Río, patrimonio de la humanidad pero sin recursos

Crisis impide preservar Cristo Redentor

La belleza natural de Río
La belleza natural de Río (foto: ANSA)
14:48, 15 dicBRASILIARedacción ANSA

(ANSA) - BRASILIA, 15 DIC - Naciones Unidas declaró a Río de Janeiro como patrimonio paisajístico cultural de la Humanidad, por sus bellezas naturales y arquitectónicas, pero la Iglesia anuncia falta de recursos para cuidar al Cristo Redentor.
    La región semiselvática de Tijuca, la Bahía de Guanabara y el monumento al Cristo Redentor son algunas de las bellezas por las que Río de Janeiro fue escogida como Ciudad Patrimonio Mundial de la UNESCO, la agencia de la ONU para la educación, la ciencia y la cultura.
    La "Ciudad Maravillosa" es pletórica en bellezas y contradicciones, que se hacen más explícitos con este premio de repercusión internacional.
    Su exhuberancia geográfica y arquitectónica choca con la miseria de las cientos de favelas colgadas en los morros donde viven más de 1,5 millones de cariocas, buena parte de ellos sometidos al poder paralelo del narcotráfico y las "milicias" paramilitares.
    A raíz de las intensas lluvias del miércoles y la madrugada de hoy falleció una mujer de 69 años cuya precaria vivienda fue destruida por el lodazal.
    Lucien Muñoz, representante de la UNESCO en Brasil, comentó que la distinción también tomó en cuenta a las magníficas playas de Copacabana y el antiguo Fuerte de Copacabana, éste último por su valor histórico y arquitectónico.
    "Río de Janeiro es la primera área urbana del mundo que fue reconocida por el valor universal de su paisaje urbano" destacó Katia Borges, la titular del Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN), al agradecer el premio otorgado por la UNESCO.
    Ahora bien, "la conquista de esta distinción" también representa el desafío de saber como y con qué recursos se preserva ese patrimonio, sostuvo Katia Borges.
    La responsable del IPHAN informó que debido a la crisis económica ese instituto no podrá contratar nuevos empleados para reemplazar a los que se jubilarán.
    Esta semana el gobernador de Río de Janeiro se reunió con el presidente Michel Temer a quien le solicitó el socorro del gobierno federal para superar el "estado de calamidad económica" que impera en el Estado.
    Esa falta de recursos también afecta los programas federales y estaduales de mantenimiento de edificios antiguos y museos.
    Peripecias similares enfrenta la Arquidiócesis de Río de Janeiro que lanzó una campaña para recoger donaciones para mantener en buen estado al Cristo Redentor que presenta algunas grietas y filtraciones en su estructura.
    Debido a la crisis la Iglesia dejó de recibir parte del dinero que el gobierno de Río de Janeiro cobra a los visitantes del Cristo erigido en lo alto del cerro Corcovado.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en