Maduro, apagón y resistencia

Rechazó plan del Grupo de Contacto de la UE

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro (foto: ANSA)
19:41, 08 febCARACASRedacción ANSA

(ANSA) - CARACAS, 8 FEB – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afectado por un breve apagón, aseveró hoy que impedirá el "show" de la ayuda humanitaria "falsa" enviada por Estados Unidos y gestionada por Juan Guaidó, jefe del Parlamento y autojuramentado presidente interino, porque "no somos mendigos".
    "Venezuela no va a permitir el show de la ayuda humanitaria falsa. Venezuela no está en ninguna crisis humanitaria fabricada desde Washington, desde hace 4 años, ese es el expediente que completa la intervención y nos plantamos a rechazar ese show.
    Venezuela no es mendigo", enfatizó durante una rueda de prensa en Caracas.
    El mandatario pidió que esos alimentos y medicinas se los envíen al pueblo de Cúcuta que tiene "40% de desempleados, 70% de pobreza, y 30% de miseria extrema".
    Además, sostuvo que si quieren ayudar a Venezuela "liberen el dinero que tienen bloqueado" para poder comprar medicinas y alimentos para el pueblo.
    "Es un juego macabro, los apretamos por el cuello y les hacemos pedir migajas por el perdón", agregó.
    Maduro afirmó que su gobierno tiene la capacidad para atender las necesidades de la población y advirtió que si la ayuda llegase a ingresar sin su permiso tomará las acciones legales al respecto.
    Durante sus palabras afirmó que "estamos en una gran defensa por la democracia, la soberanía y el derecho a la paz" que están siendo "agredidas permanentes".
    "La democracia, tratando de imponer por encima de la Constitución con fórmulas que no están contenidas en ella, un gobierno dual, paralelo, fantasmagórico", dijo en referencia a Guaidó quien se autojuramentó el pasado 23 de enero por considerar que Maduro "usurpa" la Presidencia.
    Asimismo, dijo que la soberanía está "tratando de ser vulnerada con un show, llamado operación humanitaria y la paz amenazada por el gobierno de Donald Trump, quien ha ratificado el pasado domingo, su amenaza de invasión militar contra Venezuela".
    Por otra parte, Maduro saludó el Mecanismo de Montevideo propuesto por Uruguay y México, pero criticó las propuestas del Grupo de Contacto de la Unión Europea (UE).
    "No estamos de acuerdo con el contenido del documento, rechazamos la ideologización, la parcialización del Grupo de Contacto, pero estoy listo para recibir a cualquier enviado y establecer cualquier tipo de contacto", indicó.
    El mandatario se quejó de que la UE y la alta comisionada para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, están "sordos ante la verdad de una revolución con 20 años de patrimonio democrático" y les advirtió que están "condenados al fracaso" porque solo escuchan y obedecen a la "extrema derecha venezolana".
    "Solo pedimos a la Unión Europea una oportunidad a la paz al dialogo y que nos escuchen", dijo.
    Maduro reiteró su decisión de dialogar, pero remarcó que las conversaciones tienen que ser "con agenda abierta, no para imponer condiciones a un país".
    Además, destacó que el Estado está funcionado y que "aquí quien está perturbando a Venezuela es un solo poder (Legislativo) y eso se va a resolver con elecciones".
    "Quiero ver al pueblo votando y eligiendo una nueva Asamblea Nacional", dijo tras advertir que el que genere violencia la justicia le llegará.
    La conferencia del mandatario se vio afectada en dos ocasiones por un apagón que afectó a varias zonas de Caracas.
    Las fallas en el servicio eléctrico se registra a menudo en el país, pero el gobierno suele atribuirlos a un "golpe eléctrico "por parte de la "ultraderecha" para "desestabilizar y generar violencia", y a su vez sus adversarios afirman que son producto de la falta de mantenimiento y de inversión en el sector eléctrico venezolano.
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en