El Peronismo vuelve a la Plaza de Mayo con Lula

10/12, por los DDHH y 38 años del regreso a la democracia. También para sumar respaldo

La mística peronista en la emblemática Plaza de Mayo
La mística peronista en la emblemática Plaza de Mayo (foto: ANSA)
13:22, 05 dicBUENOS AIRES Redacción ANSA

(ANSA) - BUENOS AIRES 5 DIC - Tras una dura derrota electoral en las legislativas, el Peronismo, hoy en el gobierno de Argentina con Alberto Fernández como presidente, vuelve a la mística del pasado e intenta una manifestación masiva que le devuelva fortaleza, minimice oposiciones y sume al brasileño Lula Da Silva.
    Máximo Kirchner, hijo del presidente Néstor Kirchner y de la también exmandataria hoy vicepresidenta Cristina Fernández, convocó a marchar el 10 de diciembre con "Alberto, Cristina y Lula" y llamó a "reventar Plaza de Mayo", el emblemático espacio frente a la Casa de Gobierno en Buenos Aires.
    La manifestación ocurrirá en el marco del Día de los Derechos Humanos y cuando se conmemorarán también los 38 años del retorno de la democracia en Argentina.
    Kirchner Junior, presidente del bloque del Frente de Todos (la alianza en el gobierno, centro izquierda) en Diputados, confirmó que habrá una celebración el 10 de diciembre, también porque se cumplen dos años de la asunción de Alberto Fernández en el Gobierno.
    Se anunció la participación de expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien junto a los Kirchner, el venezolano Hugo Chávez, el boliviano Evo Morales y el ecuatoriano Rafael Correa supieron consolidar décadas atrás un polo socialista en América del Sur.
    "Hay que reventar en serio la Plaza. Ese día invito al pueblo argentino a que abrace a alguien que como Cristina sufrió la persecución judicial y que volverá a ser presidente del Brasil",dijo Máximo Kirchner en referencia al fundador del Partido de los Trabajadores (PT), con reverdecidas aspiraciones presidenciales.
    "En esta situación de una enfermedad que afectó al país y al mundo (por la pandemia de Covid-19, NDR), uno esperaba mayor madurez de las fuerzas políticas y de los medios de comunicación",amplió.
    "Hoy que pueden salir no salen, solo cuando teníamos más de quince mil contagios y los médicos se debatían entre la vida y la muerte de nuestro pueblo salían. Hay cosas que no se pueden hacer pensando si te van a votar o no. Y lo que hicimos fue cuidar a nuestra gente", expresó en relación a las marchas de l la oposición en los momentos más críticos de la peste.
    Argentina vive hoy una baja incidencia del Covid-19, con fronteras abiertas y casi sin restricciones ante la llegada del verano, aunque está alerta por la presencia de la variante Omicron, que ya afecta a Brasil y Chile, naciones fronterizas.
    "La política se hace con la gente no en los párrafos de un artículo de un medio de comunicación. Se hace con los vecinos y vecinas, en las calles", afirmó el hijo de los presidente Kirchner y directo mensaje a la oposición, pero también filas adentro.
    Actualmente el gobierno argentino busca apoyo en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y tras un duro revés en las urnas el 14 de noviembre, que igualmente fue festejado por el oficialismo como un triunfo, porque tuvo un impacto menor que en las internas abiertas (PASO), la Plaza de Mayo puede avivar los respaldos que no aparecen en los sondeos.
    Argentina tendrá elecciones presidenciales en octubre de 2023 y el Peronismo comienza a trabajar en un plan de continuidad, mientras la oposición (la alianza Juntos) sueña con volver a ser gobierno, tras la pálida experiencia con el presidente Mauricio Macri, que gobernó entre 2015 y 2019.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en