Gobierno de Bolsonaro acusado de nazismo

Atmósfera política crispada de cara a Comisión Investigadora

Jair Bolsonaron comparado con el nazismo (foto: ANSA)
18:13, 03 mayBRASILIARedacción ANSA

(ANSA) - BRASILIA, 03 MAG - El senador opositor Randolfe Rodrigues comparó hoy al gobierno brasileño con el régimen nazi, durante un debate sobre las medidas frente al coronavirus que a partir de mañana se tratarán en una Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) criticada por el presidente Jair Bolsonaro.
    "Había campos de concentración en la Alemania que llevó a los judíos a la masacre, hoy hay una masacre en Brasil, en algún momento la historia va a juzgar quién es responsable de esto, quién pasará a la historia de la misma forma que pasó Hitler", destacó Rodrigues, del partido Red de Sustentabilidad (Red, de centroizquierda).
    Rodrigues fue el impulsor de la CPI sobre la pandemia: "La historia tiene espacio para la honra y la deshonra, cada uno escoge de que lado de la historia quiere quedar", prosiguió.
    La comparación implícita entre Bolsonaro y Hitler está a tono con la atmósfera política que imperaba hoy en Brasilia en vísperas de las audiencias que se realizarán a partir de este martes en el Senado.
    Mañana serán indagados los dos primeros ministros de Salud del gobierno de Bolsonaro, los médicos Henrique Mandetta y Nelson Teich.
    Estas audiencias son esperadas con atención, pero no tanta como la que precede a la sesión del miércoles cuando será interrogado el exministro de Salud Eduardo Pazuello.
    Pazuello, que no tiene formación en medicina, cumplió a rajatabla las orientaciones de Bolsonaro, a diferencia de sus antecesores Mandetta y Teich, que fueron despedidos por tener divergencias.
    El general Pazuello respaldó la postergación de la compra de vacunas, creó un sistema de informaciones que reducía artificialmente la cifra diaria de muertos por el Covid-19 y distribuyó kits con hidroxicloroquina en salas de atención médica, pese a que ese medicamento no se recomienda contra el coronavirus.
    Brasil se ubica en el segundo lugar del ranking mundial de fallecimientos por la dolencia, con 407.775 casos, incluyendo los 1.210 registrados hasta este domingo a la noche.
    Por otra parte ayer se reportaron 28.493 nuevos infectados y la cifra total se elevó a 14.753.983 desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.
    Con respecto al alto número de víctimas, Rodrigues declaró "los cadáveres están allí, el negacionismo hizo que los cadáveres avancen, sería gravísimo si no investigamos quién es responsable" por este cuadro de situación, subrayó el opositor Rodrigues en un debate con el senador oficialista Eduardo Girao.
    La CPI fue criticada por el presidente Bolsonaro, que la comparó con un "carnaval fuera de época" en declaraciones formuladas la semana pasada cuando dijo no tener nada que "temer".
    Bolsonaro repudió que el foco de la CPI se coloque sobre el gobierno nacional y recomendó que el centro de interés sean los supuestos "desvíos" de dinero de los gobiernos estaduales.
    Este lunes el senador Girao se sumó al argumento de Bolsonaro cuando expresó su intención de averiguar si los gobernadores compraron insumos y medicamentos con "sobreprecio" y acusó a la oposición de querer debilitar al gobierno con motivos "pensando" en las elecciones presidenciales de octubre de 2022.
    "Yo defiendo a Brasil, tenemos que actuar con serenidad, no podemos hacer que la CPI sea una anticipación del calendario electoral", declaró el congresista Girao, del derechista partido Podemos.
    Consultado sobre la demora en la compra de vacunas y la oposición del gobierno a las medidas de aislamiento, Girao respondió categóricamente, al decir que el gobierno "trabaja" en serio, sin demagogias.
    Girao dijo que la CPI impulsada por la oposición es "fake", por estar apoyada en argumentos falsos.
    La oposición tiene mayoría en la CPI, que tiene 90 días para elaborar un informe sobre el accionar del gobierno, documento que podría ser base de un hipotético impeachment contra Bolsonaro.
    Mientras la oposición apuesta a que se pueda abrir un proceso contra el presidente, el oficialismo promete que va a "obstruir" las "maniobras" desestabilizadoras.
    En ese sentido el senador Girao dijo hoy que va a luchar por una "CPI de verdad, técnica, sin pirotecnia". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en