Crece turismo receptivo, Buenos Aires competitiva

El obelisco en el centro de Buenos Aires
El obelisco en el centro de Buenos Aires (foto: ANSA)
09:39, 22 mayBUENOS AIRESRedacción ANSA

(ANSA) - BUENOS AIRES, 22 MAY - La fuerte devaluación del dólar en los últimos meses invirtió en 2019 una tendencia de años del turismo en Argentina, con un aumento de las llegadas de viajeros desde el exterior y una disminución de los argentinos que viajan a destinos fuera de sus fronteras.
    Entre enero de 2018 y enero de 2019, la baja del turismo emisivo fue del 20%, en tanto en febrero de esos mismos años fue del 15%. Simultáneamente, el ingreso de turistas no residentes por vía aérea aumentaba 25,7% y 18,7%, según datos dados a conocer por el observatorio de tendencias turísticas OEA-TUR en el reciente congreso nacional de la federación de agentes de viajes (Faevyt), realizado en la turística localidad costera de Mar del Plata.
    El mayor ingreso de los arribos se registra desde Brasil, una fuente tradicional de visitantes hacia la Argentina. Sin embargo, tanto la Argentina como el resto de América Latina siguen quedando relegadas en los flujos turísticos globales, que se concentran en Asia, Norteamérica, Europa y el Golfo. Al mismo tiempo, Buenos Aires -que supo estar considerada entre las ciudades más costosas del mundo- se volvió más competitiva, como destacó el analista Pablo Singerman: esto se debe a que la devaluación del peso argentino "mejoró" para los turistas los precios considerados en dólares. Hoy día, Tokio, Madrid, París, Sidney y Toronto son las ciudades con la canasta turística en dólares más cara del mundo.
    En América Latina las más costosas son Ciudad de México, Quito, Santiago de Chile, Montevideo y San Pablo, de los puestos 13 al 17, mientras la capital argentina se ubica en el puesto 22.
    El problema sin embargo para el turismo receptivo es que la competitividad porteña es solo pasajera debido al rápido aumento de precios (la inflación interanual abril 2018-abril 2019 en la Argentina superó el 55%).
    Mientras tanto, cuando se trata de salir del país en busca de nuevos destinos, "sol y playa" es el rubro más vendido por las agencias argentinas, aunque el turismo cultural es el que registra un mayor crecimiento desde el año pasado. Durante el congreso los agentes de viajes analizaron las estadísticas del sector turístico y el futuro de la actividad.
    Según el analista Guillermo Kohan, el turismo -junto con el sector energético y el agroindustrial- son actualmente los más optimistas del país, que atraviesa una marcada crisis económica.
    En ese contexto, crece la expectativa por la modificación de las normas que rigen la actividad, desactualizadas después de varios años de globalización del mercado y la aparición de Internet pisando fuerte como canal de comercialización.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en