Como el ave Fénix, intentará resurgir de sus cenizas

Chapecoense intentará renacer de sus cenizas (foto: ANSA)
15:07, 06 eneSAN PABLORedacción ANSA

    (ANSA) - SAN PABLO, 6 ENE - Apenas 38 días pasaron desde la tragedia aérea que conmovió al mundo y devastó al modesto club brasileño Chapecoense, que iba en busca de la gloria cuando lo sorprendió la muerte el 29 de noviembre.
    Fueron 38 jornadas de dolor, luto y homenajes las que pasaron desde que el avión que trasladaba al plantel, cuerpo técnico y dirigentes rumbo a la final de la Copa Sudamericana se estrelló a poco de arribar a Medellín.
    Incontables las lágrimas derramadas por las 71 personas fallecidas en el accidente que involucró a la aerolínea boliviana Lamia y que, se supo después, también pudo haberse evitado.
    Un dato que surgió de la investigación y determinó como causa de la tragedia que la aeronave no contaba con el combustible suficiente para llegar a destino, abriendo una herida adicional al dolor colectivo.
    En contrapartida, Atlético Nacional de Medellín, rival al que debía enfrentar Chapecoense en esa final frustrada, avanzó una idea que terminó haciéndose carne en la Conmebol: declarar campeón del torneo al club brasileño.
    Una decisión acertada que le permitirá al equipo oriundo de Chapecó, Santa Catarina, en el sur del país, disputar la próxima edición de la Copa Libertadores, un certamen que tendrá que encarar también con un plantel completamente renovado.
    "Hoy iniciamos un nuevo camino, que espero sea de esperanza, optimismo, lucha y mucha solidaridad. A partir de este momento, estos hombres serán los representantes de nuestros guerreros", afirmó Plinio David De Nes.
    El mismo que tomó la posta de Sandro Pallaoro, el empresario fallecido en el accidente aéreo que había asumido la presidencia de Chapecoense en 2010 y en seis temporadas lo llevó de la tercera a la primera división del fútbol brasileño.
    De Nes pronunció un discurso entrecortado por la emoción en los vestuarios del estadio Arena Condá, donde Chapecoense inició su temporada con muchas caras nuevas y la ilusión de honrar la memoria de los caídos.
    Símbolo de esa resurrección es sin dudas el zaguero Helio Neto, uno de los tres sobrevivientes del plantel (fueron seis en total las personas que eludieron la muerte), presente hoy en el arranque de la temporada.
    "Estar aquí es lo que va a darme la fuerza necesaria para representar a mis compañeros ausentes como merecen y no hundirme en una depresión", confesó Neto, "pero primero debo recuperarme física y mentalmente", aclaró.
    Otro momento de emociones fuertes, coronado por un cartel que rezaba: "La fuerza inmensa de tu fiel torcida (hinchada, Ndr)", fue el abrazo con que Neto se fundió con sus nuevos compañeros de equipo, como si abrazase a sus viejos amigos.
    Abrazo que se extendió también a otros tres jugadores que eludieron la tragedia porque estaban lesionados y no formaron parte del vuelo de la muerte: Nemén, Moises y el argentino Alejandro Martinuccio.
    Un total de 30 futbolistas dijeron presente en el arranque de la temporada que se iniciará a las órdenes del también nuevo entrenador Vagner Mancini, con vasta experiencia y quien arribó procedente del Vitória.
    Flanqueado por su ayudante de campo, Regis Angeli, y el preparador de arqueros Marcelo Schroeder, Mancini será el encargado de hacer renacer a Chapecoense de sus propias cenizas como la leyenda del ave Fénix.
    La tarea no se anuncia sencilla pues el club afrontará el torneo estadual, el "Brasileirao", la Copa de Brasil, la Recopa, la Libertadores y la Suruga Bank, en Japón, por su condición de campeón de la Sudamericana.
    Un largo camino que se inició con la consigna de honrar a los "héroes" caídos, tal como refleja la decisión de rechazar la idea de un descenso evitado por decreto porque Chapecoense quiere ganarse ese derecho en la cancha.
    "Somos un equipo diferente y debemos intentar volver a ser felices. Para ello debemos vivir como si fuésemos parte todos de la misma familia", explicó De Nes, que espera por el último integrante: el delantero Tulio de Melo, hoy ausente.
    El estreno del nuevo Chapecoense será el 21 de enero, cuando recibirá en un amistoso al Palmeiras, flamante campeón del fútbol brasileño y último rival al que enfrentó dos días antes de la tragedia. Todo empieza donde terminó.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en