La foto y la novia del vocero

Comedia de enredos, ansias de poder y crisis institucional

La controvertida fotografía del cumpleaños de la primera dama argentina. Imagen de las redes sociales
La controvertida fotografía del cumpleaños de la primera dama argentina. Imagen de las redes sociales (foto: Ansa)
18:37, 17 sepBUENOS AIRES Por Alejandro Di Giacomo

(ANSA) - BUENOS AIRES 17 SEPT - Las horas de zozobra política que viva Argentina en estos días, con el enfrentamiento entre el presidente Alberto Fernández y su vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se enlazan con una incómoda foto del cumpleaños de la primera dama y con una periodista que fue "muy cercana" al vocero presidencial e hizo públicas "intimidades de estado".
    De hecho, la resonante fotografía del cumpleaños de Fabiola Yáñez, la compañera del presidente, en una celebración hecha en una sede de gobierno en momentos en que regían duras disposiciones por la pandemia que prohibían las reuniones, mucho influyó en el catastrófico resultado electoral de la alianza gobernante en las internas abiertas (PASO) del domingo.
    Esas elecciones, de cara a las legislativas de noviembre, se convirtieron en un plebiscito a la gestión del presidente Fernández, y mostraron un duro portazo de la ciudadanía contra el oficialismo.
    Pero la foto del escándalo adquirió publicidad a partir de la revelación de la periodista Guadalupe Vázquez, que según informaciones de varios medios de prensa locales -entre ellos el portal Realpolitik o la revista Paparazzi-, mantuvo una relación Juan Pablo Biondi, quien ocupa el cargo de Secretario de Comunicación y Prensa de la Nación.
    Encima, Vázquez divulgó esa delicada información a través del canal de televisión La Nación Más, un medio que según el oficialismo cuenta con el soporte económico del expresidente Mauricio Macri, quien lo desmiente con determinación.
    La relación entre Vázquez y Biondi no duró demasiado.
    "Biondi fue presionado para ponerle fin, ya que la periodista no dejaba de incrementar su bombardeo contra el gobierno de Alberto Fernández", escribió Realpolitik.
    "No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político", bramó ayer en su carta abierta la vicepresidenta Cristina de Kirchner.
    Y directamente apuntó a Biondi. "A propósito de la categoría de funcionarios que no funcionan, el vocero presidencial escaparía a esa clasificación. Un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio", lanzó viuda de Néstor Kirchner y jefa del Senado.
    Alberto Fernández intentaba rearmar esta misma tarde su gabinete de gobierno, luego de que los ministros y funcionarios que responden a Cristina Kirchner pusieran su renuncia a disposición, un feroz mecanismo de presión en medio de una crisis política inusitada, en un país con su economía hecha trizas.
    El rearmado podría dejar fuera de los puestos clave a los leales a la jefa del Senado, lo que representaría una nítida señal de ruptura de la alianza oficialista, que muchos intentaban evitar con agitadas gestiones entre uno y otro bando, los "albertistas" del presidente y los "kirchneristas", el ala dura del peronismo.
    Los medios se preguntaba, entre muchas incertidumbres y vacilaciones, si Biondi sería confirmado en su cargo o si nacería una nueva estrategia de comunicación en el machucado gobierno. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en