Quiebre político en la alianza gobernante

Ministros ponen renuncia a disposición tras debacle electoral

El presidente de Argentina, Alberto Fernández (izquierda) y el ministro de Economía, Martín Guzmán (derecha).
El presidente de Argentina, Alberto Fernández (izquierda) y el ministro de Economía, Martín Guzmán (derecha). (foto: Ansa)
17:37, 15 sepBUENOS AIRES 15 SEPT - La alianza peronista en el gobierno nacionalRedacción ANSA

(ANSA) - BUENOS AIRES 15 SEPT - La alianza peronista en el gobierno nacional, el Frente de Todos (centro-izquierda), pareció caer hoy en un abismo luego de que los ministros y funcionarios cercanos a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner pusieron su renuncia a disposición del presidente Alberto Fernández, tras la brutal derrota en las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO).
    El ministro de Interior, Eduardo "Wado" de Pedro fue el primero en mostrar su decisión de dimitir y tras él se encolumnaron sus pares de Justicia, Martín Soria, de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, la titular del PAMI (obra social de jubilados), Luana Volnovich y la titular de Anses (ente de seguridad social), Fernanda Raverta, entre otros.
    Esas decisiones, según el periódico Ambito -cercano al gobierno- evidencian las dos posturas que subyacen por estas horas en la coalición oficialista. La del kirchnerismo (enarbolado por Cristina Fernández) que impulsa una aceleración de las medidas económicas a modo de gesto político tras la derrota electoral y pide cambios en el gabinete nacional, fundamentalmente en el equipo económico, encabezado por el ministro Martín Guzmán.
    En tanto, el sector que encabeza el presidente Alberto Fernández insiste con mantener el gabinete hasta las legislativas del 14 de noviembre, porque una modificación sería interpretada como un signo de "debilidad".
    Un tercer bloque dentro de la alianza gobernante lo integra el Frente Renovador, que encabeza el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, cuyos representantes en el gobierno también podrían presentar su renuncia en las próximas horas.
    Algunas versiones periodísticas señalan a Massa -quien tiempo atrás estuvo cerca de sumarse a las filas del partido del expresidente liberal Mauricio Macri- como posible nuevo jefe de Gabinete.
    El opositor Clarín no dudó en titular hoy en su portal web "fractura en el gobierno". "Alberto Fernández y Cristina Kirchner se reunieron este martes en la intimidad de la Quinta de Olivos. Pero no hubo paz. Es que el encuentro, lejos de apaciguar las aguas, acrecentó las diferencias internas que se visibilizaron este miércoles con un aluvión de renuncias a disposición", escribió el periódico.
    La Nación tampoco lo dudó y tituló "ultimátum kirchnerista", al tiempo que evaluó la maniobra de renuncias como "un planteo conjunto y sorpresivo a Alberto Fernández".
    "Esto es más presión para el presidente. Muchos ministros que responden a él renunciaron el lunes, algunos hasta por escrito, pero esas decisiones quedaron puertas adentro. Nadie lo supo. Esto de hoy, de poner la renuncia a disposición y anunciarlo a viva voz, claramente busca condicionar", dijo a ANSA un cercano colaborador del presidente, avalando las lecturas dela prensa.
    En Wall Street, las acciones y títulos argentinos perdían hasta 9%, con mayor impacto para los papeles del sector energético y los bancos, que habían sido los de mayor recuperación en las semanas anteriores.
    El analista bursátil Jorge Fedio, dijo a Infobae que "el Gobierno tiene que parar la pelota, porque se desordenó la política y entonces, en esa histeria, los mercados se vuelven locos, y se vuelve loco el dólar", que podría dispararse según experimentados observadores de la plaza financiera.
    El kirchnerismo apunta al ministro de Economía Guzmán, quien hoy salió a respaldar la gestión del presidente, el cual busca retenerlo en su cargo. Argentina encara una delicada negociación de la deuda externa con el FMI y vive un feroz proceso inflacionario (45% anual según algunas consultoras privadas), mientras el 42% de la población está en niveles de pobreza, según datos oficiales.
    A eso se suma la pandemia de Covid, que profundizó la crisis, y algunas resonantes acciones del gobierno que causaron irritación popular, como la fotografía que mostró festejos de cumpleaños de la primera dama Fabiola Yañez violando protocolos estrictos de la peste.
    Los resultados de las elecciones internas del último domingo mostraron una dura derrota del Frente de Todos en todo el país, con un resultado negativo en 17 de los 23 territorios y un distrito federal, incluida la provincia de Buenos Aires, donde el peronismo no suele perder.
    La oposición se relame la victoria en las legislativas de noviembre y sueña con otro éxito en las presidenciales de dentro de dos años, mientras no deja de cargar contra el oficialismo y agitar fantasmas.
    "El intento de vaciar al presidente es un golpe de Estado", afirmó con su usual crudeza hoy la ex legisladora opositora Elisa Carrió. "Esto ya venía mal de origen, porque Cristina Kirchner, la vice, fue la que eligió al presidente. Un vicepresidente no puede ser el jefe de la oposición", completó la referente de Juntos por el Cambio, la fuerza política que llevó a Macri al gobierno en 2015 y sueña con un regreso triunfal en octubre de 2023, aún sin definir a su máximo candidato. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en