La Asamblea Nacional en riesgo de extinción

Escalada represiva continúa tras hechos del 30 de abril

El pleno de la Asamblea Nacional de Venezuela (foto: ANSA)
17:36, 11 mayCARACASPor Milagros Rodríguez

   (ANSA) - CARACAS, 12 MAY - Venezuela ofrece un sábado con nuevas protestas en las calles contra Nicolás Maduro, aunque la opositora Asamblea Nacional está cada vez más en peligro de fragmentación con legisladores en fuga ante el riesgo de ser encarcelados.
    La acción que encabezó Juan Guaido, jefe del Parlamento y reconocido por más de 50 países como presidente interino, junto al líder Leopoldo López y un reducido grupo de militares en Caracas, llevó l Tribunal Supremo de Justicia a acusar a 10 diputados de traición a la patria, por haber apoyado los hechos.
    La Asamblea Constituyente de mayoría chavista les retiró el fuero parlamentario y desató una verdadera corrida.
    Por ahora, la acción que Guaidó enmarcó dentro de la fase final de la Operación Libertad para el cese definitivo de Maduro en la Presidencia, pero a su vez es denunciada por el mandatario en ejercicio como un "golpe de Estado" y ha dejado al Legislativo opositor diezmado por la persecución política.
    Y, además, con un saldo, hasta ahora, de un diputado detenido, Edgar Zambrano, primer vicepresidente del Parlamento; dos, -Américo de Grazia y Mariela Magallanes-, refugiados en la embajada de Italia en Caracas; otro, -Richard Blanco-, en la de Argentina, y varias casas de parlamentarios y dirigentes opositores marcadas en las paredes con mensajes en los que se lee "vamos por ti", atribuidos a los "colectivos armados" afectos a Maduro.
    Conformada por 187 escaños, de los cuales 112 ganó la oposición en las parlamentarias del 2015, al derrotar por primera vez en 16 años al chavismo que obtuvo solo 55 puestos, la Asamblea Nacional quedó atrapada en el centro del conflicto político.
    Durante el primer periodo bajo el control de la oposición fue declarada en desacato por el Tribunal Supremo al juramentar a tres diputados del estado Amazonas acusados de presuntos delitos electorales y de 112 diputados pasó a 109.
    Desde entonces todas las leyes aprobadas desde 2016 fueron declaradas "nulas de toda nulidad" por el máximo ente judicial.
    Asimismo, fue despojada de su presupuesto, y en más de una ocasión blanco de ataques de los "colectivos" que "incluso a "tiros" y con palos, tubos, y cuchillos asaltaron la sede parlamentaria, como el 5 de julio de 2017, día de la independencia de Venezuela, que dejó 5 diputados y 7 trabajadores heridos.
    Pese a ello, los diputados opositores comparten la misma sede con la Constituyente chavista que convocó Maduro para aplacar las protestas antigubernamentales que durante ese año y por espacio de cuatro meses estremecieron al país y dejaron más de 100 muertos.
    En paralelo, continuó el asedio, al punto que de los 109 diputados cerca de 31, 24 principales y 7 suplentes, se encuentran presos, refugiados en embajadas, en el exilio o perseguidos por el gobierno.
    Entre los detenidos, además de Zambrano que es el más reciente, está también Gilber Caro, detenido en 2017 y liberado en el 2018, pero que ahora está desaparecido desde el 26 de abril de 2019.
    Así como Roberto Marrero, jefe del despacho de Guaidó, detenido el pasado mes de marzo, acusado de ser miembro de una "célula terrorista".
    Igualmente, Juan Requesens, preso desde agosto de 2018 tras ser acusado del magnicidio que con artefactos explosivos se perpetró contra Maduro, del cual salió ileso.
    Mientras que entre los refugiados en embajadas se incluye a Freddy Guevara y entre los exiliados a Julio Borges, ex jefe del Parlamento, e incluso a un disidente del chavismo, Germán Ferrer, esposo de Luis Ortega Díaz, fiscal general destituida por la Constituyente. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA