Un cártel brasileño con peso internacional

Controla rutas internacionales y tiene gran "poder de fuego"

Una pintada callejera amenazante del Primer Comando de la Capital. Una organización criminal que se expande. Imagen ampliamente difundida en las prensa brasileña.
Una pintada callejera amenazante del Primer Comando de la Capital. Una organización criminal que se expande. Imagen ampliamente difundida en las prensa brasileña. (foto: Ansa)
18:50, 07 novBRASILIAPor Darío Pignotti

   (ANSA) - BRASILIA, 7 NOV - El Primer Comando de la Capital, una organización delictiva surgida en los años 90, se ha convertido en un cártel de proyección internacional cuya expansión es observada con atención por varias agencias internacionales.
    "El Primer Comando de la Capital (PCC) es la organización delictiva que más crece en el mundo", afirmó el procurador Marcio Sergio Christino.
    "El PCC es el primer cártel genuinamente brasileño que ha desarrollado un sofisticado sistema de actuación", añadió Christino.
    Su poder económico creció vertiginosamente en los últimos años debido "a su actuación en una nueva ruta de la cocaína, la que viene de Bolivia, pasa por Paraguay y entra en Brasil", señaló hoy el especialista.
    Una vez ingresada en territorio nacional la droga es enviada "a los puertos para su embarque al exterior o para la venta en el mercado interno".
    El procurador Christino es considerado una autoridad sobre el PCC, dado que lleva años investigando el crimen organizado brasileño así como sus tentáculos internacionales.
    De acuerdo con Naciones Unidas, Brasil dejó de ser un actor de reparto en el tablero mundial del tráfico de drogas, una actividad que suele estar ligada a otros ilícitos.
    Esto es así porque el mercado consumidor de cocaína brasileño es el segundo más rentable del mundo, superado solo por el de Estados Unidos.
    Y, en segundo lugar, Brasil es el país por cuyos puertos pasa el mayor volumen de cocaína con destino al codiciado mercado europeo.
    Por ejemplo esta semana fueron incautadas 1,5 toneladas de cocaína que, al parecer, iban a ser enviadas hacia Europa.
    Un camión con 500 kilogramos de cocaína fue interceptado en la noche del lunes en Vianna, ciudad del interior del estado de Espíritu Santo, en el litoral atlántico brasileño, informó hoy la Policía Caminera Federal.
    Según la Policía todo indica que la droga iba a ser embarcada desde el puerto de Vitoria, capital de Espíritu Santo, y uno de los puntos de envíos clandestinos hacia Europa.
    Los puertos de Vitoria, en la región sureste, y Salvador de Bahia, en el nordeste, están en la mira de los investigadores del tráfico internacional de drogas.
    El puerto de Santos, en el estado de San Pablo, región sureste es el principal punto de salida de drogas hacia Europa.
    El fin de semana pasado una tonelada de cocaína fue secuestrada por la policía en un contenedor del puerto de Santos, desde donde iba a ser enviada al de Anvers, en Bélgica, informaron las autoridades.
    Las actividades en el puerto de Santos están en la mira de Interpol y la agencia estadounidense antidrogas DEA, que están trabajando junto a la Policía Federal brasileña.
    Debido al poder conquistado en los últimos años el PCC ganó interlocución con la mafia italiana y con organizaciones delictivas sudamericanas.
    Si bien su poder de fuego y económico no es comparable con los gigantes del tráfico mexicano y colombiano, el PCC tiene características que los diferencian de aquellos.
    Por ejemplo que sus integrantes son obligados a respetar una lealtad que se basa no sólo en la convivencia material sino también en códigos de honor que mezclan ideas que tienen algún sesgo hasta político. Para ello el PCC ha creado un sinnúmero de "entidades con un sesgo social y emplea un discurso que pretende dar un carácter político al tráfico de drogas", explicó el procurador Christino.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en