País en tinieblas, apagón histórico

Maduro responsabiliza a EEUU. Washington habla de su inoperancia

Caracas a oscuras, colapso de la energía eléctrica en la mayoría de los estados venezolanos
Caracas a oscuras, colapso de la energía eléctrica en la mayoría de los estados venezolanos (foto: ANSA)
17:13, 08 marCARACASRedacción ANSA

   (ANSA) - CARACAS, 8 MAR - A la feroz crisis venezolana se sumó ahora un masivo corte de la energía eléctrica, que mantenía a casi todos los estados del país a oscuras, una situación que el presidente Nicolás Maduro denunció como un "sabotaje".
    El corte de energía que superaba las 20 horas no tiene antecedentes en Venezuela, y casi tampoco en el mundo.
    Maduro "ha suspendido las clases y jornadas laborales el día de hoy, en aras de facilitar los trabajos y esfuerzos para la recuperación del servicio eléctrico en el país, víctima de la guerra eléctrica imperial!", escribió la vicepresidenta Delcy Rodríguez en su cuenta de Twitter.
    El ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, denunció que se trató de un "acto de sabotaje" con intención criminal de "aquellos que persisten en sus deseos de dañar al pueblo venezolano".
    Lo cierto es que los cortes de energía eléctrica se han vuelto frecuentes en un país que enfrenta cinco años de recesión con hiperinflación y deterioro en la calidad de los servicios públicos.
    "La guerra eléctrica anunciada y dirigida por el imperialismo estadounidense en contra de nuestro pueblo será derrotada. Nada ni nadie podrá vencer al pueblo de Bolívar y Chávez. Máxima unidad de los patriotas!", escribió en Twitter Maduro el jueves a la noche.
    El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, se refirió al incidente con un sarcástico mensaje en Twitter: "No hay comida. No hay medicinas. Ahora no hay electricidad. Lo próximo, no habrá Maduro".
    El líder Asamblea Nacional y autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, informó esta noche que se encontraba en un recorrido por varias zonas de Caracas, a propósito del apagón.
    Se confesó preocupado por las personas que "están con dificultades para llegar a su casa"; así como por el hecho de "la comida que empieza a descomponerse", además de los riesgos para "los hospitalizados" por la "falta de la energía eléctrica".
    También llamó a la calma.
    El caos, según la prensa, era casi total en todo el país: hospitales colapsados, vuelos cancelados desde el aeropuerto internacional Simón Bolívar y de las principales urbes, calles desoladas y escuelas y oficinas públicas cerradas.
    Sin embargo, la televisora estatal VTV informó este viernes que parte de la energía se ha restaurado sin proporcionar números o ubicaciones específicas sobre la recuperación de la energía.
    Los equipos de CNN precisaron que el metro y la mayoría de las empresas y estaciones de servicio en Caracas están cerradas, y la gente está haciendo filas en los arroyos para obtener agua.
    La corriente se cortó en Caracas a las 16.50 locales (20.50 GMT) del jueves, provocando el colapso del tráfico debido al desalojo del metro y fallas con los semáforos. Miles de personas caminaron varios kilómetros tras salir de sus trabajos, en una nueva epopeya para los sufridos habitantes de una ciudad colapsada.
    La vicepresidenta Rodríguez anunció el jueves la suspensión de las clases y de la jornada de trabajo en todo el país por el apagón eléctrico que afecta a buena parte del territorio nacional.
    "Lamentablemente sufrimos la perturbación de un ataque tecnológico. Este acto de sabotaje eléctrico cometido por la oposición, por la derecha extremista venezolana, siguiendo instrucciones y en complicidad con poderes imperiales, ha motivado que el Jefe de Estado, el presidente Nicolás Maduro, haya decidido por el día de hoy suspender las clases y las jornadas laborables", dijo Delcy Rodríguez.
    Además, anoche se suspendió un partido entre el Deportivo Lara, de Venezuela, y el Emelec de Ecuador, por el Grupo B de la Copa Libertadores, en la ciudad de Barquisimeto. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA