ese último partido, los aficionados húngaros chocaron con la policía en Wembley como corolario de desmanes que estallaron cuando un fanático visitante fue arrestado por insultar a un "steward" con una frase racista.
    Apenas había comenzado el duelo cuando en la tribuna ocupada por unos mil simpatizantes de Hungría una decena de ellos cargó contra los responsables de la seguridad obligándolos a retroceder hasta que llegó la policía antimotines para dispersarlos.
    Los enfrentamientos se extendieron por varios minutos hasta que las fuerzas de seguridad lograron restablecer el orden.
    "Es algo inaceptable", afirmó Gareth Southgate, entrenador de Inglaterra, al referirse a lo sucedido, en tanto que el zaguero Tyrone Mings pidió sanciones más duras para reprimir los actos de racismo en el fútbol.
    Los fanáticos húngaros, además, silbaron a los jugadores de Inglaterra cuando se arrodillaron antes de comenzar el partido para protestar contra el racismo.
    "No quiero hablar de lo sucedido porque no es mi tarea y porque podría ser malinterpretado", se excusó el entrenador italiano de la selección magiar, Marco Rossi.
    La Asociación Inglesa de Fútbol (FA) anticipó que elevará un informe de lo sucedido a la FIFA para que inicie la investigación que la entidad confirmó hoy.
    No es la primera vez que los fanáticos húngaros protagonizan incidentes durante un partido con Inglaterra en estas eliminatorias. En septiembre, cuando los dirigidos por Southgate ganaron en Budapest por 4-0, los aficionados locales entonaron coros racistas contra Raheem Sterling y Jude Bellingham y arrojaron objetos al campo de juego.
    En virtud de aquellos hechos, Hungría fue sancionada con dos partidos a puertas cerradas cuando juegue de local, uno de los cuales en suspenso por el lapso de dos años. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en